Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

sábado, 20 de mayo de 2017

Las noches



  Deseo de vivir otros cuentos, de observarse junto al estanque de estereotipos; el querer apuntar con la linterna pero sin riesgo de involucrarse con los ojos de algunadies. El miedo de levantarse al día siguiente y darse cuenta de que no hubo noche ni sueño sino un coma inducido por las fatigas impuestas. La impotencia de que no exista magia que te salve de ser vos. Ahí estás, en ese remolino de errores y de pasión sin sábado ni Cristo.

Tuiyo



Ta, ta, ta;
té, té, té;
ti, ti, ti;
to, to, to;
tú, tú, tú;
yo, yo, yo.

Inseguridad en Lugano



  A continuación, comparto una serie de textos que subí en referencia a un intento de robo que padecí en los últimos días. 

1) Recién me salvé de milagro de que me maten. Lugano 1 y 2 de noche es tierra de nadie, otra vez. Gracias, Macri. Gracias también a Rodríguez Berreta. Tanto traspaso de la policía en vano. Bueno, volvía de la facu y me bajé del 141 en el mismo lugar de siempre: Soldado de la Frontera casi Roca. Escuché que de atrás venía una moto, del lado de Coto para los que conocen. El caballo de metal iba a una velocidad infernal. El jinete y su acompañante se dispusieron hacia mí. Anticipé la jugada: caminé unos metros por adentro del boulevard, como yendo hacia la mano contraria. Ruido más ruido: ¡ñum, ñum, ñum! Tuercen hacia la derecha, calle Racedo. Hacen cincuenta metros pero vuelven por la misma a contramano. Yo los sentí venir pero cuando miré, tenía a los dos cacos frente a mí. Se detuvieron menos de un segundo, casi en el momento en que iba a perderme en la curva de fondo de los monoblocks. Creí que el ladri de la parte de atrás iba a sacar un arma para dispararme una bala mortal al pecho. Sin embargo, convenció al chófer para seguir en su raid satánico. Me costó entender su media lengua de víbora pero intuí algo así como un "¡no puedo!" o semejante. A pesar del casco, creo saber quién es. A su vez, si es el personaje que imagino, me conoce bien. Es un pibe pesado, que ha matado dos o tres veces, que estuvo preso. Un tesoro de la "década ganada". Nos criamos en el mismo lugar, fuimos a la misma escuela, tuvimos la misma suerte. La diferencia es que mi superioridad moral me mantuvo lejos de la mala vida. No puedo escribir mucho. Fueron menos de diez segundos en los que podría haber resultado gravemente herido. Lo peor de todo es que luego de que los motochorros se fueran, empezaron a sonar fuerte los silbidos: es un código del barrio por el cual se comunican entre sí los pandilleros. Si estás adentro del "Uno y Dos" y sentís el "fi, fi, fi", es porque sos boleta, amigo. Te la van a dar. Cien metros más adelante, encaré para mi casa y volví a ver al Ghost Rider de la Comuna 8: estaba rodeado de ocho tumbas que te tumban y que te mandan a la tumba, machos malos que te cagan a palos, machos locos que te matan poco a poco. Suena raro pero no pasó nada pese a su evidente superioridad númerica en contraste a mi solitaria humanidad. Entiendo que me reconocieron o que supieron, por mi aspecto paupérrimo, que poca cosa podrían obtener de mí. Demasiadas palabras. Lo importante es darle gracias al Señor y a la Santa Virgen por estar vivo, siempre con fe, con esperanza, combatiendo al capital de los pibes que usan marca Nike. Les digo algo: ningún negrito me va a matar, ni en Buenos Aires ni en la Provincia de Santa Fe. Cuando me llegue la hora, será un árabe o un inglés el que me mande a ver a Jesús, mi amigazo. Humillante es que te mate uno de estos mequetrefes amparados por los Derechos Humanos, la izquierda, el kirchnerismo y la inoperancia del macrismo.


2) Quiero contar otro episodio de la maldita inseguridad en Lugano 1 y 2, en los tiempos del falso derechista de Macri: domingo por la noche, cerca de las 23 horas, volvía con un triste amigo bostero de la zona de Piedrabuena, bravo barrio de monoblocks pegado a Ciudad Oculta y otras villas peligrosas. Obviamente, íbamos a pie. Los colectivos no transitan por esas zonas en horas sin sol. Pasamos al ladito de la Inta, donde la otra vez se suicidó el chorrito cagón que había afanado un BMW en Flores, el mismo pibe en cuyo honor un "alto negro cumbiero" disparó al aire. Bueno, ingresamos por Soldado de la Frontera, cerca de la Comisaría 52. Sonó el temible "fi, fi, fi". El chiflido es siempre mala señal en "Uno y Dos". Miré hacia mi derecha y, en medio de las galerías y las columnas que sostienen las entradas de los edificios despintados, un pibe chorro pasó corriendo a toda velocidad y manoteó su lado derecho como si tuviera un arma. Varios prefectos bajaron de la camioneta pistola en mano y fueron tras él. Un poco lentos, bastante entraditos en carnes los amigos de Aquaman. No sé si luego pudieron aprehender al amigacho de Satán pero sí vi que rodearon un Fiat Palio negro. Comenzaron a requisar con linternas. Creo que el vehículo tenía pedido de captura. Fue todo muy rápido, muy raro.

3) Ah, les cuento el tercer y último hecho de inseguridad que he padecido en las últimas 24 horas, cuan si mi vida fuera una serie de acción. Tenía que levantarme a las siete de la mañana de este lunes que pasó para ir a trabajar. Como amo mi trabajo y me genera ansiedad y entusiasmo, estaba despierto desde las seis. No podía dormir. Intentaba y daba vueltas pero nada. Tampoco quería salir antes de la camita. Pero los idilios con la almohada duran menos que el amor de una novia: escuché tres disparos y oí sirenas de patrulleros. Me dirigí a la ventana lleno de curiosidad y vi móviles de Prefectura y Policía de la Ciudad y dos motitos de los aquamanes. No entendí bien qué pasó. Minutos después, vislumbré a los chacalazos de la ley bien de cerca porque fui a tomar el colectivo para empezar mi día. Por lo menos el quilombo se dio antes de que yo saliera. Sin embargo, como han podido leer en mi Muro de los Lamentos, a la noche habría de sufrir un percance mandado por Satán, mi enemigo eterno...


4) Si me toca un tiro, quiero que sea a la cabeza o al pecho. Me gustaría morir ahí, que se acabe todo y que Dios me reciba con misericordia del otro lado. Mi mayor temor es recibir un disparo en la espalda y quedar en silla de ruedas. Mi madre es enfermera de un hospital de rehabilitación, donde hay varios que terminaron postrados por armas de fuego, tanto ladrones heridos por la policía como víctimas de la inseguridad. No quiero terminar así yo, que tanto amo salir a correr y a caminar, que disfruto de cada paso que doy como si fuera un niño que recién se echa a andar el mundo.


5) Luego de haber leído todos los últimos posteos en los que hablo sobre tres hechos de inseguridad que padecí en las últimas 24 horas, deseo que puedan comprender más y mejor mi forma de ser: siempre fui consciente de la brevedad de la vida y del absurdo del mundo. Por eso mismo, y del mismo modo en que siempre lo hice, seguiré viviendo lleno de felicidad, sin límites burgueses ni moralina de fariseos. Creo que originalmente lo dijo Sandro, luego lo citó mi amigo Daniel Scioli: "Puedo perder la vida pero la vida no me la pierdo". Desconozco el autor de frase tan maravillosa. Lo importante es ese mensaje hermoso y vivo de emoción. Nunca me importó la opinión ajena: me cago en lo que dice mi familia y los que se dicen mis amigos. Me da igual ser la oveja negra. Yo voy a seguir diciendo todo lo que pienso, con la verdad para adelante. Quien quiera oír, que oiga. Si me gusta una chica que vi por ahí, lo voy a gritar a los cuatro vientos. Y si me explotan los huevos por una mujer que pasó por allá a lo lejos, también lo voy a lanzar al fuego del aire. Ahora sí, totalmente recargado y políticamente incorrecto hasta el final. Contra todo y contra todos. ¡Viva Perón carajo!

6) Siempre dije lo mismo con respecto al delito y a Lugano: inseguridad hay en todos lados, pero si vivís en un barrio bien, tipo Caballito, la policía saca a los chorros a los palazos o a los tiros y no aparecen por largo tiempo. Acá, en cambio, las cacos son vecinos tuyos, siempre van a estar. Incluso se van a reproducir. Es decir, sí; como dije al principio: "Inseguridad hay en todos lados", pero la diferencia entre zona y zona es enorme. Sin ir muy lejos, tengo tres vecinos o más que fueron muertos por los azules y unos cuantos que están guardados o que estuvieron en ese agujero donde se rompen los agujeros mutuamente. Hay varios asesinos y eh amigos de lo ajeno alrededor de este noble repulgue servidor de la civilización, que con fe, con esperanza, lucha contra la barbarie y el capital de los pibes Nike.

