Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

jueves, 13 de febrero de 2014

Viento Sol

       







           Viento y sol siento viendo a la señorita que corre sola hasta la torre. Y si no hay mañana más acá será porque tendré que buscarla más allá de la persiana, más allá del mañana...
           Entonces el viento arrastra al pasto como todo un sentimiento de perfumes, flores e ilusiones que duermen en la vereda esperando una moneda. Y así penando despiertan las canciones, la arboleda y esas malditas rejas defendidas por las viejas de patas desparejas.
             Corazón de lata, hojas de plata y cerebro de hojalata se figuran en la crítica barata de esa puta rata. ¿Por qué será que sólo yo veo eso distinto? Casi un arbolito, casi una plantita, con sus pétalos y sus brotes cuan primavera tardía. No entiendo. ¿Por qué habrían de cortarte, por qué habrían de olvidarte? Más les valdría contemplarte pero son tontos, necios; tipos sin arte y así han de arrancarte para luego tirarte en cualquier parte sin que yo pueda lamentarte.
             Si me siento en este banco es porque siento que me la banco mano a mano pues no soy manco ni peruano (soy blanco y aguanto y como dijo Fulano, "agárramela con la mano"). Cosas que se dicen. Como ver morir mi tarde frente al lago como un vago. Puro horizonte, puro gris. Aunque llueva debo quedarme junto al palo borracho para olvidar como borracho las bellas violetas que en noviembre da el jacarandá. De fondo observo el barro, la morocha en calza, el perro blanco, el perro negro, la perra en calza, ¡ah, ya la nombré!
               Pastizales, piedras, ramas y se va, se va, se va y lleva un beso que se eleva para Edén de alguna Eva o Adán de cualquier otro paraíso. Es nada. De pronto sopla el Sur bravío, recula el Norte cagón y canta el pájaro para consuelo de Villa Riachuelo, de la esquina verde de la ciudad de mi soledad. Algunas nubes, algunas lagunas y un celeste fijo que se adueña de la tarde postrera de desprolijo lastre (digo "postrera" por ser última y no porque hable de postres).
           Vacío, pesimismo esperanzado y tipos y tipas que degradan la Patria por un mísero chorizo. ¿Qué quedó de la Argentina que ya ni canta ni camina? "No hay, no hay". Siempre me gustó decir "no hay, no hay".¡ Malditas esas tipas que me revuelven las tripas! ¡Yo les revolvería el guiso con mi tripa gorda! ¡Oh barriobajeras, novias del bajo fondo y gargantas sin fondo! Sectas de ladrones, a esos tipos los destripo...
             No vayan a creer que todo esto va en serio. Es pura ironía, es burla y escarnio de mí mismo. Pero sepan que vi a un hermoso colibrí tal como ahora veo al benteveo. ¡Ay bellas criaturas de Dios! ¡Es todo tan increíble! El verdadero milagro de la vida es que podamos creer en milagros a pesar de estar inmersos en este mundo de mentiras e incredulidad.
               Viendo la flor del ceibo recuerdo mi niñez en la cual hacía palitos con nuestra florcita nacional. ¡Tanta Patria por todas partes! Por mucho que los sionistas y los yanquis se afanen por llenarnos de torres no podrán matar el sentimiento criollo de Buenos Aires. No, no, pibe no...
                 Atardecer del 24 de enero del año del Señor 2014. Hace frío. Este fue el enero más caluroso en más de medio siglo y, sin embargo, hay un hermoso fresco luego de tanto calor africano, de tanto calor inhumano.
                   Quiero reírme de mí mismo antes de que me afrenten los putos difusores del Comunismo. Me dicen que soy un otario pero yo soy un vero proletario y aunque no tenga un mango y aunque a pan y agua me mantenga, viendo volar al chimango olvido todas mis penas. ¡Oh sangre española en mis venas! Acá no hay trapo rojo, a las zurdas me las cojo...
                Veo asombrado el rojo fosforescente que brilla sobre los edificios de esta villa. Lugano, lugar de mi vagar. ¿Alguna vez vieron las luces rojas contra el cielo? Yo las estoy viendo...
                Veo la torre 11, la 10, la 8. No te veo a vos, bonita, pero veo a las gigantes de Lugano 1 y 2. Dios, barrio de Dios. ¿Qué será de este rincón postergado del Sur? No sé. Pero puedo decir que el gris ganó en el firmamento y que pronto perderá ante el negro de la noche (¿o será la noche del negro que te violará sin piedad?).
                 No hay que contentarse con lo que sobra pero tampoco hay que ir con la que cobra. La que tiene lengua de cobra es una puta enemiga de la cruz. Que siga su ruta. Yo acá, frente a la luz del Metrobus del Sur, casi acabo mi obra (pienso en otras formas de acabar pero creo que son mejores estos polvos de tinta que aquellas insensatas pasiones perfumadas de encierro en pensiones con impronta de entierro).
                 ¿Lloverá o no lloverá? El panorama se está volviendo más oscuro que nuestro futuro. La noche y el frío me están derrotando en el Parque de las Victorias. No puedo escribir más. Sólo puedo decir que me amás. No sé quién serás pero sé que hay una dama que me ama. ¿Serás vos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario