Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

martes, 28 de marzo de 2017

Simulador de extremos




  Tal vez podría haber hecho un cuento inspirador de un episodio de esa serie genial que es Black Mirror. Pero no, voy a tirar toda la carne al asador. Quiero compartir con ustedes una reflexión fuerte, chocante. Espero que se ajusten los cinturones. Empezamos en el párrafo siguiente.

  Imaginen una aplicación que permita saber cómo reaccionarían personas de tu entorno ante determinados eventos. Por ejemplo, vos, varón que me estás leyendo, descargás la app y, entre varias opciones, aparece "lance romántico". "¿Qué haría Estefanía si te le declarás?" Hacés click. Según los algoritmos, basados en la participación de la personita en cuestión en redes sociales, y tomando en cuenta factores como educación, clase social, entorno e interacciones de los suyos en el medio virtual, más toda info alojada en la web, da como resultado que sí, que se tomaría a bien tu intento. El porcentaje de falla es del 1%. El programa fue elaborado por psicólogos, periodistas, sociólogos, lingüistas y un amplio equipo interdisciplinario internacional. "Clarividencia científica" es el nombre que recibe la disciplina nueva, que se apoya en la inteligencia artificial a modo de calculadora para procesar infinidad de datos. Hasta la astrología tiene algo que decir, ahora que se ha descubierto que los astros repercuten en los hechos de los mortales. 

  Ahora bien, pasás a un segundo nivel, vos de novio ya con Estefanía. "¿Qué haría tu novia si Esteban, tu amigo empresario, intenta seducirla?" El resultado te decepciona: ella cedería ante la tentación. Decís que una app no es determinante, que tiene margen de error del 1%. Pero vos sabés que esa misma app acertó al predecir tu éxito amoroso. Te invade la duda. Vivís infeliz. Tratás de alejarte de los amigos que el programa te revela que pueden traicionarte. No querés hacer nada con tu novia, aceptás que es infiel en potencia. 

  Vas por más. Tus padres, que te rechazan por tu mediocre posición económica, te aceptarían en caso de que tengas un ascenso o un triunfo social. Terminás de descubrir que ellos son falsos y materialistas. Odiás al mundo. Odiás al oráculo virtual, que te revela que todo es mentira, que la vida es una mierda, que la única verdad es la miseria de la condición humana, miseria que no se puede resolver ni con toda la tecnología del mundo. Con el consenso de todas las naciones y corporaciones, todos podrían acceder a una buena calidad de vida en todas partes. Pero la ciencia y la técnica no pueden resolver el desaguisado en el corazón del hombre. 

  Totalmente desilusionado con los demás, te probás a vos mismo. Descubrís que sos capaz de entregar a un amigo con tal de sobrevivir a la muerte, a la tortura o a cualquier situación límite. La aplicación te muestra que permitirías que tu hermano vaya preso con tal de salvar tu puesto en la compañía y evitar que se descubra el fraude que has cometido. 

  Enterado de tu propia miseria, querés suicidarte. "¿Qué pasaría si me suicido hoy?" Click. En milésimas de segundos, te enterás de que Estefanía correría a los brazos de Esteban, que tus padres venderían todo lo tuyo y se irían de vacaciones; te enterás de que tu familia te cremaría para ahorrar recursos y luego olvidaría tus cenizas en cualquier parte; ves que ninguno de tus amigos iría al velorio. Llorás. Llorás cada vez más. Pero, finalmente, a modo de consuelo, notás un rostro femenino en la simulación de acontecimientos: Victoria, la chica que te sonríe en el ascensor todas las mañanas pero que es muy tímida como para hablarte, lloraría hasta el desmayo. Dejás de lado los planes de ultimarte. Dejás a Estefanía y a todos tus amigos. Te olvidás de tus padres. Vas por Vicky, te vas con ella, que en un principio se resiste porque la app le indicó que la elegirías a su amiga Eugenia, en caso de que ella se te aparezca. Reconocés la culpa, admitís que sos débil. Euge da parte de esto al sistema. Se prende una luz roja en la pantalla: "Rotura de patrones. Póngase en contacto con nuestro equipo de emergencia". Ella llama al soporte técnico. Le dicen que se quede con vos, que ya ganaste, que venciste al sistema. A la semana, te depositan en tu cuenta bancaria todo el dinero que durante meses gastaste en Simulador de extremos. Son pocos los que se vencen a sí mismos, el 1%. La God Corporation, o Corporación Dios, no pierde porque no da premios sino reintegro de lo abonado a los que derrotan sus inclinaciones, una minoría considerada santa por la humanidad, que con gozo mira a la élite que surge de semejantes pruebas ascéticas.   

jueves, 16 de marzo de 2017

Fases


  
  Por momentos, este río. Nada, final. La realidad impone ensayos para pasar a fases superiores de esa demanda gritada hace ya mucho. Todo es acercarse, rodear, sentir, crear, improvisar, salvar. Cada día es un avance, una cita con un nuevo destino. En el fondo, se sabe que un futuro perfecto podrá hacerse presente si se evita los desatinos del conformismo y la mentira interna. 

  No está tan lejos como antes. Hay confianza, una actitud renovada, una mirada más viva, un soñar despierto que antes era apaleado por vacilaciones y convicciones en contrario. Días de juegos de trueques, mercado de vanidades, ida y vuelta de visiones y profecías inacabadas. 

  Mensajes encriptados para que el yo futuro sepa de dónde vino, para que conozca los fundamentos de su personalidad y el porqué de tantas cosas que ahora siente ante un milagro que cree no merecer. Poco más, poco menos, el mandato dado es recurrente por estos lagos congelados: creer en uno mismo pese a todo. Es la única manera de estar vivo. Cuando se sigue a pie juntillas la opinión ajena, se muere en favor de los otros, en perjuicio de todo lo que se es. No conviene dejarse encerrar en el ataúd de las palabras de los demás. Mejor es permitir que esas habladurías obren a modo de suicidio, que esa malicia deshaga a quienes la envían con esmero y desespero hacia vos.

  Tenerse a uno mismo es tenerlo todo.  

miércoles, 15 de marzo de 2017

Antesala del Estado Nuevo



1) ¡Libertad ya a Milani!

2) ¿Será que Macri mandó a bajar al excuñado?

3) Pobre Milani. Los soretes k lo dejaron solo. Yo no soy nadie pero exijo su inmediata libertad. Lo mismo con Milagro Sala. No dudo de su deshonestidad. Pero soy republicano de verdad y respeto las leyes de mi país. Ambos merecen un juicio justo, no estos Ñuremberg armados para la gilada macrista.

4) ¿Me parece a mí o a Macri se le está pinchando el globo?

5) Macri gobierna tan pero tan mal que hace que la gente extrañe el mal gobierno de Cristina. Desempleo y pobreza hay desde los hijos de puta de los milicos a esta parte. Pero en la época de CFK, al menos tenías la ilusión de tener un trabajo. Mauricio no nos dejó ni la esperanza. Eso es grave. Robá, macho. Pero por lo menos dejá un chori sobre la mesa. Los globitos no se comen.

6) El día que me reciba, sea este año o el otro, Dios dirá, prometo ir a lo del Boliviano, a la villa, comprar una bolsa de diez gramos y compartir con todos los que quieran festejar with me. Pero eso sí, no me dejen pagando porque si no, me la tomo yo solo tranquilo y me hago una gira de locura y descontrol durante días. Si me dicen "vamos a tomar", es vamos a tomar, mi amor, eh. Nada de aflojar, de caretear, de hacerse los chala free porro love. Si nos vamos a drogar, nos drogamos en serio. La onda es darle a la falopa toda la noche, quedar duros, pegarle a un policía de Macri por macrista y cantar bien fuerte para que vuelva Cristina (?). Lo último no sé. Pero que quiero celebrar con mi merluza mi graduación, sí. Posta.

7) Siempre me dio bronca esos pendejos boludos que se hacen los callejeros fatales pero les da vergüenza decir que alguna vez tomaron falopa (o que toman, directamente). No sé qué onda con el porro, todos se jactan de fumar esa mierda y se hacen lo boludos con la blanca. Les tengo bronca a los que hacen lobby de la marihuana. La droga es droga y punto. Sea alcohol, tabaco, azúcar, cafeína, mate o harinas. Lo mismo con las sustancias consideradas ilegales.

8) MaCristas hijos de la gran concha: los coches nuevos que se ven en la calle fueron comprados en cuotas durante la época de CFK. Este año se entregó lo que se pagó años. No me vengan con que los coches fueron abonados al contado. No me jodan. ¿Son pelotudos? Globoludos de mierda nomás.

9) Luego de Videla y Martínez de Hoz, Macri fue lo peor que le pasó a la Argentina. Bah, es un hijo democrático de estos dos últimos. Si sumamos los que se murieron por causa de políticas neoliberales - suicidios, enfermedades, hambre, inseguridad, indigencia, abortos y demás - tenemos muchos más que 30 mil. La Dictadura empezó toda la mierda que padecemos hoy. O, quizás, fue la Libertadora la precursora de nuestras desgracias. Lo cierto es que el antiperonismo mata.

10) CFK no es santa de mi devoción, claro que no. Yo soy el último sciolista, soy pejotista carajo. Pero como buen peronista, quiero que mi espacio llegue al poder. Urtubey y otros juegan para Macri. Nos tenemos que juntar todos y sacar al hijo de Franco.

11) Trump es muy groso. Facilita que niños humildes vayan a escuelas privadas. Eso es igualar hacia arriba, no como la mierda del comunismo latinoamericano que consiste en encerrar a los pibes en colegios llenos de chorros, violentos y pelotudos. Ya lo dije: si tengo hijos, a una privada. Corta la bocha, sin caretas. Muchos hablan de educación pública y mandan a sus chicos a instituciones privadas, doble discurso clásico de idiotas kirchneristas como Cerruti, Filmus y el ruso amargado de Filmus.