7) Ah, esa de asociar pobreza con delito conmigo no va, eh: crecí acá, en estos monoblocks de mierda, y jamás le zarpé nada a nadie ni anduve de pistolero fatal de los barrios. Y pasé hambre, dormí en la calle, me han rajado, pegado, insultado, maltratado y yo, un señorito inglés que siempre intentó trabajar y estudiar pese a la miseria del kirchnerismo, la desocupación, la precarización, la explotación y el maldito elitismo burgués de la UBA, una universidad para blancos de Palermo y Caballito. Yo me la banqué, viejo, porque tengo dos huevos de Pascua grandes como los de toro, bien llenos de leche. Fui a una de las universidades más prestigiosas del mundo y estudié una carrera hecha para boludxs que fueron a Francia y a Nueva York y que escriben todo así a lo posmo progre "todes" que toman Toddy pero no hacen petes por el heteropatriarcado del ojete. ¡Viva Perón carajo! ¡Aguante Daniel Scioli! Con más fe y esperanza que nunca. Dios me salvó anoche para que yo castigue con vara de hierro la herejía trosko-macrista, última inventiva de Satán contra la Argentina, nación que, al decir del gran Duhalde, "está condenada al éxito".

8) Los motochorros son el delivery de Satanás: te llevan una muerte violenta estés donde estés.

9) No me han podido bajar los motochorros de Santa Fe ni los de acá, esos del Conurmalo y zonas marginales de CABA. Amigachos enfierrados del mismo Satán. Ojalá tenga alguna vez la oportunidad de enfrentarlos en el uno contra uno, mano a mano a pelear hasta el final, hasta que salga el sol y la mañana se haga otra vez con sus señoritas bonitas alrededor. Juro ante Dios nuestro Señor que pelearé con valor hasta lo último, así la vida se me vaya en ello. Podré morir en combate pero no me iré sin llevarme conmigo al malhechor. Obvio que voy a ir al cielo por todo lo que me ha tocado sufrir en esta puta vida. Pero antes de encontrarme con Jesús, me aseguraré de depositar el alma de mi enemigo en el infierno, donde será el llanto y el crujir de dientes. Nah, soy buenito. Lo voy a dejar un día nomás que se cocine un poquito (no olviden que, según la Biblia, un día para Dios son como mil años y mil años, como un día; fíjense en 2 Pedro 3:8). Luego lo voy a ir a buscar. Yo soy un buen tipo. Soy un amigazo de Cristo, que vive y reina junto al Padre en la Unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos, amén.


10) Dicen que la tercera es la vencida. Tres hechos policiales en las últimas 24 horas y sigo vivo. El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. A mí me tiran tiros, puñaladas, trompadas, patadas y me vuelvo más fuerte. Ahora, si una chica linda me tira la goma, quedo todo débil tirado por ahí luego de casi cinco años sin sexo. Una cosa de locos, che. ¡Qué lo tiró!

11) Me cuesta dormir a sabiendas de que estoy vivo de milagro. Siento todo esto como un tiempo extra. La ansiedad ha tomado mi cuerpo, mi cabeza, mi corazón. Me siento más vivo que nunca. Creo que recurriré al ansiolítico natural que se aplica con un masaje (?)

12) Lo que no te mata te deja en silla de ruedas.


13) El fracaso estrepitoso e indudable del kirchnerismo y de su fase superior, el macrismo, se ve reflejado en los rostros pardos de los "¡eh amigo, ¿no tene' una moneda?" Esos son hijos bobos de la "década ganada". Hablando con más seriedad, esos bolsones de pobreza estructural jamás fueron debidamente abordados. El Estado, si interviene, lo hace en forma de policía. Ahí no hubo inclusión, empleo, educación ni nada. Son animales montados en zapatillas Nike. Por culpa de ese cuadro lamentable que se ve en todas las ciudades de la Argentina, se trate de Mar del Plata, Buenos Aires, Rosario, Rafaela o Córdoba, es que ganó Macri, que tampoco va a hacer mucho al respecto. Téngase presente.

14) No estoy a favor del servicio militar obligatorio. Me permito una falacia de autoridad: ya lo desestimó Aldo Rico, que algo sabe del tema Ejército. Creo que nuestras vapuleadas Fuerzas Armadas no están para devenir en reformatorios o colegios pupilos tardíos. Me gustaría que tengamos gente de armas profesional, instruida, bien formada y mejor remunerada. Todos estos puntos no obstan para que desarrolle la siguiente reflexión: si muchos piden el regreso de la colimba es porque todas las instituciones de la Argentina han fracasado: familia, barrio, Iglesia, escuela, clubes, sindicatos, empresas, partidos políticos, ong's, universidades. Piensen por qué hay tanta desesperación que se busca cualquier cosa para contener a la juventud. ¿Qué propondría yo? Un pacto social serio que nos incluya a todos en actos y no en chamuyos. Algo así como por ejemplo: "Usted, señor sindicalista, no quiera lucrar con los nuevos afiliados. Quédese con lo que ya tiene que no le haré causa alguna. Pero deje de robar por dos años así el país se desarrolla un poquito". Acto seguido, en la misma mesa de negociaciones, "y usted, Don Empresaurio, tenga a bien dar un poquito de trabajo que yo le garantizo que no gravaré con impuestos a los nuevos que tome, lo eximiré de aportes patronales. No le pido que les dé laburos fatales a los pibes. Deles aunque sea cuatro horitas por día como para que hagan algo." En esa charla multisectorial, dice el Presidente de turno: "Y nosotros, políticos, hace más de doscientos años que robamos. Robemos, pero un poco menos, así somos como los Estados Unidos o algún otro país mafioso pero bien puesto". Y para la Iglesia, lo siguiente: "Ustedes dicen defender el mensaje del Evangelio pero las parroquias parecen asociaciones ilícitas. Den un poquito más a los demás y exijan un poquito menos y van a ver cómo Dios os dará todo por añadidura".

viernes, 19 de mayo de 2017

Verdades alternativas o alternativas verdaderas



  El tiempo juega una pregunta una vez cada tanto. Podría decirse que no se trata de un sí o un no sino de un plazo. El problema del cuánto o del cuándo, y no es que el tema en cuestión sea el dinero, o tal vez sí. Cinco años, un lustro para ser más poetas. Media década sin... Hoy es preferible evitar lo prosaico, ¿no? Usted lector, dudo que sea lectora, sabrá entender qué puede afligir a un hombre joven. A ver: lo invito a indagar en las palabras de este párrafo. En el campo semántico, coseche lo que ha sido sembrado por el que escribe. ¿Nota algo? Seguramente sabrá que hay dos tendencias de escritura en este espacio: el decir todo y más, o el trabajar con lo no dicho. O, por qué no, el no decir casi nada. Esta noche de otoño camina por el cordón, entre la calle y la vereda plena como aquel que desea pasarse el rato sin pensar demasiado.

  Una relación especial con la soledad: los altibajos propios de un matrimonio. Amor y odio se suceden en días de sol pleno o en noches propias de agonía, barro, pesadillas, inseguridad y paredes que, en vez de proteger, aprisionan el cuerpo. Ensayitos que quedarán para olvido de penas y remembranza de mejores virtudes que las de escapar malos sentimientos, signos de interrogación al infinito, felicidades ajenas y mundos paralelos solamente accesibles por la magia de estas bolas de cristal que fabrican en China, Corea del Sur y Japón.

  Hay un allá que se busca hacer un acá. Pero ese momento nunca es ahora. Así se pasan las horas entre sombras, luces podridas y la abominación de un mundo que jamás me ha visto brillar ni ver brillar. Entremedio de estas vacilaciones, una esperanza golpeada por varios monstruos sin cuerpo.

  Sábado a la noche, sin salida. Encierro en una cárcel de olvido, de nada, de palabras y callares de grados varios. Solo y silencio.

  Solo y silencio. 

  Dicen que las crisis traen aparejadas oportunidades. Cierto. Caminar kilómetros y kilómetros brinda el placer de sentir la fortaleza del cuerpo y la mente al apartarse con ligereza del punto de partida. Al paso, el caminante contempla maravillas que nunca ha visto. Por ejemplo, esa casa baja que jamás fue fotografiada por nadie. O ese árbol cuyas hojas coloridas invitan a vislumbrar la posibilidad de que dentro de este mundo haya otros mundos que pujan por nacer en medio de un siglo que mata a olvidazos y traiciones. Hay barrios que quieren, en su egoísmo, preservarse de la vista de los demás. Existen reyes de los abismos que no desean ser conocidos de nadie. Por eso se esconden en vidas burguesas y apagadas para no encender alarmas de miradas exorcistas. Imaginen el caos que sería que las barriadas emerjan de las napas nauseabundas y se adueñen de esos espacios siempre limpios e iluminados de la civilización envuelta en pieles de animales salvajes.

  Dolor y distancias. Sí, no es nueva expresión. Pero viene bien para traer ese nudo de autopistas que atan ciudades más o menos invisibles. Porque cuando se camina una tarde de sol, la vista se hace una con el cielo y la cabeza muere horas enteras en nubes y aviones que se pierden en países lejanos. Los pies se van con ceguera adelante y el cuerpo muertado evita toda vuelta a los términos de una consciencia no querida. 

  ¿Qué pensará, qué pensará? ¿Importa realmente? Los bucles oscuros, los ojos naranjas, las tetas grandes, la concha atea, el culo casi virgen y los labios poseídos por las blasfemias que otros dijeron que debía decir para que todxs se sientan en la era de la mierda vendida como cuerpo de Dios. Así es el ciclo de los que hacen todo relativo para ser ellos mismos valores absolutos, dignos de ser venerados en los altares de la democracia y las patrias corruptas que, con hambre e ignorancia, mueven el globo hacia una red que llora los goles en contra y las videollamadas que nunca han llegado a destino.

  Y sí, se fue, se fue. Todo se fue. Tal vez iba bien pero el derrapar es una manera de llevar a buen término las cosas. ¿Sería mentir afirmar que la escritura tiene el don de habilitar los choques y los vuelcos que el mundo físico desaconseja? Es preferible que una lluvia de bombas atómicas arda las gargantas blancas de muchos líderes en estas columnas del templo sin tiempo antes de que una bala certera y real cambie la política internacional para siempre. De todas formas, este plano poco puede influir en lo que se desarrolle fuera de vos, amigo. Porque existe la posibilidad de que te entretengas con esta orgía de delirios y que ignores, en este mismo instante, que un país pasó a la historia. Pero cuando acabes la lectura, sabrás lo que pasó: la sangre ha escrito otra página.

  A su modo. Parece imposible derrotar a esa agonía que es la fatiga. La sensación dolorosa de una vida sin ciertas victorias parece abrir una zanja en el corazón para sepultar anhelos que entrañan graves peligros. Porque mirar la mañana con soberbia y sentirse amante en potencia es, tal vez, un pecado cuando no se tiene auto, dinero, casa o un trabajo importante. Por esto mismo, ya envuelto en la mortaja del sueño, se hace entrega incondicional de los restos de un ejército sin reservas ni moral para afrontar el reto de más marchas, marchas por el campo infinito de la página en blanco. En otro momento se verá cómo sigue el avance hacia la eternidad.

Sueños locos LXXXIX (Motochorros de Rafaela)





 El Rusito me mostró en su celular un vídeo que me impactó. Se veía en él a un grupo de salvajes golpear a un pibe. "Son los guachos que paran en la cortada, Alan. Son bravos. Dicen que vinieron refugiados de las villas de Rosario y Santa Fe. Estaría para hacerlos cagar a esos vergas. Ya lo' vamo' a agarrar nomás." Eran como cinco negros locos que le entraban de lo lindo a uno: primero le dieron de piñas hasta que cayó. Una vez el vago en el sopi, lo patearon, lo pisaron, lo mearon. Por poco que no lo violaron. Quince grones y rochas festejaban las acciones. Las minas parecían llegadas al orgasmo con cada golpe depositado sobre ese saco de carne. Me daban ganas de meterme en la pantalla de ese teléfono para parar el abuso y convertir en frigidez la risa de esas arpías. Sufrirían mucho esas desgraciadas si hiciera de sus chongos tristes recuerdos sin dientes ni dignidad. 

  Por esos días, no se hablaba de otra cosa en Rafaela. El damnificado, claro, en terapia intensiva, con un pie en la oficina de San Pedro. Los agresores, libres. Es Argentina. Los burgueses rafaelinos, indignados pero incapaces de mover el orto para conseguir la seguridad que tanto exigen en las redes sociales. En ese sentido, esa gente se aporteñó mucho. Le quedó esa del "no te metás" y "algo habrá hecho". 


 - Rusito, ¿podemos ir a lo de las vías y ver qué onda? -


- ¿Tas loco, hermano? -


- Digo, capaz que pinta bondi y le damos. -


- ¡Las bolas, boludo! En la cortada de las vías cayeron chacales bravos. Es el cementerio de los elefantes eso. No sabés. Unos cuantos no volvieron más de ahí. Encima, esto no es Buenos Aires: acá te bajan y enseguida te entierran en el campito. Nadie te va a encontrar entre la bosta de vaca, amigo. -


- No seas cagón, parecés más porteño que yo. Vamos a ver qué onda y si pinta mucho quilombo, nos vamos a la mierda. Pero no me quiero ir de Rafaela sin haberme metido a la villa esa donde pasa el tren y los guachos culean a las negras toda la noche hasta el amanecer. -


- Bueh, ya fue. Vamos.-


  No recuerdo bien por dónde nos metimos. Fuimos a pie. El Rusito tiene moto pero no quisimos arriesgarnos para luego volver a pata y apaleados. Mejor ir despacio en la noche, sin hacer ruidos. Seguimos la vía del tren, uno de los dos que atraviesa la ciudad. Pasamos por los barrios amenos de casas bajas. Las descendientes de suizos, alemanes e italianos del norte, bien guardaditas en sus cuartos, nos miraban pasar desde ventanas enrejadas que hacían parecer crucificadas a tan bellas vecinitas. Ninguna nos saludó pero varias rieron a nuestro paso. La risa femenina muchas veces encubre sentimientos de atracción a primera vista. Nosotros queríamos entrar en todas las moradas y conocer calor de hogar pero nadie nos abriría por más lindo que seamos.


  Caminamos más de treinta cuadras. Cruzamos avenidas y calles pero no vimos un alma. Cada tanto pasaba un coche o una moto pero no mucho más. Sí vimos pasar al tractorcito ese que limpia las calles de Rafaela. Es algo muy curioso esa máquina de campo adaptada para asear la calzada. Uno en Buenos Aires ve casi robots europeos que dan vueltas los tachos de basura en el aire, los vacían, los limpian y los vuelven a su lugar en menos de un minuto. 


  Llegamos a un lugar que se adivinaba campo. Alumbrado público ya no había. La luz de luna permitía entrever casas de techo de chapa sin revoque y una gran extensión de pastos altos alrededor. Un tren carguero venía de frente. Iba despacio, muy despacio. Pero las luces contra nuestra humanidad podían hacernos blancos de los negros provinciales, que no es lo mismo que provincianos. La cosa es que nos tiramos de un terraplén no muy alto. Caminamos con la vista puesta hacia adelante. Estábamos cerca de rozar la villa con nuestros pies. 


  Una vez que el tren se fue, se escuchó llegar una moto al barrio de casas precarias. El jinete del Apocalipsis iba montado en una cumbia que incluía risas diabólicas, con voz muy grave, "¡DJ ritmo veinte diecisiete!" Gente del lugar hacía sonar palmas, gritaba, chiflaba y arrojaba violentos sapucais. Los teníamos a menos de cincuenta metros. No había edificación alguna que nos separe de ellos, solamente un pastizal crecido. Menos mal que llevábamos repelentes porque los mosquitos sonaban como si fueran invitados de honor al baile popular.  


  "¡Eh, ustedes! ¡Corran, guachos!" Nos vieron. Agazapados y todo, nos delató el blanco de nuestra piel, la claridad de los ojos, la belleza de los rostros juveniles, la altura. No podíamos escondernos: somos la luz del mundo. Corrimos en zigzag para evitar ser blanco fácil. La moto venía por nosotros como empujada por la gritería vecinal. Escuchamos una risa muy pero muy fuerte, como si el mismo Satán hubiera querido vernos muertos. Yo pasé por un altarcito consagrado a San La Muerte y sentí miedo, mucho. Se hacía difícil cruzar ese monte por lo alto de los pastizales y la escasez de árboles que pudieran darnos alguna clase de resguardo. Sin embargo, tal vez por la borrachera y la torpeza del jinete, logramos perderlo. Eso sí, algunos disparos nos pasaron cerca de los tobillos, razón por la cual el piloto y copiloto discutieron y nos regalaron valioso tiempo equivalente a una vida entera: "¡Pelotudo! ¡Tirá bien que son cobanis! ¡Ahora va a venir la gorra por tu culpa!"


  Cuando alcanzamos la ciudad, sentimos el alivio de nuestras vidas. Sin embargo, como por inercia, seguimos corriendo. Llegamos a una casita de un barrio apartado. Un tal Sidney le dijo a Ignacio por celular que podíamos meternos por la ventana clavada en el techo a dos aguas. El dueño de casa estaba en un baile y nos habilitó el secreto para ingresar a su morada sin llaves. Así que saltamos la reja y, árbol mediante, escalamos el tejado y de ahí la ventanita. Nadie nos vio porque... Sí, tuvimos suerte. Nos metimos en el altillo y vivimos para contarla.   


viernes, 12 de mayo de 2017

Abrileñas de Satán




1) Mucha gente dice que me queda mejor el pelo corto y sin barba o más recortado. Pero no me va la imagen de chico macrista blanco de bellos ojos. Bastante con haber nacido blanco. Ya es suficiente. No quiero seguir un estereotipo burgués de belleza. Además, cuando andaba más prolijo, estaba tanto o más solo que ahora, así que da igual. Es al pedo. No cambia en nada el look. Hasta es peor porque se me cae la cara de tanto afeitarme. Y sufro cuando me cortan el cabello, siento dolor. El día de mañana, cuando una situación extraordinaria de la vida me exija que me vea como un señor europeo bien entrazado, haré los cortes y recortes necesarios. Mientras tanto, así me digan feo, voy a conservar mi imagen de profeta, que al fin y al cabo es lo que soy.

2) Agradezco a Dios todo el tiempo el hecho de no haber nacido en una buena familia ni en un lugar lindo. La pobreza me hizo ver la vida de otro modo. El otro día hablaba con un amigo burgués, un rubio de ojos claros clasemediero fatal, y le decía que muchos de los muchachos de su entorno, "winners" con las minas, estarían a paja y agua de haber venido al mundo en mi piel. Él asintió ante mi afirmación. Y sí, todo es mentira: el amor, el matrimonio, la familia. Todo es mentira si se edifica en base al dinero, que es la raíz de todos los males, como bien enseña la tradición cristiana.