12) El gobierno que venga va a tener que hacer un cambio de verdad porque la situación social es un desastre: hay millones de desocupados y gente precarizada. Millones que viven de la asistencia social o están en negro. A eso hay que sumarle que el avance tecnológico expulsa mano de obra. Se dice que en poco tiempo el 50% de los trabajadores van a poder ser reemplazados por máquinas. A eso hay que añadirle que año a año se suma una gran cantidad de jóvenes al mercado laboral. Pregunto: ¿cuál es la salida? ¿Es por derecha, es decir, bajar costos laborales, reducir presión impositiva al mínimo, abrir importaciones para que el poder adquisitivo sea mayor por efecto de la sobreoferta? ¿O esas medidas liberales agravarían el problema? ¿La salida es por izquierda, se trata de cobrar impuestos progresivos a las grandes fortunas, gravar la renta financiera, combatir la especulación de los latifundios y las viviendas ociosas, prohibir despidos, no pagar la deuda externa y volcarse de lleno a la obra pública? ¿Hay caminos intermedios? Por ejemplo, a riesgo de enojar a mucho, ¿dividir horas de trabajo no sería equitativo? Me hago estas preguntas desde mi más profunda ignorancia. Apelo a la buena voluntad de todos ustedes porque anhelo comprender un poco mejor el mundo donde vivo. No tengo una postura definida del todo aunque me inclinaría más por una opción peronista-izquierdista, por decirlo así. Desde ya, acepto toda bibliografía que me recomienden para leer. El futuro es algo que me desvela. No quiero ser apocalíptico pero veo un futuro con más inseguridad y malestar de seguir el actual estado de cosas.
Principio del formulario

13) Me puse a bailar desnudo y el vecino me vio.

14) Milagro Sala: Presa política. Tendrá sus cositas pero está guardada por negra. La tienen que soltar ya.

15) Nunca faltan los boludos e hijos de puta que se la agarran con los docentes por pedir un aumento de sueldo. De por sí, en la docencia se gana mal. Es mentira de que pagan bien. Es insalubre trabajar con cursos rebalsados de pibes y encima llevarte trabajo para corregir en casa. Con la guita de los chanchullos de Macri, José López y todos los corruptos, se podría tener una verdadera educación de calidad.

16) Banco a los docentes. Macri cornudo.

17) Me da bronca cuando comparan al boludo de Macri con Menem, el mejor Presidente luego de Perón. Soy peronista, pejotista y menemista. Somos todos leche de los huevos del Turco. Los Kirchner fueron sus hijos bobos nomás.

18) ¡Viva Menem, Scioli y Perón! ¡Muerte violenta para Macri y para todos los comunistas entristas que hay en nuestras filas! El candidato no es "el proyecto": el candidato es Scioli. Con fe, con esperanza. ¡Aguante el PJ carajo!

19) Trump debería enviar una violenta intervención federal a Hollywood para castigar con crueldad espartana a los izquierdistas allí asentados.

20) Si Baradel fuera un bello hombre como el loco del anestesista golpeador de mujeres, tendría todo el apoyo popular. Pero como es gordo, barbudo y tiene pelo largo entrecano, no lo quieren. Son los mismos boludos que aman al Mauri porque tiene ojitos claros. La verdad, hay que ser hijo de puta para votar y opinar en base a cuestiones estéticas.
El día que sea más repudiado el bello anestesista golpeador de mujeres que Baradel, ese día habremos cambiado como sociedad de verdad. Mientras tanto, somos un país de gente enferma que prefiere a un hijo de puta lindo como Macri o Vidal a un feo luchador como un compañero docente. Por si las moscas: lo de lindo o feo lo digo en base a los parámetros racistas de la sociedad en cuanto a belleza.

22) El discurso boludo de la barba y el pelo largo atrasa cuarenta años, nos lleva directo a los días de la Dictadura, lo peor que le pasó a la Argentina. Déjense de joder con eso de la imagen. Uno vale por lo que tiene adentro de la cabeza, no encima de ella. Se trabaja con el cerebro y con el cuerpo, no con la carita rasurada. Esas son pavadas de viejas boludas que en sus días de gloria fueron cogidas por militares y policías. Aprovecho la ocasión para desearle todo lo peor a todos los macristas: ellos son procesistas disfrazados.

23) Macri fue al mejor colegio de la Argentina, supuestamente, y no sabe leer de corrido. O sea, terminemos con el verso de la educación. Podés tener toda la plata e ir a los mejores colegios y ser flor de pelotudo. Lo único que distingue al Mauri de los anteriores es que habla perfecto el inglés, igual que la muy culta Susana Giménez.

24) Macri es un pelotudo, da lastima. Se lo notó abatido, carente de energía. Más allá de la canchereada con lo de Baradel, se nota que vive alejado de la realidad. Está solo. Se encuentra en su laberinto. Le hacen el diario de Yrigoyen. Vive enfermo o de vacaciones. No tiene fuerza. Te podrá gustar o no pero Cristina, la última vez que inauguró sesiones ordinarias en el Congreso, con el cadáver de Nisman todavía caliente por la mano negra de Bullrich, fue al frente como una yegua y se plantó ante medio país. Eso es política. CFK no es santa de mi devoción pero ese día dio una clase magistral de cómo ser estadista. Mauri, pobre, tiene que leer y encima lee mal. Bobo.

25) Con Cristina no estábamos bien, claro que no. Pero hay que ser boludo e hijo de puta para votar a Macri pensando que con él íbamos a estar mejor. Hay que tener mierda en la cabeza para votar a alguien con ese apellido, alguien que siempre hizo negocios turbios con el Estado. Creo que el Mauri, luego de Videla, fue lo peor de nuestra historia.

26) Decían que Cristina irradiaba agresión en sus cadenas. Prefiero eso y no Macri, que transmite impotencia. Parece que está agonizando. Da lástima.

27) Estoy amargado luego del discurso de Macri. Ese tipo no tiene ganas de vivir. Marcos Peña será un hijo de puta pero tiene otra energía. Mau es un zombie. Nunca vi algo así. Y más en esta época, que tenés a un Trump lleno de vida y a un Putin que está desayuna Red Bull.

28) Me da gracia que los globis joden con los planes pero en el discurso de hoy el mismo Mauri se jactó de todo el asistencialismo que hace su gobierno. Cada vez van a haber más planeros, macristas queridos. Es que es lógico: un gobierno que cierra fuentes de trabajo, que fomenta despidos, que no atrae inversiones, más vale que va a multiplicar las AUH, Emergencia Social y todo lo que no sea empleo genuino. Es más, hasta siguió con la onda del empleo público para los amigos. Cambiemos es más de lo mismo.

29) Si el Cardenal Newman es uno de los mejores colegios del país, no me quiero ni imaginar cómo serán los otros...

30) Me dijo un amigo que trabaja cerca del Mauri que a mitad de año renuncia. ¿Será cierto?

31) Es muy importante que los docentes reciban un buen salario. Claro que sí. Pero hay algo que es verdad: la mayoría de los maestros, profesores, preceptores y directivos son cómplices del vaciamiento, están con la moda kirchnerista de "la escuela inclusiva". No bochan a nadie, no ponen amonestaciones, no sancionan ni echan. Parece que lo único que le importa al docente argentino es su sueldo. Está bien que quieran cobrar lo que corresponde, tener un poder adquisitivo que no pierda ante la inflación. Apoyo el reclamo salarial. Ahora, pongan un poco de orden. Las escuelas de hoy son máquinas de hacer chorizos, nido de pibes chorros, de locos, trastornados, enfermos, violentos. La escuela debe ser, por definición, excluyente. Si el problema es sacar a los pibes de la calle, se le puede regalar una play a cada vaguito que anda por ahí para que esté todas las tardes viciando en la casa. Corta la bocha. Al colegio se va a estudiar, no a gritar, a pelear, a hostigar compañeros o perseguir compañeras y dejarlas embarazadas.
Principio del formulario

32) Vamos a decir la verdad: la escuela funciona, en muchos casos, como un depósito de pibes. Hay muchas familias que mandan a los chicos mal vestidos, sucios, hambrientos, cagados a palos, abusados. La única solución para los problemas de la Argentina es un Estado totalitario. No se puede permitir que estas cosas pasen con los niños. No es solamente un tema de economía. Es una cuestión moral. Vos podés ser pobre pero podés tener criterio y no traer criaturas al mundo para que sufran. Pasa que a los negros les encanta coger sin forro. El que coja sin forro, cárcel. Corta la bocha. ¿Y cómo se hace para saber lo que pasa entre cuatro paredes? Justamente, hay que montar un Gran Hermano para que controle, discipline y redima al lumpen urbano, que es lo que está destruyendo al país junto a la clase política y empresarial: los que se llenan de hijos y no tienen para darles de comer, los que hacen colapsar el transporte público, el sistema educativo y sanitario, son esos habitantes los que deben ser sometidos a una severa política de ingeniería social que contemple traslados a los lugares despoblados de la Patria. Alguno dirá que esta es una doctrina dura pero ante males inconmensurables no se pueden aplicar recetas leves. El futuro de la Nación está en grave peligro. Otra fórmula que se puede aplicar es la religión: las masas se tienen que volver tan puritanas que se asemejen a esas sumisas poblaciones protestantes del Norte. Todo sea por contener a las hordas de salvajes que amenazan con destruir nuestras ciudades, nuestra civilización. No hay que escatimar medios para frenar esta locura que venimos padeciendo desde hace cuarenta años. Es fundamental volver a la comunidad organizada, restaurar jerarquías y suprimir toda suerte de foquismos y resistencias revolucionarias. La hora de la espada ha llegado. Es el orden o el desorden.