3) Me pasa a menudo ir por los barrios burgueses de Buenos Aires, ver a los chetos con sus novias y decir: "Si vos hubieras nacido yo, estarías haciéndote la paja, monigote". Me río por dentro. Y no es consuelo, para nada. Esos mismos tipitos suelen ser dejados por otros con más dinero. Es terrible el mundo.

4) Me ha pasado ir caminando por barrios feos de Buenos Aires o alrededores y ver a barriobajeros con sus novias. Lejos de sentir celos ante mi presencia luminosa, ellos casi que me exhibían sus trofeos vivientes, querían ver si miraba o no a sus damitas. Y no. No son de mi tipo. Parece mentira que cierta onda swinger prenda en sectores populares. Se sentirían muy bien esas personitas de ser bien vistas por mí. Pero me dan igual. Los quiero siempre y cuando se porten bien.

5) La cocaína, al igual que el semen, son gusanos blancos que revolucionan el cuerpo y la cabeza del hombre. La diferencia es que uno de esos gusanos entra por arriba y el otro sale por abajo. Pero ambos, a su modo, dan vuelta y te dan vuelta el cerebro. Queda como esa sustancia que te hace naufragar unos instantes, esa sensación atroz de perdición, desesperación de milésimas de segundo, silencio en el silencio. Una vez atrás la luz blanca al final del túnel, todo vuelve a empezar. Ya sea duro de manija o perezoso de antemano, queda el frío en el pecho, un temblor, un vacío. Ante uno, lo inconmensurable, que acapara la mirada pero no halla respuestas. Y más allá todavía, los astros, que danzan inmutables, indiferentes a nuestras presencias o ausencias. Una hora después, el sol eyacula sobre la ciudad y las sombras de lo que fue se secan mudas en la nariz o en las sábanas. "Buenos días, ¿azúcar o edulcorante?" El diario yace sobre la mesa como un león dormido, pero siempre peligroso. En la tapa, la detención de un capo narco. En la contratapa, la chica más linda de la semana, que acabará envolviendo los huevos de otros. Todo lo mismo. O eso parece. Pero quiero decir algo que quizás no sepan: el traficante aprehendido salía con ella.

6) Hoy leí algo muy interesante en Clarín, aunque parezca mentira que haya algo bueno en ese órgano de propaganda: dice Julio Blanck, el que hace "periodismo de guerra", que Vidal no lo quiere a Baradel pero van a tratar de llevarse bien porque en el sindicato del barbudo hay una troska que se las trae. Ojo que está lleno de docentes troskos y esos son peores que los K y el verso de la "inclusión". L@s trosk@s están a full con el adoctrinamiento posmo (no son los mismos rojillos que hace cuarenta años, son los delcañistas ahora).

7) Esto que leí en Clarín es brillante, raro para ese diario mediocre para bobos: "A la gobernadora le queda el último tramo para terminar de ordenar el pleito docente. Pero estaría obligada a transitar por un desfiladero. El problema no sería la medida de fuerza en agonía. El dilema consiste en como continuará su relación con Baradel, jefe de SUTEBA. El sindicalista viene deflecado por el plan de lucha en el cual se embarcó. La propia Vidal logró cercarlo. Pero lo necesitaría para el futuro de pie. No porque lo quiera. Baradel disputa en mayo la conducción del gremio contra la trotkista Romina del Pla. Si perdiera, ese remedio sería quizás para la gobernadora peor que la presente enfermedad."

8) Todo es política, gente. Hasta hacerse o no hacerse la paja es una decisión política. El hecho de mear parado y no sentado es un acto político. Todas nuestras acciones, palabras, pensamientos u omisiones responden a algo que excede nuestra subjetividad: se trata de las cosmovisiones, heredadas o adquiridas, que conforman nuestro sedimento intelectual. Cuando, en la vida cotidiana, uno rechaza o acepta algo, por más nimio que sea, está expresando toda una visión de la vida que trasciende lo banal del acto en cuestión. Por ejemplo, caminar diez cuadras más para tomar el colectivo y poder viajar sentado traduce, de algún modo, una disconformidad con la gestión de transporte por parte del Estado, ente controlador que falla, y los privados. Quizás otra persona, acostumbrada a peores épocas o peores lugares, acepta, no con resignación sino hasta con cierta alegría, el hecho de al menos poder subirse al bondi. Así como eso, más. Otra es la actitud de cada cual ante un trabajo en negro: están los legalistas, como yo, que queremos empleo en blanco por entender que es un derecho universal conquistado por la lucha infatigable del movimiento obrero y están los otros, los que dicen que "en la Argentina no trabaja el que no quiere, el vago". ¿Ven? Todo, todo está mediado por discursos que nos exceden y nos subsumen en relaciones que no entendemos plenamente.

9) Hay un vídeo de Telefe Noticias donde se ve cómo un hijo de puta le pega a su novia en la parada de colectivos. Lo peor es que había hombres ahí y nadie hizo nada. La gente es una mierda. Por eso, cuando andás por la calle, tenés que estar dispuesto a matar, aunque sea con un cascote porque nadie te va a ayudar. Yo sí he ayudado. Hasta le salvé la vida a una mina en Plaza Flores: un loco macho heavy metal le estaba dando la cabeza contra la base del monumento a Pueyrredón. Saqué una cachiporra de la mochila y le di palazos a repetición. Pero estaba tan drogado que me corrió dos cuadras. Al menos, le di tiempo a la otra persona a escapar. A las semanas, vi un documental de estos sobre lúmpenes y resultó ser que la víctima en cuestión era la jefa de los pibitos chorros de aquel entonces, año 2008. No me arrepiento. Hice lo que tenía que hacer. A una jermu no se le pega así sea rocha. Aparte, el enfermo metálico la estaba matando de a de veras. A mí no me importa poner el pecho por un desconocido porque tengo los huevos grandes como un toro reproductor de La Pampa. No me importa nada, vieja. Si te tengo que partir una baldosa en la frente y matarte para salvar a alguien, lo hago. Yo soy así. Pero la gran mayoría son videlistas: "No te metas. Por algo será. Algo habrá hecho". Odio a esa gentuza. Por eso el país está como está. Hay que meterse siempre y en todo lugar, como lo hacía Jesús. O como hace Estados Unidos, que por eso es potencia. Si te quedás al costado como un pelotudo, vas a ver la centuria pasar sin entender el porqué de las cosas.

10) Me gusta mucho el chusmerío de la farándula. Aunque parezca ironía, uno aprende un montón de ahí. A ver, les cuento: en la última semana hubo dos episodios similares y muy curiosos, que vienen a ejemplificar mis teorías, las mismas que son catalogadas por muchxs como misóginas. En primer lugar, Jimena Barón, tal vez la mejor cola de la Argentina, dijo que le chocó su pareja en la ficción con Darío Barassi, el gordito. Pregunto, ¿nunca saldrías con un entradito en carnes? No tenés la obligación de hacerlo. Pero luego no me vengan con que "lo importante es la belleza interior". Capaz que el gordo es un tipazo pero ella prefiere al pecho frío de Daniel Osvaldo, un boludo que desperdició dos oportunidades de jugar en Boca (el sueño de millones de chicos). Vamos con la otra: Griselda Siciliani, otra poseedora de sentaderas esculturales, ha dicho que no le importan los rumores de las revistas del corazón siempre y cuando no la vinculen con alguien como el famoso Mago sin dientes, gran valor artístico del PRO. ¿O sea que a ella no le importó salir con un enano chueco como Suar porque tiene plata pero al maguito no lo puede ver ni en chimentos? Raro. En algo coincido con el Indio Solari: "Las minitas aman los payasos y la pasta del campeón".

11) Necesito una ayuda: díganme, por favor, un antónimo de la palabra "cambios", sí, en plural. Porque "continuidades" no tiene el mismo peso, la misma fuerza. En singular no cambia mucho: "continuidad" es débil frente a "cambio". Ya el sabio Scioli dijo que esa palabrita mágica tiene algo que la hace atractiva pese a esconder una realidad terrible. Toda la vida fui enemigo de los cambios. Por eso mismo estoy en contra del comunismo, el divorcio y todo lo que implique un acontecimiento traumático desde lo individual o lo social. Sí soy partidario de una linealidad con matices, de una introducción gradual de modificaciones para el bien de todos y de cada cual en particular. Es sabido que aborrezco a Lutero, la Revolución Francesa, la Revolución Bolchevique, la Revolución de la Alegría y todo lo que tenga que ver con regímenes de locos malos que te cagan a palos.

12) "Ustedes están acá y no saben muy bien por qué se anotaron en esta carrera que el mundo entero les dice que no sirve para nada. Yo les digo por qué están acá: están acá porque sienten una disconformidad con el mundo que habitan y no lo aceptan. Por eso, no duden que están en el lugar en el que deben estar." (Jorge Panesi, titular de Teoría y Análisis Literario I) Hermoso discursito. Los que lo conocemos, sabemos que es excesivamente irónico. Pero esto es una maravilla. Gran profesor y gran persona.