33) El otro día, viendo Orange is the New Black, vi que aparecían dos tipos con camperas que decían "U.S. Marshals". Me pregunté quiénes eran esos caballeros. Lo busqué en internet, obvio. Se trataba del Cuerpo de Alguaciles de los Estados Unidos. Están abocados a la custodia de edificios judiciales, trasladado de prisioneros y búsqueda de fugitivos, entre otras tareas. Luego fui a la página oficial de ellos y vi una lista de las 15 personas más buscadas, como en las películas. Siempre envidié las instituciones que tienen los americanos. Cuando era chica veía a la Policía Federal Argentina y me preguntaba por qué no son grosos como el FBI. Veía gordos boludos uniformados cuidando una plaza. Menos mal que eso se está revirtiendo y ahora es Policía de la Ciudad. O sea, si sos Federal tenés que estar en todo el país posta, no con delegaciones minúsculas de vagos que se rascan los huevos y duermen la siesta en el Interior. Las Fuerzas de Seguridad de la Nación deben estar formadas por hombres física y mentalmente fuertes.

34) Tendríamos que tener un FBI, una DEA y una Administración Nacional de Armas, Drogas, Alcohol y Tabaco. Ah, y una Guardia Nacional. En lo único que le pasamos el trapo a los yanquis es con la Gendarmería. Esa institución es un verdadero orgullo nacional.

34) Ayer comí pan preparado con marihuana y chocolate marca Águila. Excelente. Pega más fuerte que negro loco borracho drogado del Conurmalo. Lo hizo un amiguito. Delicia.

35) Entre clavadas de visto, "desagregos" y bloqueos, tengo suficientes motivos para volverme gay. La homosexualidad no constituye pecado, Dios me comprende, Dios me ha visto y está todo bien conmigo. No merezco condena alguna, la sociedad heterosexual me rechazó, ahora elijo ser un hombre que ama a otros hombres (?)

36) ¿Vieron que parece que el perro loco traidor de Randazzo quiere ir a internas con Cristina? Eso se dice. Me gustaría ver qué piensan los chongxs psicobolches de Puan que me boludeaban en el 2015 por bancar al único leal: Daniel Scioli. Esos pendejos bolcheviques no solamente no saben de política sino que no saben de la vida, eso es lo más triste. Prometo perseguirlos hasta el fin de sus días y hacer de todas sus mañanas un verdadero infierno.

37) Una verdad absoluta: las mujeres lindas, especialmente las jovencitas de ojitos claros, siempre tienen varios pretendientes detrás. En vano hablar o intentar algo con ellas. Son batallas perdidas. Y así tuvieras posibilidades de ganar, no es lindo ser puesto en la balanza. Uno es único, no es una fruta lista a ser pesada por el verdulero boliviano (y si el verdulero fuera alemán, la cosa sería la misma mierda).

38) Otra verdad absoluta: las mujeres siempre tienen a varios atrás a la vez. El hombre, generalmente, no. No existe la igualdad entre el hombre y la mujer: ellas son las privilegiadas. Y el patriarcado tampoco existe: es una invención feminista para seguir acumulando beneficios de pertenecer a una casta de moral sacerdotal.

39) No me va la competencia por una minita. No creo que el libre mercado mejore el campo de la seducción y los afectos. En esta materia, al igual que en tantas otras, no soy para nada liberal. Creo que la lógica que subyace en el fondo es la del darwinismo. Y no, no pienso morirme por una hembra ni que otros mueran. Creo en un Estado de Bienestar que le provea a cada cual su amor. Dios dirá.

40) Muchas veces veo al cornudo como un ser desgraciado. Porque esa es la peor violencia que hay en el mundo luego del aborto: te cagan y no te podés quejar porque la sociedad matriarcal y feminista pone el grito en el cielo, como para burlarse de Dios en sus narices. Ahora, peor que ser cornudo es estar solo: el hombre solo es el cornudo universal, el cornudo eterno, el que fue rechazado por todas, mujeres que eligieron a cualquiera menos a él. Sí, señores y señoras: yo soy un corneta. Mis cuernos son tan grandes como el infinito y han de perseguirme incluso más allá de la muerte.

41) Los gremios traicionaron otra vez, hijos de puta.

42) Me molestó hoy anotarme a las materias del cuatrimestre en la página de la facultad y ver la encuesta sobre "violencia de género". Estaría bueno que los malditos comunistas fumadores y sedentarios digan que las enfermedades coronarias son la principal causa de muerte de mujeres en la Argentina. Pero bueno, con esa verdad científica no se hace política barata con gordas bastardas que cobran sueldos del Estado a cambio de demonizar a los hombres. El fin último de la izquierda es aborto para todos o, por lo menos, castración para todos los chicos y cambio de sexo. Aberrante. Dios quiera que el efecto Trump continúe y que no quede ni el nombre de las femiterroristas en la historia del mundo. Qué así sea.

43) Ocho de marzo, Día de la Mujer: sepan que la principal causa de muerte de ustedes en la Argentina son las enfermedades coronarias, no sus maridos o novios. Así que si tanto dicen defender su causa, su cuerpo, su integridad, dejen de fumar, hagan deporte y coman bien. No me vengan con mandatos del patriarcado. Eso no existe. La única verdad es la realidad. Y la realidad es que si sos una gorda puanense fumadora compulsiva y vaga que se agita al subir al tercer piso por escalera, te cagás muriendo. Y eso es tu culpa, no la de ningún macho imaginario. Posdato: machos son los animales.

43) Sueño con el día en que unos helicópteros verdes dejen tirados a miles de rojos en los campos de batalla de todo el mundo. Anhelo ver los cuerpos de comunistas y fundamentalistas islámicos humeantes, sin vida, como testimonio del poder de Dios. Luego de eso, los siglos cantarán la gloria de la refundación de nuestra sagrada civilización. Todas las naciones se van a levantar contra los emisarios de Satanás: el ISIS, el Partido Demócrata, los chinos y los abortistas de todas partes.

44) ¿Vieron al perro loco traidor inmundo repugnante apestoso rosquero de Randazzo en la marcha? No jodan con ese, por favor. Me gustaría ver qué dicen mis compas de Puán que me lo criticaban a Daniel en la facu y en Tecnópolis. Algunas de esas gordas malas me han bloqueado. Le deseo escarnio y maldición a todo el ala comunista del kirchnerismo. Deseo que no vuelvan nunca más. Y ruego a Dios que la fórmula Scioli-Berni arrase y no haya más Macricamporismo "el candidato es el proyecto". Manga de hijos de puta. Les arrancaría las pelotas y me las comería crudas.

45) Como decía Leo Mattioli, presten mucha atención porque ésta es la última vez que les enseño: para que haya sociedades de bienestar con universitarias blancas llenas de comodidades y privilegios, esas burguesas comunistas que se quejan de todo, millones de hombres en el pasado se han enfrentado a los peores peligros habidos y por haber: bestias salvajes, mares indomables, desiertos de fuego, sequías, inundaciones; guerras, invasiones, cruzadas, matanzas, saqueos; enfermedades, hambrunas, pestes. La Civilización Occidental, la mejor del mundo, sin dudas, - por algo miles mueren en su intento por entrar a naciones bien habidas - fue forjada por varones valientes que dejaron todo por cumplir con Dios y con la posteridad. Ese es el verdadero progreso, no promover aberraciones en congresos pagados con dineros del Estado. No se olviden de eso. La historia es testigo de sacrificios prometeicos en pos de la humanidad.

46) La diferencia entre Cristina y Macri es que ella dice "soy yo, pelotudo", mientras que Mau reconoce que "yo soy pelotudo."

47) Cada día me siento más fuerte. Soy como el vikingo ese de pelo negro que defiende París. Las ciudades de mujercitas y tipos blandos siempre necesitarán hombres duros como yo, verdaderos guerreros dispuestos a matar o morir.

48) Ayer, Día Internacional de la Mujer, quedó demostrado, frente a la Catedral Metropolitana, la mentira del feminismo: un héroe plantó la bandera del Vaticano y no pudieron quitársela. Una boba tiró un golpe y se cayó. Otra lo arañó. Una morocha sensual de frondosa cabellera ondulada intentó besar al cruzado. Patéticas. Si te reivindicás guerrera poderosa empoderada fatal latinoamericana, no hagás cosas de minitas como jalar el cabello o tirar arañazos. No diga que una militante de "género" tenga que ser Carolina Duer. Pero gritan como locas histéricas. Son ellas las que refuerzan y fijan estereotipos. Parafraseando a un gran argentino,<<la discriminación existe por ustedes. "Machirulo, machirulo". ¡Vayan a estudiar!>>

49) Ah, el gobierno de Macri es izquierdista por más que digan lo contrario: ayer podrían haber mandado efectivos mujeres a reprimir severamente las manifestaciones apátridas y anticristianas y no se hizo. Se nota que Macri tiene un encono personal con mi amigo Francisco. Si yo fuera presidente, mando a las mejores chicas de Prefectura, Gendarmería, Policía Federal, Policía de la Ciudad y Policía de Seguridad Aeroportuaria a detener a todas las brujas satanistas aborteras hinchabolas. Luego las envío a un centro de educación cívica: sería algo así como una institución de régimen cerrado pero donde las señoritas puedan hacer deporte, reflexionar sobre el daño que le hicieron a la sociedad, bañarse, llevar una vida sana y reeducarse en valores positivos.

50) Pensar que hay "peronistas" que dicen que mi amigo Daniel responde al Grupo Clarín. ¡Las pelotas! Clarín y todo el periodismo lo viven matando a Scioli, no le dan un segundo de paz. Es uno de los hombres más difamados del país. Luego de Cristina, viene él en la lista de perseguidos políticos.

51) Yo tengo una capacidad extraordinaria para inventar mujeres. Por ejemplo, la Judía la inventé yo. Nadie la junaba. Salió conmigo y mis compañeros de facu se la querían mover, se querían turquear en sus tetas asquenazis. Otra es la Virgen Atea: andan todos alzados con ella, pobrecita que está casada hace diez años. Ah, en la secundaria había otra judía, la Muñequita Polaca, que pasó a ser una mujer muy deseada luego de haber estado conmigo. Hay una por venir, una que estoy fabricando con mucho amor, que me la reservo para mí. Porque soy como Midas: todo lo que toco lo convierto en oro. Hasta que no me asegure la definitiva posesión y culminación de mi obra, con su respectivo aura, me guardo detalles. Porque lo que hacen ustedes, malos amigos, malos compañeros, pedazos de Judas, es someter a la obra de arte a la reproductibilidad técnica (en esto me baso en conceptos de Walter Benjamin, otro hermoso paisanito). Yo no voy a permitir que se pierda el aura, no. El único que va a tratar con la Venus voy a ser yo. Y yo comeré su jalea ante la mirada envidiosa de todos ustedes, perros de la Modernidad (?)

52) El aborto mató más gente que Hitler. Las feministas son iguales o peores que los nazis. Ya está, perdieron. El mundo es de derecha ahora que está mi amigo Trump. Sus días de gloria se acabaron.

53) Importante: en la Catedral descansa San Martín. No jodan más, zurdas apátridas del orto. No se metan con el Santo de la Espada, malditas esposas de Satán. Hablan de no ser sometidas pero son esclavas de su marido infernal.

54) El PRO prefirió al Pete Robledo antes que al amigo Abel Albino. Definitivamente, es un partido izquierdista. Tiene al abortista Durán Barba, que habla mal del Papa. Y al pelado Rodríguez Berreta, que hace semáforos con dibujitos raros. ¿Qué onda? No tengo nada contra nadie pero no te la des de derecha y después hacés kirchnerismo para chetos con la farándula local.

55) Trump está haciendo grande a los Estados Unidos de nuevo. Sabía que iba a cumplir con su promesa. En algunas cosas está fallando pero en líneas generales ha demostrado, en este corto tiempo, ser el mejor presidente americano de la historia. De entrada, frenó la movida abortista, reforzó los controles inmigratorios, deportó ilegales, combatió al ISIS y generó mucho empleo. Todavía falta. Pero vamos con fe, con esperanza.

56) Este gobierno, al horno con papas. Ni Clarín lo banca. Salió una nota de Bonelli donde dice que van a achicar ministerios que fueron creados por Maci sin motivo aparente. Guiño guiño: cacerolas llenas de ñoquis con salsa. O sea, no jodan con los K. Son igual o peores: máquinas diabólicas de acomodar amigos. Los kirchneristas por lo menos acomodaban algunos negritos de los barrios, estos del PRO le inventan puestos de cien lucas a chetos que no lo necesitan. Se les viene la noche. Se van. ¿Para qué 22 ministerios? Con diez ministerios alcanza y hasta habría que sacar algunos.

57) Hoy corrí 14 km. Me siento todo un hombre, un guerrero. Cada tanto, me gusta probarme a mí mismo. Hay que entrenar duro. Este año habrá peleas a muerte.

58) Lo del martes 7 de marzo fue histórico. La calle mostró que no quiere más burocracia sindical. Estos gremios parásitos no sirven.

59) ¿Vieron que la mayoría de los que van a ver al Indio ese son unos negros borracho y drogadictos boludos?

60) El Indio junta negros, comunistas, borrachos y faloperos. Es el padre intelectual de Callejeros. Con eso digo todo.

61) El lujo es vulgaridad, dijo y se fue a Nueva York con toda la guita que le dejó su religiosidad de Octubre Rojo.

62) ¡Qué semanita, mamita! El kirchnerismo demostró, una vez más, que no va a volver. La izquierda feminista, un asco como siempre. Macri, cornudo e impotente. Dios quiera que aparezca un tipo con huevos, un Donald Trump.

63) La fórmula es Scioli-Berni. Línea dura. Ayer terminó de morir el kakismo bolchevique en Olavarría.

64) Frase del año que tiró alguien: "Los ricoteros son los cumbieros del rock".

65) Nunca entendí esta mierda del rock y el reviente: la mugre, los vicios, la pirotecnia, el hacerse mierda. El rock como cultura, casi como ideología, como forma de vida, es, definitivamente, una mierda. No digo la música en sí, el sonido. Pero me parece enfermo reivindicar el suicidio, la dejadez, la autodestrucción. Ya con el pelotudo de Viejas Locas, el Indio Salario y los Callenegros, hemos tenido bastante. Lo peor de todo es que siguen apareciendo bandas de ese estilo. La gentes muy boluda. Sigue a viejos llenos de guita que se hacen los comunistas pero le chupan la concha a la Reina de Inglaterra. Así estamos. Como esos pelotudos que leen a Bukowski y se les da por andar por ahí de borrachos como bolivianos locos de amor por las calles de Liniers. Así no va. Buena culpa de todo esto la tiene el kirchnerismo, que, pese a haber defendido en lo económico un modelo extractivista y oligárquico, en lo cultural ha reproducido hasta el hartazgo el traperío rojo de los que se sienten más cerca de Octubre Rojo que del Combate de la Vuelta de Obligado.

66) Escandaliza más un pibe con la bandera del Vaticano frente a la Catedral que una boluda que hace un acto blasfemo frente a un templo cristiano. Lo peor de todo es que esa energúmena trabaja con niños. Se habla mucho del Estado laico. En verdad, estamos frente a un Estado ateo militante, lo que es muy grave. Por otro lado, en Tucumán, lugar donde se dio el sacrilegio, un pareja gobernante re raro apellido quitó la cruz de la bandera provincial. Ah, y un tal Katz, joven de allá, instigó los hechos que denuncio. Es decir, algunos somos más argentinos que otros. Desde ya, no representan a la mayoría de nadie. Pero si uno dice algo de un judío, un musulmán, un negro, un puto o un perro, te salta todo el zurderío a matarte. Hipocresía sin límites.

67) Me chupa un huevo la educación laica. Esa es una bandera sostenida por ateos, comunistas, abortistas, masones y toda la fauna de hijos de putas que sirven a Satanás. No podés seguir reivindicando algo que fracasó en los países que tanto dicen amar. Por ejemplo, si Francia hubiera permanecido católica, ahora no estaría invadido por musulmanes locos. Lo mismo con el resto de Europa. Los fundamentalistas islámicos van a conquistar el mundo.

68) Fíjense bien cómo son las cosas: un tipo dice algo, cualquier cosa, por más que sea un chiste, y enseguida todas pierden la cabeza. Ahora, nosotros nos tenemos que bancar su "muerte al macho" y todas esas boludeces como que "cuando te dicen que le digas papá, está imponiendo el patriarcado". Son agentes de Satán. Simple.

69) Despotrica contra la religión católica pero te habla de "Misa Ricotera". Me encanta. Son como los comunistas ateos con la momia de Lenin, otro pelado hijo de puta marido de Satán.

70) Vidal y el Intendente de Olavarría deben enfrentar juicio político. De milagro no murió más gente.

71) Las minitas aman los payasos, por eso te siguen a vos. Y gracias a que te siguen, tenés la pasta del campeón.

72) ¿Ahora hay que ir al rescate de unos boludines rockeros? Nadie los mandó a irse hasta allá. Parece como si fueran víctimas de un desastre natural. ¿Así que hubo robos? Propongo que ese pelado comunista no toque nunca más en territorio nacional, siempre quilombo con ese.

73) El Ejército Argentino asistió a pendejos comunistas en sus instalaciones. Luego esos faloperos hablan mal de nuestras instituciones castrenses. Merecen ser violentamente castigados.

74) Nadie dice nada de los machos violentos ricoteros y pibes chorros.

75) Desde que era adolescente, cuando en segundo año del secundario leí sobre los regímenes totalitarios para educación cívica, siento fascinación por la idea de un Estado fuerte, que se busque un enemigo inventado o verdadero para unificar a la Nación y evitar así, de manera sagaz, conflictos internos. Los últimos acontecimientos de este mes, el mes de mi cumpleaños, demuestran que las juventudes y las masas necesitan creer en algo (hemos visto femisatanistas, sindicalistas mafiosos, kirchneristas locos, ricota podrida, aborteras blasfemas, troskos agitadores y otros grupos en grandes manifestaciones de desmesura e irracionalidad). Sería conveniente una guerra con Chile a fin de garantizar la paz social, consolidar nuestras instituciones, fomentar la unidad nacional y expandir nuestro espacio vital hacia el oeste. Una vez hecha la campaña, el próximo objetivo debería ser Inglaterra. O al revés. Lo cierto es que en vez de matarnos entre nosotros, tendríamos que matar ingleses y recuperar lo que regaló el hijo de puta de Alfonsín, masón de mierda que trajo esa desgracia que es el divorcio, verdadera lacra moral de la Argentina. Alguno me preguntará si es necesario matar a alguien, sea argentino o extranjero. La historia, que se escribe con sangre, nos enseña que la chusma es de suyo sanguinaria y que los buenos líderes han sabido canalizar esas fuerzas mediante empresas bélicas, coloniales, imperialistas o faraónicas. Ante la falta de un Zar que mande construir el Transiberiano, un amante de las autopistas o un Perón amigo del humo de asados y chimeneas industriales, emergen mesías berretas como el Indio Solari. Es la última vez que les enseño, como decía Leo Mattioli: el hombre es un animal gregario. Pide a gritos ser llevado. La política actual no parece ser capaz de convocar al vulgo y movilizarlos en grandes empresas. Prefiero predicar la conquista de Arabia Saudita que militar un ajuste macrista.