13) Fíjense ustedes, que piensan que yo estoy loco, lo totalitarios que son los adeptos del PRO: se meten con los invitados a un velorio. Nunca se vio en la historia del mundo. Le dicen a una familia quién tiene que ir y quién no al funeral de su hija violentamente asesinada. Ah, pero los que politizan todos son los kirchneristas. Encima de hijos de puta, pelotudos.

14) El PRO montó con sus trolls y sus medios afines una Matrix, una realidad paralela. Es como que cada ciudadano no macrista debiera enfrentar todos los días una película como The Truman Show. Creo que Durán Barba es el arquitecto masónico del totalitarismo mejor montado en la historia del mundo. Es tan perfecto el sistema que podés patalear, quejarte y decir lo que quieras. Pero a su vez, "gente normal" es la que te lincha en redes sociales o en charlas de familiares, vecinos, amigos, compañeros. No se puede creer que tus abuelos sean el agente Smith, to much. Para aquellos que vieron la peli del amigo Neo, ¿me equivoco? Cada individuo aislado se ve rodeado de seres que de un momento a otro lo atacan para defender al sistema. Pero bueno, después te dicen paranoico, chiflado, comunista, kakarulo, garralapala, choriplanero y la sarta de boludeces que están programadas en esas cabecitas.

15) Esto de los trolls es muy grave. Con CFK, existía esa plaga virtual. Pero ahora es mucho, mucho peor. Es una forma sutil de dictadura. Buscan generar hartazgo, frustración y resignación en la población. Algo así como que el mundo se volvió amarillo de golpe y que vos sos un inadaptado, un loco, une pelotudo o un hijo de puta por no apoyar al Líder. Si estos pudieran, harían desaparecer a todos los que pensamos distinto.

16) Un invento macrista es Vidal: ¿de dónde salió esa de que es la Mujer Maravilla? ¿Qué hizo de bueno? Es igual que Cristina: se hace la pobrecita por ser mujer, ambas elegidas por primera vez para su cargo (María Estela Martínez fue un engendro de Perón, que ya estaba gagá para ese entonces). Por eso insisto siempre con que las minorías muchas veces se valen de su condición para tapar las cagadas que hacen, como el morochito Obama.

17) Hay un par de minas de la política que están para darles hasta que le den el 35% a Baradel. Les tiro mi lista, sin orden específico ya que cualquier bondi me deja bien: Vidal, Myriam Bregman, Juliana Di Tullio, Vicky Donda, María José Lubertino y ahí me quedé. Ah, me acordé de Nora de Lucía, Isela Constantini y Carolina Stanley. No sé qué pasa con las mujeres. Están todas buenas. Me dan ganas de hacerme gay para no sufrir más (me sobran los chongos que me siguen).

18) Rafaela, ciudad de impronta masónica, parece que ha recibido la visita del Señor de una forma muy misteriosa. Los católicos sabemos muy bien que la sangre de Cristo está en la Eucaristía. Pero esta vez habría ocurrido un milagro: se vio sangre en el Santísimo Sacramento. De todas formas, la Iglesia siempre llama a la prudencia en estos casos. Es posible que pasen muchos años para que Roma termine de dirimir la cuestión. En lo personal, me inclino a creer que, dado el tiempo pascual, sí: aconteció una manifestación divina. Aunque yo no soy autoridad en la materia y no pretendo pontificar sobre cuestiones teológicas, de las que soy totalmente ignorante. Como simple pecador, veo con entusiasmo un hecho que podría suscitar la fe de miles. Felices Pascuas.

19) Esos que se dicen católicos pero luego critican al Papa Francisco son, en verdad, lobos con piel de cordero, amigos de Satán. Su dios es Mauricio Macri. Los denuncio públicamente. Sea anatema la herejía macrista. Con el poder que me confiere el Señor de Israel y la historia, bajo el amparo del santo manto de la Virgen María, y con el acompañamiento de la mirada benevolente de todos los santos, declaro por medio de este solemne documento, en un acto libre y voluntario, que me constituyo como mandamás del Tribunal del Santo Oficio y decreto, protegido de toda perturbación por los ángeles del cielo, que no cesaré en mi persecución de los infieles amarillos. Recorreré toda la Tierra para buscar y castigar a los que no se arrepientan de sus pecados. El tiempo se ha consumado. El amarillismo es un crimen que clama a los tronos eternos. Sea dada a todas las imprentas estas palabras bajo juramento. En el Año del Señor 2017. Ave María Gracia Plena.

20) Tan poderoso es Macri que con su ejército de trolls, militantes y simpatizantes pretende acallar la voz de la Iglesia Católica que es, al fin de cuentas, la voz de Dios. Sí, Mauri va contra el mismo Dios. Es un émulo de Nerón o Stalin. Es un masón, un criminal, un loco, un descontrolado, un traidor, un Judas, un insensato. No se ha visto semejante fuerza satánica en la historia del mundo. Debemos andar con mucho cuidado. El final está muy cerca. Pero ya dice la Palabra que "las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia". El 666 de la Casa Rosada se va a ahogar en el inodoro del olvido muy pronto.


21) Vidal debe tener la cachucha muy grande como para comerse la baguette de Ritonto, ese machote de voz grueso y abundantes pelos en el pecho.

22) Algún día voy a contar cómo Cristina le dio a Macri con el cinturonga. Pero voy a tratar de escribir lo que he visto desde un lugar seguro para no ser desaparecido por las fuerzas macristas-satanistas, verdadero terror de la humanidad. En los próximos días habrá novedades. Mientras tanto, paso a la clandestinidad. Felices Pascuas.

23) Linda Saffiyah Khan. Yo le doy a la bomba musulmana. Los ingleses se mandaron un cagadón al meter tanta inmigración en su islita. Estos loquitos que tapan con manteles a las minas van a plantar bandera ahí. Y las Malvinas quedarán solitas cuando Londres arda. Yo banco a los nacionalistas de todos lados. Pero los patriotas british son antiargentinos, imperialistas.


24) Para aquella persona amante de las Pascuas, tengo dos huevos llenos de leche.


25) Ahora lo critican todos a este forro traidor de Randazzo. Soy un clarividente. Puedo dar clases de política. Me acuerdo todo lo que me bastardearon por bancar a mi amigo Daniel Scioli. Yo perdono pero no olvido lo mal que me trataron, el bullying que me hicieron por pejotista. Soy argentino, señores.

26) Me gustaría ver a los ultrakirchneristas comunistas opinar sobre el traidor Randazzo. Manga de perros sarnosos de arrabal: ustedes me lo mataban a Daniel pero hoy se ve más que nunca su lealtad. Fíjense que no va contra CFK. Al final, es más K que ustedes, bobis. Y sí, vieja: ¡aguante el PJ! Sí a la vida, sí a la droga. Somos los capos del Sur. Y vamos a ir todos los fascistas-corporativistas a recuperar las Malvinas arriba de los camiones de basura y de reparto de gaseosas. ¡Combatiendo al capital, mierda carajo!

27) No me jodan más con Scioli, kakarulos hijos del culo: si Macri gobierna, es por culpa de ustedes. Yo soy inocente. Nunca jodí con "el candidato es el proyecto" ni lo imaginé a Randazzo como el Che Guevara fatal de la matria feminazi latinoamericana. La culpa la tuvo Cristina: lo dejó tirado a Daniel y le chupó un huevo todo. Eso es entregar no solamente a la militancia y a la juventud sino al país entero. ¿Por qué no hizo campaña por él en su momento? No, lo dejó sin la lancha. No me olvidó cuando mi compañero salió por las provincias con todas las encuestas en contra y hasta se mandaba peregrinaciones de 30 kilómetros bajo el sol, como en Santiago del Estero. Yo tengo la conciencia limpia. Duermo tranquilo. Muchos me han eliminado o bloqueado de esta "red social" o se niegan a saludarme. Sepan todos esos malditos bolcheviques que no voy a renunciar a mis convicciones. Yo vengo a proponerles un sueño: váyanse a cagar y no vuelvan nunca más, soretitos.

28) Yo soy combatiendo al capital. No me importa nada, vieja. Vamos a tomar falopa toda la noche y después vamos a cagar a tiros a los ingleses, así, corta la bocha. Porque prefiero buscar un enemigo externo y no que nuestros jóvenes fallezcan en estadios de fútbol, boliches, recitales u otros acontecimientos de masas. La guerra es una necesidad, le da a la muerte una cierta elegancia, la gloria es que le dicen. Porque la vida puede tener un sentido superior a otros que vemos en nuestros días. Y no, la Patria no es la el espejito de colores de la burguesía: es, por el contrario, la cristalización de lo colectivo en pos de un mejor presente y porvenir. Somos inseparables de la comunidad.