76) La verdad que Dios me ha hecho dichoso entre todos los hombres. Desde la adolescencia, atacado por profesores comunistas, creía que mi vida entera iba a transcurrir en una gran cárcel izquierdista de alcance mundial. Pero todo cambió milagrosamente. Se terminó la mentira de Obama, ahora nadie cree que por ser negrito sos bueno. Al contrario, se ha demostrado que los que gobiernan amparados en su condición de minoría son lo peor del universo, tal el caso de Merkel, la última momia que debe caer del viejo orden mundial. Ella, y muchas más como la basura de la gila Hillary Clinton, joden con ser mujer. O mismo Cristina, la llorona. ¿Qué más? Bianchi, técnico defensivo y de planteos amargados, ha tenido una mala tercera etapa en bosta yuniors. Y hay más: el feminismo está al borde de la extinción porque no representa a nadie. Como si fuera poco, esta semana terminó la mentira del Indio Solari. Y bueno, ya nadie se cree el verso de "ningún pibe nace chorro". Sergio Berni y Scioli le ganan por afano a cualquier mierda como Lubertino o Cerruti en una interna. Puedo decir hoy, miércoles 15 de marzo del Año del Señor 2017, que los días de gloria de los rojos se han acabado. Les deseo a todos ellos todo lo peor. Los veré en el infierno (desde el cielo).

77) Una vez un compañero me dijo que parezco de la Sociedad Rural atacando a los comunistas. Mi anticomunismo militante no tiene que ver con amor a la burguesía, al contrario: como vecino de un barrio humilde, como ciudadano de a pie, he padecido más que ninguno la inseguridad y el discurso de los medios y profesores bolcheviques de secundaria y universidad que defienden a chorros soretes y asesinos. No, señor: yo no tengo nada que ver con la clase terrateniente, con los financistas, con los que tienen dinero ni con ningún otro. No defiendo la propiedad privada. Defiendo un solo derecho: el derecho a la vida del inocente. Defiendo que no venga ningún motochorro hijo de una falopera de mierda y que me prive de ver la luz hermosa de los días; defiendo que a ninguno de los míos se le quite el regalo del cielo que es poder caminar bajo el sol de la tarde. No me vengan con exclusión social: yo sé lo que es vivir en un barrio de "altos negros cumbieros", sé lo que es dormir en la calle, pasar hambre, ser maltratado y ser explotado por patrones y mandones. No hay justificación posible para el que lo chorea a un vecino. Ese merece todo el castigo de la ley y unas vacaciones a perpetuidad en un Guantánamo que próximamente crearemos en las lejanías de la Patria.

78) El gobierno de Macri es una mierda, casi tanto como el de la Dictadura, la peor desgracia argentina. Así y todo, quiero decir que el campeón de "la pesada herencia" no es Cambiemos sino el kirchnerismo: hasta el último día jodieron con Menem y el verso del neoliberalismo, proyecto del cual ellos, los Kirchner, fueron parte activa en su momento, desde su feudo santacruceño. Recuerdo cómo los progres k, cuando yo me quejaba de los chorros, me decían que" son los hijos del obrero que perdió el trabajo por la apertura de las importaciones" y no sé qué mierda. Propongo destitución inmediata para todo gobierno que se excuse en lo anterior para tapar su incompetencia: si te metés en la Rosada, tenés que tener huevos y capacidad para resolver los problemas de la gente. Si vas a llorar y echarle la culpa a los otros, sé trosko y quédate con la fotocopiadora de la facultad.

79) Un lugar común progre que aborrezco es ese que dice que los grandes delincuentes, como el cornudo de Macri, no son juzgados con la misma vara que el alto negro cumbiero que te mata por unas zapatillas. A ver, yo al Mauri lo odio pero no lo voté. Nadie te obligó a votar a ese soretito. En cambio, el pibe chorro te mata si no le das tus cosas. Y si se las das pero anda en loco malo, te mata igual o peor. Para mí, son la misma mierda con distinto color. No creo que uno sea ladrón callejero porque el otro es el ladrón de guante blanco que lo dejó sin futuro. Si ante la adversidad lo primero que hacés es ir de caño, sos un egoísta, una mala persona y, sobre todas las cosas, un enemigo de la clase obrera y un traidor. El Mau es un reverendo entre los reverendos pero de última es oligarca y es obvio que intentará perjudicarte siempre y en todo lugar. Pero que un vecino le quite las zapatillas o el celular a otro so pena de un disparo en caso de no acceder a ese trueque, eso no tiene explicación. Me parece que es al revés: se le carga las tintas a la nefasta clase dirigente política que tenemos que es, al fin de cuentas, el árbol que impide ver el bosque. Finalmente, hay que admitir que nuestra casta política es fruto de la baja calidad de muchos argentinos que defienden lo indefendible, aplaudidores crónicos que celebran la "viveza criolla" y que tratan de gil a los demás. El caco y el entorno que lo reivindica, más los falsos intelectuales comunistas que lo encubren, brindan las condiciones ideales para el desarrollo de la plutocracia y la cleptocracia.


80) Quiero decir algo importante: sé que tengo un estilo exagerado y apasionado pero esta vez les voy a hablar muy en serio. Creo que vamos camino no hacia un totalitarismo pero sí hacia un cambio social drástico. Digo, veo pobreza en aumento, desocupación, malestar en la población, protestas y piquetes todos los santos días, inseguridad, corrupción, vicios. Intuyo que se viene algo complicado. La otra vez soñé con el Estado Nuevo. Puede que sea premonitorio. Me parece que posiblemente venga una política de tolerancia cero con el delito y con los cortes de tránsito. A su vez, es probable que se eliminen los sindicatos, los partidos políticos, el parlamento y otros organismos estatales parasitarios. ¿Será? Tal vez no pase nada y la partidocracia se recicle en el corrupto de Massa.

El Estado Nuevo y la Revolución Silenciosa



  Vos, amigo mío que vivís en el exterior, me preguntabas cómo fue el surgimiento del Estado Nuevo. Te aclaro de entrada que fue hace más de diez años y que no me acuerdo todo con lujo de detalles. No por vivir en Buenos Aires uno se codea con el poder. Es como creer que todos los europeos son ricos. Una pavada. Pero empiezo por la previa de los acontecimientos: entre 2017 y 2019, estaba todo mal: desempleo, inseguridad, protestas, cortes de calle y de rutas, corrupción, problemas de transporte e infraestructura, huelgas permanentes. Era un Estado fallido. La Argentina no era viable para inversores extranjeros o locales. El tipo común no podía vivir. Te mataban por una billetera, de eso te acordarás. Bueno, obvio: el gobierno de aquel entonces se fue a la mierda. Primero rajó Macri. Después no sé quiénes más estuvieron. Fue un quilombo. Lo que te puedo decir a ciencia cierta es que en esos días se prendieron fuego todas las cárceles de la Argentina, que estaban colapsadas. También murieron los delincuentes hacinados en comisarías. Los que se refugiaban en villas, esas mierdas que no existen más, fueron muertos por los vecinos. Es decir, se suspendieron todas las leyes, todos los Derechos Humanos. Fue una purga sin precedentes. Un amigo con llegada a la gente del Directorio me ha dicho que todo fue fogoneado por ellos: querían llegar y que esté todo limpio, no hace falta que te explique más. 

  El Directorio del Estado Nuevo fue presidido por un señor judío dedicado al tema de las finanzas, un capo el tipo, Londres es como su casa. Estuvo tres años al frente y luego se fue por propia voluntad. Aunque se rumorea que maneja todo en las sombras. Se dice que es masón y todas esas pelotudeces. Yo no sé qué carajo hace de su vida pero lo banco a muerte, es un genio. Bueno, resulta que este chabón lo primero que hizo fue abolir los partidos políticos, el Congreso, los sindicatos y toda la burocracia. Reestructuró todo. Para empezar, las leyes comenzaron a debatirse por ramo de actividad. Es decir, cada corporación se rigió a sí misma. ¿Cómo un diputado o un senador podía debatir en un mismo año sobre transporte, salud, educación y seguridad sin saber nada de nada? Por otro lado, las famosas comisiones y sus "asesores" eran un gastadero de guita. El Ruso voló todo a la mierda. También se disolvieron ministerios al máximo. En todos los órdenes se dio esto: nacional, provincial, municipal. Se había acabado la joda. Así se resolvió el déficit fiscal.

  Con respecto a los empleados públicos, se los trató de reconvertir: la mayoría pasaron a formar parte del Estado policial que tenemos. Otros fueron presos porque se demostró que eran mafiosos. Y unos cuantos fueron a parar al sector privado. Se achicó a full. Se acabaron las licencias, los curros, las jodas, los ausentismos, las llegadas tardes y las escapadas. Desde la instauración del Estado Nuevo, no voló ni una mosca en la calle: te hacen multa hasta por tirar un papelito. 

  La economía no es mi fuerte pero puedo decirte que gradualmente se fue bajando la presión fiscal. Los costos laborales para la incorporación de empleados nuevos desaparecieron prácticamente. Y los costos de los empleados antiguos se redujeron lentamente. Además, hubo una flexibilización laboral impresionante. La Ley del Toro Viejo estipuló el fin de la indemnización: tipo cansado y viejo que no quería laburar, era echado de una. Antes, los machos añosos especulaban con hacer juicio y llevarse media empresa. Parásitos que vivían a los más pibes con eso que decían antes del "derecho de piso". Ahora, con el Estado Nuevo, se impuso laburar con de todo desde el primer día hasta el último. Otro punto importante fue el sistema de pasantías: desde el primer año luego de la secundaria, te incentivan a trabajar y estudiar a la vez. Laburito part time, cuatro horas tranqui. Se demostró que así se incrementa la productividad. Varios pibes haciendo turnos de cuatro horas rinden más que un flaco explotado todo el santo día. Me preguntarás por el tema de mantener niños, mujer y todo eso. Te contesto: casi que se prohibió tener críos antes de los treinta años. A todas las negras les dieron vacunas anticonceptivas. Si alguna se embarazaba en la adolescencia o sin demostrar tener avales económicos para hacerse cargo de la criatura, cárcel. Así de una. También se intentó legalizar el aborto pero la Iglesia lo impidió. Así que se negoció por atrás que se acabe la joda de tener ocho hijos. Todos los pibitos a la escuela, escuela de doble turno. Ya no hay tiempo para que los guachos y las pibitas cojan. Cada vez se debuta más tarde. Al gobierno le conviene que sean todos vírgenes productivos. 