29) Atención, quiero transmitir el pensamiento de un amigo. Dice que la paja evita acontecimientos impensados. Por ejemplo, un hombre lleno de deseo puede cometer el error de meterse con la esposa de un transa para luego morir a balazos en los pasillos de una villa. Otra: la libido te puede llevar a la ruina económica si gastás dinero en prostitutas o en relaciones con tipas interesadas, putas con disfraz de novia. ¿Qué más? Es posible que te caguen bien cagado a palos por el mero hecho de mirar una colita o una tetita por ahí. Ahora, si te hiciste dos pajillas nocturnas, te fuiste a dormir manso tranquilo como un campeón y la cosa acabó ahí, el fuego se consumió en sí mismo, no te quemó más que unos instantes de ceguera, resplandor, vacilación y muerte. Lo importante es que la masturbación es un mal menor. Sería lo ideal que uno no consienta en el abominable pecado del onanismo. Pero la carne es débil y te puede llevar a ser víctima de un homicidio o protagonista de una riña. No olviden nunca, amigos y enemigos míos, que el semen en exceso obra en el cerebro como una sustancia estimulante, igual que las drogas prohibidas, como la cocaína, o las legales; el alcohol, el café, el mate o el tabaco. Les pido por favor que reflexionen y, antes de cometer la locura de hacerse el banana del rioba, se den un masaje, mueran unos segundos y renazcan acto seguido en la paz de una eyaculación perfecta. Sé que dirán que soy un loco y me criticarán a más no poder. Pero saben que la razón me asiste. Por eso me agreden, me censuran, me eliminan de sus amiguitos virtuales o, simplemente, me calumnian e injurian como es su insana y mala costumbre. No importa. Nadie es profeta en su tierra. Y no, no soy paranoico. Yo asumí ser la voz del Pueblo y ya no puedo callar. En verdad, yo estoy denunciando una sociedad del tanto tenés, tanto cogés. Eso incomoda al matriarcado que nos sojuzga. No teman. Seremos libres pronto. Con fe, con esperanza, con deporte, con sol y con manuela. ¡Muchas gracias!

30) Tanto tenés, tanto cogés.

31) El pene es un ente autárquico.

32) Presten mucha atención, es la última vez que les enseño: todos los países tienen atorrantes, crápulas. El tema es que los ingleses, por dar un ejemplo, mandan a esos pendencieros de piratas, militares, hombres de negocios o antropólogos. Los yanquis hacen lo mismo. Igual los franceses. Nosotros, en cambio, tenemos conflictos permanentes en nuestras corporaciones porque no hay lugar para todos. Por eso mismo la política, los sindicatos, los clubes, los consorcios, las familias, los barrios y otros cuerpos están hechos un verdadero quilombo como aquel en el que mi abuela perdió la bombacha. Es así vieja, el malestar de adentro se soluciona mirando hacia afuera. Me dirán que en todas las casas se cuecen habas pero siempre en menor medida que acá. Nosotros, al no tener Fuerzas Armadas, no podemos contener a los elementos más vigorosos y vitales de la población. Ese exceso de vida se convierte en la misma muerte. Por eso hay que pelear con los chilenos, con los ingleses, con las FARC, con Sendero Luminoso, con el Ejército del Pueblo Paraguayo o con los Power Rangers. Debemos salvar la vida interna de la Nación. Es menester garantizar la paz social, alcanzar consensos sobre política de Estado y contener a los sujetos de naturalezas más apasionadas.

33) Me da mucho miedo el PRO. Parece imparable. Nunca se ha visto semejante poder sobre la faz de la Tierra. Y eso que era un gobierno que se estaba yendo hace dos meses... Increíble. Parece que vamos a soportar la tiranía macrista durante un siglo.

34) Los hombres no tenemos tetas. No sean ignorantes. Fíjense que si uno le toca una tetita a una chica, es un delito, con justa razón. Pero yo le pellizco las tetillas a mis amigos, para darles suerte, y no pasa nada. No mientan más.

35) La que se mandó Agustín Laje en el Perú humillando a la feminista Patricia del Río es una epopeya análoga a la de San Martín al liberar esa nación hermana. Me dirán loco, exagerado, idiota; que comparó una discusión con una hazaña militar. Dirán mucho de mí, sí. Pero ahora no podrán entenderme. El día de mañana, cuando las hembristas sean tan sólo un mal recuerdo, una de tantas herejías olvidadas en la cloaca de la historia, sabrán que yo tenía razón. La ideología de género es el azote de nuestro tiempo. Como libertario que soy, no acepto que el Estado me diga cómo tengo que hablar o que tengo que pensar.

36) Cristina le hizo la vida imposible a Scioli pero él bancó la Provincia solito, la más grande del país en tamaño y población. Alicia K no puede con su feudo y le echa la culpa a Macri. No vuelven más. El peronismo tiene chances en 2019 y es lo mejor que nos puede pasar. Pero el kirchnerismo es veneno.

37) ¿Será que Le Pen se convierte en heroína este año? Ya lo hice ganar al Pato Donald. Ahora vamos por Francia. El peronismo va a gobernar en todos los países. Ya van a ver. Todos unidos triunfaremos.

38) Nunca nos vamos a rendir ante el Imperio Macrista, el más poderoso y maligno de la historia del mundo.

39) Scioli es el hombre que siempre vuelve. Nunca deja de sorprenderme. Es increíble el amor que tiene por la vida, cómo lucha por lo que cree y no se da jamás por vencido ni aún vencido. Todo un señor. Dios quiera que le dé fuerzas para seguir con fe, con esperanza.

40) Che, Macri: ¿dónde mierda está el cambio en seguridad? Hoy, en Lugano, un muerto en un parque al lado de mi casa, en medio de un tiroteo. Según parece, unos bolitas le robaron el fierro a un cobani y bueno, se armó. Al final, el Mauri es kirchnerismo recargado, jajajajajaja.

41) Hermosa noticia esa de que Clarín va a cobrar por leer su versión digital. Nadie se va a suscribir, ni los trolls de Marquitos Peña. Se le viene la noche al Grupo. ¿Qué pasará en Clarinete para tomar la decisión desesperada de ponerle precio a sus mentiras siendo que ahora casi todos somos consumidores y productores de información? Y no me venga el rusito Kirschbaum, editor general, a decir que el New York Times también cobra: es una pelotudez galáctica comparar la cultura argentina con la americana. Acá nadie te paga nada de más así porque sí. El argentino promedio es un animal de costumbre. Si tuviste el diario gratis todos los días de tu vida, ¿vas a destinar una parte de tus magros ingresos de la noche a la mañana para seguir tomando veneno? Hay masoquistas, macristas, locos y pelotudos. Pero el bolsillo es una frontera infranqueable.Por ejemplo, cada vez son menos los que tienen cable: Netflix se volteó a todos los muñecos. Así como ése, puedo dar varios casos. Uno de ellos son los bares y locales gastronómicos de Baires: salvo los notables y los turísticos, el grueso tiene escasa clientela. La economía se fue a la mierda, ya la última parte de CFK fue un desastre. No sé qué quieren inventar estos tipos. Lo único bueno es que el macrismo pierde con esta decisión equivocada. A Dios gracias.

42) Macrismo: kirchnerismo para rubios.

43) ¡Aguante Daniel Scioli carajo! Con más fe y esperanza que nunca. Vidal miente.

44) No me digan que Macri es "la derecha": el otro día se le devolvió a Chile una bandera que nuestra gloriosa Gendarmería Nacional le quitó en un enfrentamiento que incluyó una baja de ellos, invasores de nuestra soberanía. No me jodan. Muchos macristas hay que se cagan en la Patria, en Malvinas, en Francisco, en la Iglesia. Se los adelanto: va a llegar el día en que nosotros, los corporativistas fascistas de la CGT, los gremios todos, las Fuerzas Armadas, el PJ, las barrabravas, las mafias y los clubes nos vamos a redimir ante la posteridad: vamos a recuperar las islas del Atlántico Sur y lo que el cagón de Alfonsín regaló a los chilenos. Envalentonados por semejante triunfo, le vamos a dar salida al mar a Bolivia y haremos que nuestras fronteras coincidan con las del Virreinato del Río de la Plata, tal cual lo quería Rosas. No me importa nada, vieja. Somos los capos del Sur. Movemos merca, fierros, trapos, guita y lo que venga.

45) Me parece que no saben un choto de historia los que dicen que Macri es fascista: es el mayor revolucionario de la historia argentina. Y conste que ser revolucionario no es algo bueno per se. Charlemos un poco con un ejemplo personal: por la estructura medieval corporativista que persistía en la Argentina hasta antes del Mauri, a mí me correspondía un laburo en la Municipalidad. Soy hijo y nieto de municipales. Pero el PRO ganó la Ciudad en 2007 y quedó trunco el sueño de continuar el legado familiar. Ibarra y Telerman, por caso, no le tocaron el culo a los gremios. Vino este antifascista de Mau Mau y arrasó con todo. Pero no importa: ahora soy miembro de la poderosa corporación docente. Ya dije que vamos a tomar las Malvinas con los camiones de basura de Covelia. Se viene el Estado Corporativista. Le vamos a dar tiros a los liberales y masones. Corta la bocha. Combatiendo al capital, vieja. ¡Viva Perón!

46) Ya les digo: las corporaciones, gremios incluidos, vamos a recuperar las Malvinas. Y le vamos a dar tiros a todos los del PRO, amiguitos de los ingleses. No me importa nada, vieja: soy de la mafia del PJ y la JP, tomo merca y ando enfierrado arriba de mi auto (?)

47) Presten mucha atención que ésta es la última vez que les enseño, porque soy un perro viejo: ¿saben por qué la policía inglesa no anda enfierrada? ¿Porque son pacifistas? No. Te lo venden así, pero no. Pasa que ellos fueron vivos y agarraron, a lo largo de los siglos, a todos sus facinerosos y los mandaron por el mundo a saquear, matar y destruir. Entonces, la ciudadanía urbana y civilizada, al ver a sus compatriotas bárbaros venir de lejos armados y ensangrentados, decidió que no quería en la metrópolis tipos con armas de fuego. Ya bastante ignominia tener una Londres reluciente y rica pero manchada con lágrimas de viudas y huérfanos de around the world. ¿A qué voy con todo esto? Propongo emplear a nuestras masas pibechorrenses, barrabravas y sindicalistas en la recuperación de las Malvinas. El ser humano es malo por naturaleza y quiere hacer el mal. Esto uno lo aprende en la Biblia. Rousseau miente. ¿Qué pasa entonces? Las naciones civilizadas exportan la barbarie. Esa es la clave. No lo olviden.