  También se obligó a las familias de clase media y media alta a mantener a los hijos hasta que terminen de estudiar en la universidad. Porque antes pasaba que muchos se acomodaban en el laburo de papá y le quitaban lugar a los otros, ¿viste eso de atender el negocio de papi, de hacerse el obrero? Se prohibió. No es que se generaron grandes puestos por estas medida pero había pibitos chetos de Caballito que se hacían emplear por cadenas como Havanna. Y no, eso es quitarle lugar a pendejos pobres de barrios periféricos.

  En cuanto a la relación con la Iglesia, es tirante al día de hoy. El Estado Nuevo todavía banca a los curas pero los mandó a laburar. Ya no están más rascándose las bolas en las parroquias. Son asistentes sociales con creencias religiosas. Ahora se respeta la fe de las personas. A las feministas las cagaron a palos una vuelta y no jodieron más. Ah, y está prohibida la entrada de musulmanes en el país. De musulmanes y de sectas tipo Testigos de Jehová. En sí, el Estado es laico pero se apoya en la estructura material de las parroquias y los colegios confesionales. Y obvio, el Judaísmo es una religión fuerte. Pero el Ruso en su momento intervino AMIA y DAIA y prohibió que jodan con Nisman y esas cosas, no sé si te acordás del atorrante ese que se cogía a las mejores minas.

  Con respecto a las relaciones exteriores, la Argentina se lleva muy bien con todo el mundo. Tiene buena onda con Estados Unidos e Israel. Hasta con el mundo islámico está todo más o menos bien. Con Inglaterra hubo un poco de quilombo pero los british tuvieron que acceder a compartir las regalías de petróleo, pesca y otros rubros. Y ahora hay argentinos viviendo allá. Han habido algunos bardos pero se va camino a una soberanía compartida. Los fachos de acá dicen que eso es traición pero yo creo que fue un arreglo inteligente para ambas partes. Ahora tenemos Fuerzas Armadas muy poderosas. Y los ingleses, lógico, además de que no quieren pelear, necesitan utilizar nuestros puertos, nuestra infraestructura. 

  Lo que más destaco del Estado Nuevo es su carácter ascético, aséptico, monástico, de laboratorio. No hay un gran liderazgo popular y tampoco se ven propagandas de gobierno. No hay elecciones. La Partidocracia murió para siempre. Se prohibieron los boliches y las manifestaciones masivas. Los eventos públicos están muy controlados. Tomar alcohol es muy caro por los impuestos, algo así como diez dólares por una lata de cerveza. Es todo muy moderado ahora. 

  En otro orden de cosas, la droga es legal pero la comercia el Estado. Hay una cadena que se llama Drugs y que le da empleo a un montón de gente. Bolivia, Paraguay y Perú proveen la materia prima y acá se procesa y se vende a todo el mundo. Eso generó malestar con Estados Unidos pero el tiempo demostró que la intervención estatal sirvió para la reducción de daños. Ya no se venden porquerías. Vos que estás allá en Europa habrás visto cómo son los sobrecitos de merca: cerrados al vacío. Con el tema de la falopa y la marihuana, con la legalización de la prostitución y la estatización del juego, se ganó mucho. No hace falta ser muy bicho para darse cuenta de que la Iglesia puso el grito en el cielo. Sodoma y Gomorra, sí, pero con pleno empleo. 

  ¿Te acordás cuando fuimos a Bariloche, la famosa Ruta del Desierto? Ahora es como Las Vegas: casinos por todos lados, puteríos, joda y toda la degeneración que vos quieras. No es que el bardo está en todos lados. Ahí hay de todo. Se llama Nueva Hedonia esa ciudad, ya habrás oído hablar de ella. Hablando de todo un poco, te digo que tendrías que venir a la Argentina. Se puso muy linda. 

  Lo mejor que hizo el judío, que tiene amigos en todos los bancos del mundo, fue traer toda la guita argentina en el exterior. Hizo un blanqueo de verdad, en favor del Pueblo. Lo trataron de comunista pero al tiempo devolvió toda la plata con intereses y pagó la deuda externa de una vez y para siempre. Además, le confiscó todo a los políticos y empresarios corruptos que estuvieron antes. El Ruso generó un plan de obra pública como nunca antes se vio en la historia del mundo: conectó todo el país con autopistas y creó ríos navegables artificiales. Llevó agua potable, cloacas y gas a todas partes. Invirtió en energías renovables y levantó escuelas y hospitales en todas las provincias. Es verdad que es medio loco: se cree un faraón y llenó todo de pirámides, símbolos raros y esas cosas por las cuales el mundo entero habla de nosotros. Él dice ser el Mesías del Pueblo de Israel y muchos le creen. Igual, me chupa un huevo: el mesianismo es común en nuestros políticos, por más que se hable de un Estado Nuevo. Perón se creía Mussolini y hubo una que decía ser Arquitecta Egipcia. Lo que importa es el millón de kilómetros de vías férreas que nos conectan entre nosotros de punta a punta, de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad. Además, nuestros ferrocarriles llegan a todo Chile y a todo lo que es Bolivia, Paraguay, Uruguay, Perú y buena parte del Brasil. Son nuestros. Todos los países de la región son satélites de la Argentina. 

  Hay algunos que en Europa dicen que el Ruso es un comunista-nazi, un loco, un masón, un hijo de puta. Yo no sé. No me interesa lo que digan los pelotudos que están con vos allá. Yo te digo que no les hagas caso. Será mesiánico pero esa es una discusión que él tiene con su tribu. Lo que te puedo decir es que el hebreo salvó al país. Los que lo sucedieron también fueron y son buenos pero porque el judío les anda detrás. Otro día te sigo contando cómo fue la Revolución Silenciosa porque un día este tipo apareció en la Casa Rosada como si nada hubiera pasado. Y pasó mucho. Casi que hubo una guerra civil.     

sábado, 11 de marzo de 2017

Paredes rojas



  Paredes ensangrentadas. Obreros explotados y alienados dejaron algo de sí para que haya colores tan bellos en la gama del rojo. El mundo está hecho de pequeñas muertes cotidianas, de vidas que quedan en suspenso durante horas para que otros puedan disfrutar de un algo. Es como ese empleado de limpieza que trapea maquinalmente el piso de un centro comercial al tiempo que intenta olvidar todo para no sentir ganas de escapar de su prisión diaria. Encierro a cambio de un plato de comida. Y sí, estamos hechos de esfuerzos ajenos, de generaciones anteriores y presentes. A la vez, nos convertimos en esfuerzos para otros, de ahora y por venir. Todo lo anterior es un punto de vista nada más. Sería difícil moralizar sobre estas cuestiones con sencillez. 

  Las paredes rojas seguían ahí, vos deslumbrada ante colores enemigos de lo convencional. Pasaste el pasillo con sorpresa e ingresaste a una habitación que nunca antes habías pisado. Te encontraste con una ventana que te coqueteaba con un paisaje inigualable: árboles, muchos árboles frondosos alrededor de un gran lago azul. Un pequeño bosque enclavado en la ciudad, misterio. ¿Por qué nunca viste algo así? Quizás porque toda la vida anduviste en auto, lejos de otros itinerarios que no fueran los marcados por tus padres. Todo es nuevo, sos como una niña, como cualquiera que se ve ante la novedad por más que tenga ochenta años. ¿O acaso sabríamos cómo reaccionar ante la aparición de un ente sobrenatural? Lo conocido nos hace viejos, aburridos. Lo otro, lo no visto, puede rejuvenecer a cualquiera que sienta curiosidad y pasión por la aventura. ¿Acaso los extranjeros no volvieron a nacer cuando se alejaron de su patria?  


  Las paredes rojas quedaron atrás, en la piel de un pasillo y un comedor castigados por silencios de décadas. Ahora sos vos ante la ventana: vos que mirás lo nuevo, que das ojos claros a la enormidad que se desarrolla ahí abajo, donde hay algo de campo, de ciudad; un poco de siglo XXI y mucho de siglo pasado. Como un ensueño, se presiente lugares más distantes, fronteras que te esperan para que renazcas en viajes no trazados de antemano.


  Apoyada contra el marco de la ventana, con la cabeza hacia abajo como si quisieras beber del lago que mirás, sentís tu pequeñez ante el mundo. El asombro ante lo sublime te hace lamentar el tiempo perdido pero nace en vos la esperanza de pintar nuevas líneas en el horizonte, con esas manos que hicieron milagros al escribir las palabras correctas en el momento correcto.


  La contemplación se interrumpe por un grato e ingrato episodio: sentís cómo el chico que convertiste en cuadro te abraza por atrás. Le cuesta contenerse al principio: te besa el cuello, te dice lo que siente por vos, te pide que lo mates. Vos le decís que se detenga. Como un caballero, retrocede. Le querés dar un cachetazo pero sabes que va a ser peor, más te va a desear porque ama verte enojada, llena de energía, como una mujer guerrera. Entonces, con ojos color invierno, lo mirás en silencio. Agacha la cabeza, recapacita, sabe que estuvo mal. Te pide disculpas. Las aceptás. Te cambia la conversación, lleno de culpa. El paisaje, las paredes rojas, el atardecer rosado, las casas que se ven del otro lado del bosquecillo. Le seguís el juego, casi una manera de perdonarlo. Te gusta que te haya hecho caso. Aunque, muy en el fondo, te sentís genial al descubrir cómo un hombre puede querer a una mujer. Te vas de ahí, de ese cuarto pequeño. Él te toma de la mano, te sonríe. Entrás en el intercambio de gentilezas, le das un beso suave, condescendiente, de amor mas no de lujuria. 


  El mundo se pierde en el fondo de vos.    

miércoles, 8 de marzo de 2017

Ríos de fuego en el mundo interior



  No mentir las cosas, no morir lo que se siente, no huir lo que se quiere. No. La intención es sencilla: sumar piedra sobre piedra hasta construir una torre que sirva de inspiración a muchos otros. Se ha dicho. La repetición genera hartazgo pero también escuela, doctrina, libro, recitación, memoria, religión, patria, entorno, tradición y familia.

  Las obras que persigue el autor de estas humildes líneas de acción tienen que ver con lo durable, con vidas dentro de vidas, vidas que se expanden y que llegan todo el tiempo a días mejores, a noches de olvido, paz y recomposición. 

 La intención es que mañana haya un mañana y luego otro mañana y después otro mañana y así mañana tras mañana y esto multiplicado por mil mañanas, miles de mañanas, mañanas, mañanas; sol que flota en el aire, plantas que encantan la vista y el olfato, pájaros que cantan a pedido de Dios y nubes que danzan los cielos para que miremos hacia arriba con satisfacción.

  Estas palabras no pueden borrarse. 

Regeneraciones




  Vivir lento pero morir rápido adentro, minuto a minuto de un asalto a una paz, a una soledad tan segura. Y sí, la pasión es desmedida. O es la medida de uno. Pasión en mis labios sin otros labios, pasión en un cuerpo infernado. Fragancias cielosas, caricias que te van a esperar por siempre, secretos de una iniciación a la verdad de la vida y fantasías de que nadie te arrebate de mis manos, la fantasía de ser yo nada más en tu Edén. 

  Inalcanzable e imposible son palabras inventadas por vagos.

  Ojalá fuera dueño, al menos inquilino. Disfrutaría vivir en tu cuerpito aunque me desalojen por la fuerza al tercer día. La calle sería palacio al llevar vivo el recuerdo de vos en mi mente preñada de los dos. 

  No hay traición ni deserción. Renuncio a vos si no puedo ser yo, eso dije. Hoy prefiero ignorar el mundo con tal de no sentir la avidez de los otros, su hambre, su rapacidad. No soy soldado que huye para servir en otras guerras, prefiero morir en tu trinchera, atado en el alambre de la mirada gris.

 Vos, tabula rasa. Yo, sin temor a la página en blanco, dispuesto a escribirte, a hacerte un libro, una novela de mil páginas, una lectura para toda la humanidad, un elogio para vos misma, una experiencia y una enseñanza para toda la vida. Y sí, soy lo siguiente, lo que vendrá.

  La experiencia hecha cuerpo y alma y polvo nosotros, limados por la juventud, por las ganas de vivir hasta no vivir, hasta que los ojos nuestros sean luces en el cielo de la noche porteña.

  La capacidad regenerativa no se envidia, se ejerce, se práctica. Es el arte de empezar todo el tiempo porque el éxito, como dijo Winston Churchill, es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo. 

  Ayer no importa. 

lunes, 6 de marzo de 2017

Sueños locos LXXXVI (Estado Nuevo)



  En 2019, a mitad de año, caí preso. Me condenaron a dos años de cárcel. Las leyes habían cambiado. No existían delitos excarcelables. Es decir, a partir de ese entonces fue que tres meses de prisión comenzaron a ser tres meses de prisión efectiva, no un antecedente, una manchita fácil de borrarse con el tiempo y con buenos abogados. Antes, una pena menor de dos años era un simbolismo. A decir verdad, el régimen draconiano ayudó a crear trabajo: se construyeron decenas de complejos penitenciarios a lo largo y ancho del país. El crimen bajó considerablemente. La desocupación también. Es cierto que los apremios policiales, la tan famosa "violencia institucional", aumentaron de modo considerable. Pero los dirigentes de organizaciones izquierdistas de Derechos Humanos habían sido encarcelados, chantajeados o desterrados de manera solapada. Los medios de comunicación montaron una ficción en torno a personajes del mundo político y gremial. Los líderes populares fueron proscriptos, fueron enviados a una Siberia de causas inventadas. No obstante esto, también era "violencia institucional", tomo con pinzas el concepto, cuando los jueces aplicaban la famosa "puerta giratoria", ¿se acuerdan de eso, queridos argentinos? Es una injusticia social que, so pretexto de la inclusión, se excluya a las víctimas y se priorice al violador, al asesino y al ladrón. "Los delincuentes no recibieron una buena educación en la infancia, son las verdaderas víctimas del sistema". La gente se pudrió del progresismo, del garantismo penal. El Estado Nuevo mejoró muchos aspectos de la vida nacional. Más allá de las mejorías y las buenas relaciones entre trabajo y capital, la libertad de expresión había sido subordinada a intereses colectivistas. Yo fui a un penal por todo lo que escribí en el blog y en redes sociales. A decir verdad, el Estado Nuevo me simpatizaba y me sigue simpatizando. Espero que perdure. Me encanta la idea de un gobierno de centro, un gobierno que usa la mano derecha y la izquierda, que no tiene dogmatismos ideológicos, que es pragmatismo puro. El problema es que es un régimen con resabios totalitarios y, lamentablemente, persisten todavía algunos burócratas de la vieja escuela, personajes que quisieron cobrarse venganza de este servidor por denuncias de grave tenor que he hecho en el pasado. Justamente, sobrevivientes del anterior estado de cosas, mediante la práctica de un nuevo entrismo, pretenden socavar las bases de nuestra nueva forma constitucional. Hay operadores del ayer, reaccionarios de diestras e siniestras que anhelan destruir la obra de los Nuevos Padres de la Patria. 

  Por buena conducta y por haber seguido con mis estudios, obtuve de premio un permiso de dos días para salir de la cárcel. Esto fue un fin de semana de invierno. Mi caso se apeló. Me redujeron la condena. Me faltaban tres meses para salir en libertad. Llevaba un año encerrado. Es decir, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, nada menos, decidió devolverme nueve meses de mi vida. Obvio, no me iba a ir sin antes pagar, por las dudas. No sea cosa de que vuelva a reincidir. Me perdonaron por universitario blanco. A los presos comunes no le daban ningún beneficio: trabajos al aire libre o en fábricas, estricta vigilancia y horarios prusianos.


  En la recepción del penal, una guardiacárcel me dijo que ni se me ocurra no volver. Le sonreí. "Voy a volver para ver tus ojos celestes, las únicas luces en medio de este ataúd de concreto". Mi giro poético dio resultados: se sonrojó y río. La camisa celeste me intimidaba: los uniformes penitenciarios tenían el color de la bandera de mi patria. ¿En qué te han convertido, Argentina?


  No volví a Buenos Aires. No quise ir a casa de mi madre. La prisión estaba en Lincoln. Como pude, entre larga caminata nocturna y a dedo, llegué a Paraná. Nadie tenía miedo de un desconocido. Nuestras autopistas, que no rutas, eran muy seguras. Tampoco había ya locos asesinos de turistas francesas. Muchos de los que me leen no saben bien qué había antes del Estado Nuevo. Nadie confiaba en el otro. El advenimiento del Nuevo Estado marcó un antes y un después en la vida cotidiana de los argentinos. 


  Una vez en Paraná, con el dinero que había hecho trabajando en la biblioteca de la cárcel, decidí darme un gusto: me fui al departamento privado de una prostituta. Estaba en un piso cincuenta, la ciudad tenía edificios muy altos. Todo había cambiado. Me sorprendió. Entre Ríos siempre fue una provincia rural. Me sentía como en Buenos Aires. Tenía una vista privilegiada de Santa Fe, del otro lado del río.


- ¿Primera vez en la ciudad, amigo? -


- Sí. Soy un porteño aventurero. -


- Podés sentirte como en casa si mirás bien al fondo: vas a ver edificios que son como los de Fuerte Apache pero mucho más grandes. Toda la mierda del Interior la dejaron ahí: los negros, los boludos y los faloperos quedaron del otro lado.-


- Me llama la atención los tiros y los fuegos artificiales en esta época del año.-

- Nosotros le decimos "ciudad zoológico": dejan que los negros se maten entre ellos mientras que no rompan las bolas afuera. Vos fíjate lo que es Rosario ahora: parece Europa pero sin terroristas: no vuela ni una mosca. El Gobierno de Santa Fe limpió todo. Y acá, en Entre Ríos, mandamos la lacra del lado de enfrente. Es así nomás. Yo laburo tranquila y no me jode nadie. Todo legal ahora, ¿viste? Se acabó eso de poner la concha para que se la lleve la policía.-

  Me interesaba la charla pero no quería perderme la posibilidad de tener relaciones luego de tanto tiempo. Así que la peliteñida con lentes de contacto verdes y tez bronceada fue sacudida por mi sed de convicto. No voy a dar mayores detalles al respecto. Eso sí, fue triste mirar a través del ventanal antes de irme: la idea de una ciudad fantasma me daba miedo.