48) "—Y también éste —dijo de pronto Marlow— ha sido uno de los lugares oscuros de la tierra". Esto pertenece a Viaje al corazón de las tinieblas, de Conrad. Se refiere al Támesis: hace siglos, fue un espacio marginal del mundo conocido, un sitio conquistado por los romanos. Siempre me acuerdo de este fragmento. Es muy bello. En una oportunidad, en la esquina perfecta de la Ciudad de Buenos Aires, pegadito al Riachuelo, sobre la Avenida 27 de Febrero, abajo de Puente La Noria, medité estas palabras citadas. Algún día nuestra Armada saldrá a conquistar el orbe. Ya verán. Los corporativistas vamos a enseñorear sobre la totalidad del universo. 

49) Los cadáveres de Perón y Evita -Dios los tenga en la gloria -, ultrajados y mutilados, tienen más poder e influencia que toda la mafia empresarial del PRO. Pasó el tiempo pero no pueden con el legado justicialista porque lo esencial de las doctrinas vive para siempre.

50) El macrismo es de no creer: el mundo es un quilombo y el pelotudo éste de Macri jode con sus putos limones. Macho, primero tenés que sentarte a hablar de los destinos de las naciones. Luego, como quien no quiere la cosa, hablá de lo poco que tenemos para ofrece en materia de comercio internacional. ¡Por Dios! Somos cuartomundistas fatales. ¡Como si a Trump le importaran nuestras miserias! Esta visita es puramente protocolar. No va a cambiar en nada nuestro rol de país bananero.

51) Prefiero que mi país venda cocaína y no limones. Corta la bocha.

52) Pobre Mauri: prostituye a la jermu por limones. Tiene razón el Diego: Macri es un cartonero. Ya es demasiado. Prefiero ir a Angola a regalar ojotas con la leyenda "Clarín miente". De cuarta ser subordinado de los gringos. Antes querría ser amigo de Irán y Venezuela en el club de los fracasados. ¡Ir de limonero del mundo entero es más humillante que perder Malvinas con los ingleses! Por primera vez en la vida, siento vergüenza de ser argentino. Ah, tengo tanta bronca que prefiero pasarme la milanesa por el orto antes de echarle jugo de limón (encima esta fruta es amarilla como el PRO, fiebre que acabará con la Argentina).

53) Un pibe del barrio me decía: "¿Por qué te dejás el pelo largo, pelotudo? ¿Qué sos, Leo Fariña, boludo? Vos te tenés que rapar". Así es la mentalidad de casi todo Lugano, un rincón de pesadilla que no me jacto de habitar. Pero bueno, el muchacho me hablaba así por envidia: se está quedando pelado hace rato, está lleno de hijos y se dedicó a echar panza. Para colmo, la mujer es obesa tipo "Cuestión de peso". Todo llega en la vida. Con fe, con esperanza. En mi corazón, todos los que me hicieron maldad están más que perdonados. Hago lo que manda Dios: perdonar. Pero no olvido nada, lo recuerdo todo, vieja. Ahora tengo más motivación que nunca para estudiar y recibirme. Nunca más en mi puta vida voy a ir de lavacopas, repositor o limpieza. Nunca más. Quedé traumado por mi paso en las castas inferiores. Fui un paria. Dormí en la calle, pasé hambre y mucho dolor. Pero ya está, ya fue. Las putitas chetas de Recursos Inhumanos quedan para siempre como un mal recuerdo. Los señoritos burgueses, acomodados de papá y mamá en empresas de cipayos, me pueden chupar bien un huevo. Ahora voy a avanzar hasta el fin. Nada podrá detenerme. Soy argentino y tengo aguante. ¡Viva Perón carajo! ¡Muerte violenta para todos los patrones y mandones! ¡Todo el poder para el pueblo! ¡Aguante las Panteras Negras!

54) Es muy feo cuando en un trabajo te piden que te cortes el pelo. Una suerte de mutilación simbólica. Es increíble cómo los burgueses pretenden enseñorearse sobre tu cuerpo. No conformes con explotarte, con llevarte a la alienación y la amargura "por un mísero sueldo", también quieren decirte cómo vestirte o peinarte. Te mandan afeitarte, pararte de una manera, sonreír o hacer tal o cual cosa. Son de lo que no hay. Lo más curioso es que ahora se ven oficinistas más cancheros, más descontracturados; lo mismo en otras profesiones, como abogados sin corbata. Pero los empleos inferiores, como limpieza, repositor o seguridad, en la mayoría de los casos, conservan el mandato retrógrado de producir rostros en serie. En fin. Esto me hace acordar a cuando me calentaba en los laburos y me rapaba a piel viva para burlarme de ellos, los patrones y mandones, una casta perra inmunda que merece la peor de las muertes: el descrédito y el desprecio por parte de la sociedad toda. Un individuo que se legitima a sí mismo en el dinero no merece de mí más que la afrenta de que lo escupa en la frente y le dé la espalda en mi marcha hacia el porvenir.

55) Moralmente, me considero un judío. Me veo a mí mismo como Moisés, que mató al egipcio por maltratar a su hermano hebreo. Los patrones y mandones son masones, hacedores de pirámides. Ellos, los poderosos, pretenden que la pobreza sea para el trabajador un estadio igual a la condición del eunuco: ven al dinero como falo y al que carece de él, como castrado. De todas formas, avanzo firme hacia la Tierra Prometida de la Gran Argentina, con fe y con esperanza, porque este país está condenado al éxito (?) No me importan las mujeres paganas, que se dejan corromper por riquezas. Soy del Pueblo Elegido, las egipcias me son indiferentes con su delineado de ojos a lo Cleopatra y su odio por el Señor. Mi más profundo rechazo por el diablo, la carne y el mundo.

56) Soy un verdadero innovador pedagógico, lleno de power, fe y esperanza. Con sol, con inclusión, con Menem, Scioli, Cristina, Duhalde y Perón. Así, activo como nunca, porque estoy condenado al éxito (?). Ah, prefiero ser un hippie de Filosofía y Letras y no un trajeadito que va a Washington a vender limones...

57) Gente, les voy a seguir enseñando porque sé muy bien que no hay otro como yo. Presten mucha atención. ¿Vieron que en el imaginario popular está la idea de que los argentinos somos brutos y maleducados y que los europeos y americanos son señoritos? Les voy a dar un ejemplo que refuta esa creencia racista y pelotuda: yo juego mucho al ajedrez en internet contra gente de todo el mundo. Soy un jugador mediocre, pero esa no es la cuestión. El tema es que muchos no se bancan perder y te putean en inglés, francés o ruso (no entiendo este último idioma pero veo signos de exclamación y entiendo de qué va la cosa). Muchos boludines en el extranjero. Están perdiendo y dicen que tienen chicos, que están ocupados, que están hablando por celular o que andan laburando. Uno me dijo que tiene ocho años y que tiene que irse. Mentira. Eso lo dicen para humillarte, para dejarte como un boludo que le gana a un nene. Son así los blanquitos del Norte, los llorones del mundo entero. Por esa misma razón, los orientales de tez parda los van a cagar a palos bien cagaos.

58) De chico, me enseñaron lo pragmático de la religión judía y sus preceptos. Por ejemplo, la circuncisión no se debería a un mandato de Dios sino a que en el desierto no había ni agua ni jabón para lavarse el pitulín. Bueno, con el cerdo lo mismo: las condiciones de higiene no eran óptimas para comer tan rico manjar. Ahora, yo me pregunto una cosa: ¿a qué se debe la aversión de la doctrina cristiana al sexo oral practicado a la mujer, cunnilingus? ¿Será la falta de bidet en tiempos remotos la razón por la cual la moral judeo-cristiana impuso la prohibición de tomar la sopita?

59) Macri es tan pero tan pero tan malo gobernando que hace parecer no tan malo al gobierno de CFK, ¡y era malo el gobierno anterior, muy! Siempre sentí orgulloso de ser argentino pero esto de los limones me bajó la moral. Me siento para el ojete. Estas son las cosas que te dan ganas de recibirte e irte a vivir a otro lado.

60) Yo no me hago cargo de ningún homicidio. No maté a nadie, vieja. ¿Qué "patriarcado" ni qué ocho cuartos? Yo no jodo a nadie: no le digo piropos a las pibas por la calle ni ando de violador por ahí. No existen los "micromachismos" sino los macrohembrismos. Lo que pasa es que no quieren hablar de un problema de seguridad pública porque eso es "facho" y ahí vienen a "problematizar", típica palabrita comodín de zurdito pelotudo de Puan, vecino de Caballito o Palermo. Y no, no es así. No hay que "problematizar" nada. Es corta la bocha, nena: sos chorizo o violeta, marche preso derecho viejo, como en los buenos tiempos. Ahora, si me dicen que yo soy cómplice de un asesinato por el mero hecho de ser heterosexual o de haber mirado a los ojos a una muchacha, los enfermos son ustedes. Se pueden hacer ver. A mí con boludeces no, eh.

61) El hombre también tiene miedo de salir a la calle y no regresar a la casa. Eso se llama inseguridad. Pero como no es un tema progre, no garpa. Es de fachos hablar de que un chorro te meta un cohetazo por un teléfono o unas "llantas". ¡Mamita querida! Estoy rodeado de pelotudxs. Estas son las cosas que dan ganas de irse a vivir al medio del campo, allá en las lejanías de la Patria. Porque uno puede ser porteño pero no bolud@, eh.

62) Cuando veo a los pelotudxs kirchneristas joder con la boludez del género y de que somos todos asesinos de mujeres por el mero hecho de ser hombres, siento ganas de que Macri gobierne para siempre así me muera de inanición y mi vieja no tenga para pagar el sepelio. No vuelven más estos nabos.´

63) Kirchnerist@s: la culpa de tanta muerte la tienen ustedes, que apoyan delincuentes, asesinos y violadores so pretexto de defender los Derechos Humanos. Yo, inocente de culpa y cargo. La ideología de ustedes, falsa de toda falsedad. No vuelven más, bobinas. Su régimen se caracterizó por liberar criminales y por fomentar la miseria moral, cultural y material de la población, garantistas de poca monta. A mí no me jodan. Por culpa de ustedes, Macri es presidente. A veces quiero que haya cat para rato, para que vean que el progresismo es la causa de todos los males y no sirve ni para mierda. La realidad se cambia con hechos, no con discursos.

64) <<¿Qué es más fácil, decir: ``Tus pecados te son perdonados, o decir: ``Levántate, y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados (entonces dijo al paralítico): Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.…>> (Mateo 9:5-7) Este Evangelio nos enseña que Jesús fue el primer antiprogresista de la historia. La realidad no se cambia con el discurso sino con hechos. Para ser creído por la multitud, Cristo tuvo que obrar milagros.
La realidad se cambia con hechos, no con el lenguaje.

65) Vean la sabiduría del Ruso: "El lenguaje es el arma de los que no actúan. Es la pirula, el sildenafil de los impotentes de hechos." Alguno dirá que es un poeta, que escribe textitos y nada más. No, señor: el Ruso es un hacedor. O, mejor dicho, deshacedor: ha desfigurado a unos cuantos malandras. Eso es hacer patria, defender la Argentina profunda, crear sentido de comunidad y bienestar.

66) Miren lo que dijo Drubich, el más grande pensador de los judíos desde los días de Adorno: "El lenguaje, cuando no funciona como puente virtuoso que conduce a los hechos, es disfunción eréctil mental." Rafaela algún día será ciudad mundialmente conocida ya no por sus industrias pujantes sino por sus mentes preclaras.

67) El hermano de un amigazo mío y de Jesús ha dicho que este servidor que les escribe mira con ojos de lechuza. Lejos de sentirlo como un agravio, al modo de un muchacho con problemitas, lo tomo como un elogio: "la de ojos de lechuza" es uno de los epítetos de Palas Atenea en la Ilíada. Ella es una de las deidades más importantes. Y sí, es verdad que yo suelo mirar con ojos atentos, vigilantes. Mi forma de observar a las personas es muy parecida a la que tiene mi amigo Donald Trump. Para mí, es importante no perder nada de vista. Uno debe estar siempre despierto, activo como nunca.

68) Lo de Macri y los jubilados porno no me pareció mal, fue una linda salida, una humorada. Ahora, yo creo que las jubilaciones deberían alcanzar para que nuestros abuelos se puedan dar el gusto de ir de putas. Y obvio, también para que nuestras abuelas puedan pagar chongos. Es muy triste que gente que laburó toda su vida tenga que morir a paja y agua. Alguno me dirá que es frío y feo lo que expreso y que todos tenemos derecho a ser amados y demás. Coincido. Pero los viejitos suelen estar solitos o con parejas ya retiradas de ciertas faenas. Entonces...

69) Me pasa a menudo que en la facultad, o en otros lares, me cruzo amigos, compas, conocidos; gente divina que me dice que se ríe mucho con mis ocurrencias. Y me citan de pe a pa como si yo fuera un consagrado de la escritura. Me siento dichoso. Lo más cómico es que después me aclaran que no le ponen "me gusta" a mis publicaciones por temor al qué dirán y a la censura. Es terrible. Sé que generó mucha incomodidad. De ahí los innumerables bloqueos y las eliminaciones sin explicación alguna. Pero bueno, mi destino es vivir como un incomprendido para luego morir y resucitar como el gran intelectual argentino.

70) Sé que genero mucha incomodidad en las personas. Soy el verdadero deconstructor, el rebelde, el libertario. Mi doctrina podría generar una ola masiva de suicidios en las clases medias y altas. Es duro que venga un paria, alguien nacido para limpiar inodoros, un pibe de Lugano, y te diga que tu mujer no te quiere a vos sino a tu posición económica, tu coche, tu carrera, tu imagen. Es duro que el pibito de condición humilde te invite a pensar qué habría sido de vos de haber nacido pobre. Vos, en el fondo, sabés la verdad: tu vida es una mentira. Sí, es rica, sos un nene de oficina, vivís en un lindo barrio, tenés platita, una rubia al lado, viajás a Europa más veces de las que yo puedo ir a comer un pancho a Flores. Bárbaro. Sos el chico cool after office fatal. Te cuelgan las llaves del auto del cinturón. Tu chica se moja cuando suena el pip-pip de la alarma. Fenómeno. Pero no sos vos, flaco. El mundo es ilusión. Vamos ciegos hacia la muerte.

71) Yo no me callo nada porque sé que mañana puede venir un tumba de estos que te tumban y mandarme a la tumba. Por eso expreso lo que guardo en mi pecho, para irme ligero a la eternidad. Es difícil creer cuando nada parece tener sentido, cuando el mundo amenaza con confundirse entero en las tinieblas espesas de una puñalada fatal del Conurmalo. Sin embargo, pese al peso de los hombres y los horrores de las generaciones irredentas, surge el milagro de la resurrección: voy a vivir por siempre porque soy un hijo de Dios. Mi alma inmortal no podrá ser alcanzada por las flechas malditas de ningún salvaje hincha de Nueva Chicago.

72) Privilegiada serás vos, universitaria blanca de un barrio de clase mierda.

73) Hay minitas Puan que viven llorando con el cuento de que el taxista las va a violar, como si hubiera habido muchos casos de tacheros violines. Problemas de gente rica. Te quiero ver una hora esperando el 141 una noche de invierno. Pero no el que va a Palermo, eh, sino el que va a Lugano 1 y 2 lleno borrachos, paqueros y locos que bajan en Virreyes, La Oculta, La 20 o La Noria. Lo que pasa es que si te lastiman a vos, minita linda de ojitos claros, salta la #NiUnaMenos. Si me matan a mí, pibe pobre de los monoblocks, no me paga nadie; uno de tantos muertos anónimos de la inseguridad escondida por los K y los M. Dios quiera igual que no le pase nada malo a nadie, excepto a los pibes chorros y degenerados. Posdata: el taxi es de gente de guita.

74) Ayer caminé desde Puan, en Caballito, hasta el CIDAC, en Barracas. Como elegí un camino un poco más largo, me metí en los barrios para ver las casas bajas y las calles apacibles, calculo que habrá sido de ocho kilómetros la marcha. Recién vi Google Maps y, tomando por avenidas como San Juan, el trayecto es de siete kilómetros y medios o un poquito más. Lo importante es que me mandé terrible chacaleada heroica desde un distrito rico de la Ciudad hasta el Sur, donde los zombies proliferan a rolete y los pardos se cagan a palos todas las noches hasta el amanecer, religiosamente.

75) ¡Firme junto al Pueblo! Daniel siempre está, con fe, con esperanza, con todo el power que lo caracteriza. Es un leal, no un tipo mezquino que mira solamente su ambición personal. Hace rato que está caminando los barrios. Yo lo banco a muerte porque es un ejemplo de vida, un luchador, un patriota. La Argentina no merece tener a un hombre tan grande como él, un hacedor, un amigo de los que sufren, un profeta apedreado por la chusma. Algún día se va a hacer justicia y el mundo sabrá que yo tenía razón.

  Seguramente hay muchas cosas para mejorar. Claro que falta, pero se hizo lo que nadie había hecho: se bajó la tasa de mortalidad infantil hasta el mínimo histórico en la Provincia, se abrieron parques industriales, se crearon las Unidades de Pronta Atención, se formaron las policías locales (las estadísticas demostraron que disminuyeron los homicidios en ocasión de robo desde la declaración de emergencia en materia de seguridad).

  Scioli luchó contra los de afuera pero más padeció el fuego amigo. Yo no me olvido. Por eso lo recuerdo todos los días y agradezco su sacrificio por la Patria. Es un verdadero amigazo de Jesús y la Santa Virgen, un hijo de Dios, un señor con todas las letras, un caballero de la buena escuela, un tipo noble y de buena madera. Por más que mis amigos y familiares me insulten por bancar a este gran valor, yo siempre lo voy a amar y lo voy a seguir hasta el día que lance mi último suspiro. ¡Gracias Daniel por todo! ¡Nunca me voy a olvidar de vos!