- Che, ¿se puede pasar del otro lado?-


- Solamente las Fuerzas Federales pueden entrar o salir. Ni se te ocurra arrimarte. Si intentás acercarte, te meten adentro y andá a cantarle a Gardel. Santa Fe siempre fue una ciudad de mierda. ¿Vos sabías que en 2003, si mal no recuerdo, cuando el pelotudo de Reutemann dejó que se inunde todo, salió la Prefectura en lanchas a matar gente? A los que andaban merodeando alrededor de las casas inundadas, un tiro y al agua pato. Fue terrible. Los prefectos pasaban con las luces apagadas. Tenían visores. Y bueno, los grones estaban confiados, creían que se iban a hacer el botín del siglo. Hicieron cagar a unos cuantos. Siempre fue un lugar jodido. Los buenos se fueron. Quedaron los soretes. -


- Gracias por la info. Prometo volver a verte. Tengo que irme a Buenos Aires. El lunes me toca ir otra vez a la oficina. Ya viste lo que es la vida allá, una bosta, siempre igual. Gano bien, no me quejo. Pero me gustaría laburar desde casa. Capaz que me hago prostituto y atiendo chicas lindas como vos, ¿no?-


- ¿No te querés quedar a pasar la noche? No te cobro nada. Es más, te devuelvo la plata que me diste. Me gustas en serio. Estoy media cansada de comerme tipos feos. -


- Tengo que irme. Si me llevás a Rafaela, pasamos la noche juntos en el coche. Sé que no vas a querer ir pero es lo único que te puedo ofrecer. Debo seguir viaje. Tengo pensado saludar a un amigo y luego ver si regreso en tren o en avión. -


- Yo me quedo acá, mañana luego del mediodía tenga la agenda completa. Pero una prima mía va en la camioneta hasta un lugar cerca de ahí, no me acuerdo el nombre, creo que San Francisco. Me parece que te estás escapando de algo porque hay trenes y aviones baratos para todos lados. No importa igual. No te voy a mandar en cana. Si fueras jodido, ni te habrías acercado hasta acá. -


  La fortuna estuvo de mi lado: pude meterme en la caja de la camioneta al día siguiente. Es decir, llegado el caso, las cámaras del edificio pudieron verme entrar pero no salir. Me faltaban tres meses por cumplir pero no quería regresar nunca más. 


 Matías Israelson se sorprendió al verme. "¿Vos no estabas preso, hermano?". Le conté todo. A su vez, él le contó al padre lo que la meretriz me dijo de la Ciudad de Santa Fe. El hombre no se sorprendió, algo sabía. El hijo ni enterado estaba de la ciudad cárcel. 


- Gente, esta noche, a las diez, tendría que volver a la cárcel. Me quedan tres meses. Pero no aguanto más. Me quiero ir. No los quiero comprometer. Pero me pueden dejar en Brasil. En el peor de los casos, me pueden multiplicar por tres lo que me queda de la condena por intento de fuga. Me arriesgo a estar guardado nueve meses si consigo ver la libertad por un tiempo. Es más, en Brasil puedo tramitar una fianza. Pasa que no tenía nadie que me haga la segunda con la plata. Allá puedo laburar y juntar la guita para zafar. No te extraditan así nomás cuando sos preso político. No sé. ¿Qué dicen?-


- Vamos, total, nosotros no sabemos nada. Si nos paran, te haces cargo, flaco. ¿Te quedó claro, no? -


- Sí, Señor Israelson. -


  Los Israelson son judíos. Saben lo que es escapar de todos lados, lo que es pasarla mal. Me ayudaron. Siempre voy a estar agradecido con esa gente. El mejor de la familia era Samuel, el tío científico. El loco andaba con delantal blanco todo el día. Se me pegó: me explicaba cómo funciona el mundo, los átomos, las células, los planetas. Un genio. Íbamos charlando en la camioneta, en el furgón. Nadie podía vernos. Ahora, luego de años de limpieza, no paraban vehículos en la autopista. La radio sonaba fuerte. Ni noticias de mí. Si se revelaba mi condición de prófugo, también se iba a revelar lo injusto de mi detención. El Nuevo Estado no podía aceptar que en sus filas había operadores de la Partidocracia, el régimen anterior a la Tercera Revolución Nacional.


  Pasados unos días, llegamos a Serra do Pardo. Samuel me quería mostrar una base nuclear escondida en la reserva natural. No sé cómo pero al viejo lo conocían los científicos y militares allí establecidos. Tampoco sé cómo pero un oficial me reconoció y me dijo, en perfecto español, "el Estado Nuevo cometió una injusticia con uno de sus mejores hijos". Reí. Era exagerado el elogio. Es verdad que siempre luché por el Estado Nuevo pero no fui protagonista de la Tercera Revolución. 


  La base poseía una techo de vidrio que permitía contemplar el cielo con plenitud. A su vez, las paredes estaban inclinadas, como en diagonal: eran láminas de metal celeste superpuestas. La alfombra del gran salón era negra como la vestimenta de la mayoría de los presentes, exceptos los militares, que usaban riguroso verde oliva. Había computadoras por todos lados y hombres y mujeres de todos los colores. En Brasil, se estableció un satélite del Nuevo Estado Argentino. Nos habíamos convertido en potencia. Siempre me sentí mal por la ubicación geográfica: pensaba que los brasileños se cagaban en nosotros al estar arriba en el mapa. Creía que ellos tiraban su mierda sobre el Paraná para que nos llegue al Río de la Plata. El calor, los mosquitos y el dengue eran invento de ellos, eso creía. Me dolía ver ese imperio de portugueses dominado por ingleses. Nunca dejaron de ser una colonia de esclavos negros manejada por europeos. Pero eso había cambiado. Las ingenieras negras eran la muestra de la revolución continental.


  Un camión gigante pasó al lado de las base. Llevaba un misil de setecientos metros. El camión medía lo mismo. Nunca había visto máquinas semejantes. Un niño me dijo, en portuñol, que Brasil se preparaba para un eventual enfrentamiento con los Estados Unidos o con la Venezuela de Leopoldo López. Lo bueno es que el torpedo no llevaba carga nuclear. Menos mal porque al rato hubo una explosión. Una bola de fuego envolvió las instalaciones pero el sistema de emergencia disipó el peligro al instante: el fuego se hizo agua en segundos. Una grifería divina salvó la reserva ecológica. Los científicos comenzaron a hablar de falla. Otros acusaban un sabotaje. Lo cierto es que me confirmaron que era habitual avanzar por prueba y error en la carrera armamentística. Samuel se excusó: "Cuando los americanos se equivocan, no la cuentan, se hacen los boludos. Nosotros también."


 Luego de la reivindicación nacionalista, fuimos llevados por un helicóptero militar al aeropuerto de San Pablo. Yo no quería terminar en la Argentina. Samuel estaba bien pero Matías y el padre se encontraban traumados. Así que sacaron pasaje de regreso a la Argentina. Me dejaron la camioneta para que siga viaje con el tío loco. Mejor que se fueron. A los tres meses, ellos me tramitaron la fianza con la plata que les mandé desde Brasilia. Lamento que los primeros tiempos del Estado Nuevo se hayan dado conmigo en la cárcel.  

miércoles, 22 de febrero de 2017

Ostracismo renovado (u otras formas de misantropía)



  Párpados pesados como bolsas de cemento. El cansancio nocturno es una forma de agonía. Los porvenires no inspiran dulces sueños: un progresivo alejarse marca la soledad que se construye instante tras instante. Soledad. Soledad. ¿Qué tan malo puede ser que el águila venza a la serpiente? No queda nadie. No recuerdos. ¿Será que cada tanto hay que reprogramar la vida, formatear todo? La memoria llega a un límite. No hay más capacidad de almacenar. Este tipo de prosas las dice un espíritu bajo, un espíritu de siglo XXI. Cadáveres en el aire.

  Todo se reparte. Te van a salvar la vida más de una vez para que mires en solitario el mar del que te rescataron. Contemplar la que podría haber sido tu tumba ha de ser premio, castigo, consuelo y desconsuelo. Ese es tu destino. Caminar en silencio. Nadie te va a hablar. Ni siquiera te van a ver. En todo semejante a las ánimas que descienden de otros mundos, vas a marchar sin posibilidad física de interactuar con otros. Pero el fuego no te quemará. Las balas ni siquiera te tocarán. Pasarás anónimo entre ciudades ingratas y anhelarás abrazar señoritas sin alma pero ya no tendrás cuerpo. Muerto en vida, recorrerás toda la Tierra y verás atardeceres y mañanas inimaginables. Un sol nuevo te va a sorprender a cada paso, un sol que no podrá nunca más cegarte. Cuando hayas acabado con tu peregrinación, entonces y sólo entonces habrás de descansar en paz al ver que serás las páginas que leerán los que jamás osaron mirarte a los ojos. 
   

Sueños locos LXXXV (La chica en un vestuario)



  Ojos color lujuria mezclados con verde mar; pelo rubio como acaramelado, con visos de naranja; tez oliva y gestos de adolescente recatada. 19 años que parecían un poco menos. La vi pasar frente a mí, en un vestuario vacío. El toallón me envolvía las partes nobles cuan si yo fuera un gladiador regiamente ataviado. Me sentía bien luego de la pileta y el sauna. Ella seguía a una amiga que ni siquiera advirtió mi presencia. Pese a verse apurada, se dio el gusto, o el disgusto, por qué no, de mirarme no sin cierta timidez. Me excité. Pero no podía hacer nada.

  Es una chica del Facebook, una chica que me agregó, una Miley Cirus criolla que anda por ahí, lejos, en algún lugar del Conurmalo. Me da miedo hablar con ella; miedo me da ser rebotado, ignorado: que me clave el visto sería una nueva desgracia en mi trayectoria de fracasos en línea. Por eso mismo, no la molesto por el chat. Por otra parte, ahora está de moda esto del "acoso". Todo es acoso: mirar un culo, una teta o saludar a una chica. No importa. Yo tengo un sistema para dar señales sin ser cazado: darle "likes". Ya sea por reciprocidad o porque en verdad a ella le gusta lo que publico, me devuelve las gentilezas. Qué sé yo. Me encanta. Es hermosa. Y, por lo que pude ver, tiene inquietudes artísticas. Pese a todo, cuando la vi pasar por el vestuario, no me atreví a hacer nada. Si soy reservado en las redes "sociales", ¿cuánto más reservado puedo ser en la vida off-line? Porque, a decir verdad, vida real es la de la web, la de la no web, la de los libros, la del discurso y, muy especialmente, la de Dios y la de los sueños.