Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

domingo, 25 de agosto de 2019

Llegaron



 En una vida tan solitaria, poco es mucho para mí. El otro día conocí a una mujer y le di unos besos, en su casa. Todo muy rápido. Sin embargo, no hubo consumación del repentino "vínculo".  Solamente la fantasía en el aire, quizás como anticipo de caricias más profundas. Como sea, celebro este evento inesperado. Muchas veces, lo espontáneo le da sabor a todo. Siempre hablo de cortar la rutina, conocer gente, abrirse a experiencias distintas. Se dio. Tal vez no me vuelva a escribir. O quizás lo haga con frialdad, para no sentirse culpable de jugar con un idiota. No sé qué puede pasar. La clarividencia me cuesta trabajarla en relación a mí mismo por un lógico conflicto de intereses. Quisiera algo con ella, pero ya lo dicen los millennials en redes sociales: "Lo que sucede conviene". Veremos...

sábado, 24 de agosto de 2019

La deslealtad de los liberalotes



A los amigos y compañeros se los banca siempre y en todo lugar. A menos que se pruebe que son violadores o asesinos de inocentes. A la piba del partido de Espert la dejaron tirada por dos chocolates, un chicle, una crema y dos bolsitas de fiambre. ¿Para tanto? No mató a nadie. Las críticas deberían dárselas puertas adentro. Con esa actitud de vigilantes que tienen los liberalotes, nunca van a lograr nada en política. Ante todo, la lealtad...

En defensa de Eliana Scialabba



Los peronistas somos moralmente superiores porque sabemos perdonar a los chorros que hay en nuestras filas. Los vamos a visitar a la cárcel incluso. Llevamos hasta las últimas consecuencias las enseñanzas de Cristo. Los liberalotes y globertos son los fariseos de este siglo, unos hipócritas. Eliana Scialabba tuvo un desliz, posiblemente producto de ser cleptómana. Necesita ayuda y contención, no palo ni linchamiento mediático. No olvidemos jamás "el capítulo de las abejas" de Black Mirror. Grave es sacarle el pan de la mesa a un pobre, a un niño o a un jubilado...

Eliana Scialabba heroína



Tengo amistades que han hecho cosas peores que la Mechera Espertiana y no he dejado de frecuentarlas. Los burguesitos liberalotes se escandalizan por dos chocolates, chicles y un poco de fiambre. No tienen calle. No conocen Lugano, Soldati ni el Konurmalo. Les falta barro y barrio, territorio y militancia. Por eso, por esa actitud vigilante, los mal llamados "libertarios" están condenados al fracaso. Aplaudo a una persona que se lleva algo de una cadena importante. Un verdadero acto patriótico y revolucionario, una acción realmente libertaria. Yo veo mal chorearle algo a una viejita que tiene un puestito de morondanga en una feria. Pero Coto es lo peor que hay. Yo laburé para esa compañía. Lo mismo familiares, amigos y conocidos. Una bosta. Las cadenas de intermediación parasitarias están condenadas a la extinción. El macrismo no quiso que se instale el Mercado Central en los barrios porteños. Pero ya les va a llegar la hora a "yo te conozco" y a las empresas extranjeras. Con Pindonga y Cuchuflito, vamos a hacer la Patria Socialista (?). ¡Aguante Samid! ¡Viva Perdón carajo!

martes, 20 de agosto de 2019

Un otro en mí



  En materia afectiva, creo que me conozco muy poco. Al haber tenido escasa experiencia en el amor, no puedo afirmar con certeza cómo obraría ante ciertas situaciones. Tengo miedo de dañar a alguien (generar falsas expectativas o ser infiel). Tantos años de soledad tal vez puedan predisponerme mal. Algo así como no casarme con nadie e ir por todas. Ojalá no caiga en ese juego. Sé que todo este enredo se leyó y escribió mil veces y pido perdón al lector que no me conoce. Pero al que me sigue, de seguro le sorprenderá este giro. No creí jamás que iba a exteriorizar un planteo de esta naturaleza. Siempre me quejé de no conocer gente. Ahora, ante una posibilidad incipiente, temo hacer el mal. Dios me libre...

viernes, 16 de agosto de 2019

Matrices del mañana




  Matrix, película que amo, puede hacerse realidad y no es novedad. O, como dice la canción, "el futuro llegó hace rato". Lo de estar conectados a aparatos en estado vegetativo no merece mayores comentarios (comparación bastante obvia). Hasta acá, nada de lo dicho parece muy original. El problema: ¿cuáles son las imágenes que vemos en nuestra caverna? La matriz que encierra a muchos está empapelada de pornografía. Sombras que se mueven en un mundo de desnudos y naturaleza fingida y reproducida artificialmente. Sin aura, desde ya ("la época de la reproductibilidad técnica").

  Porno, intervalos de Netflix, comida que te lleva un venezolano, drogas que te entrega otro extranjero (o no) y la vida que se te pasa en tu "zona de confort": soledad y un cubículo para vos. Desde ya, está descripción se limita a un segmento específico de la población: millennials. La categoría en cuestión se aplica solamente a jóvenes de clase media urbana. Hecha la aclaración, voy al punto que pretendo destacar: la pérdida de vínculos sociales. Porque Tinder y Happn no generan que la gente tenga más sexo o se den más noviazgos (según estadísticas, no la anécdota del exitoso que conquista con y sin aplicaciones). De la misma manera, el delivery no significa comer mejor. Tampoco las redes sociales socializan verdaderamente a otarios que se la pasan insultando en ellas. Digo, se construyó un gran calabozo virtual para el dragón que tenés debajo del pantalón...

  Antes, cuando se vivía menos y en peores condiciones, la religión daba larga esperanza a las masas: la eternidad. Ahora, que se vive más y mejor, la cultura se centra en un placer bien efímero: el orgasmo, big bang retroactivo hacia el cual van todos los esfuerzos humanos. Interesante cómo en otro tiempo, tiempo de penurias, el ideal era expansivo: Dios. Hoy el anhelo social, el de la humanidad culta y progresista, se concentra en los caprichos del clítoris, divinidad de este siglo. Sí, te tiro el título: "El clítoris: dios del siglo XXI". Les puedo asegurar que la anatomía femenina es muchísimo más demandante, cambiante e inconstante que la perfecta deidad judeocristiana. 

  Paja y agua para los camellos...

miércoles, 14 de agosto de 2019

Dejo de sueños



Hola, ¿cómo te va? ¿Qué decís? Veo que nada. Sigo con la escritura de esta charlita muda. Sueño con mirarte, Chica Instagram que no me deja ser su seguidor. Muy demócrata no parece la Señorita Silencio. Digo, una vez le dije que tenía ganas de verla y solo por eso me deportó del incipiente afecto. Lamento que haya tantas mujercitas que rechacen ser amadas. Obvio que son libres de decir que no, desde ya. Pero a veces creo que el mundo se llenará de hombres solitarios que en vano perseguirán los deseos del corazón. Muchos tipos se suicidarán por amor. Imagino una sociedad global llena de grietas, con millones y millones de islitas de infelicidad. Desde ya, no aliento la autodestrucción. Pero advierto que se vienen días de veneno y fuego, magia y horror, culpa y temor. ¿Soluciones posibles? Creo que muchas frustraciones sentimentales se dan en el marco de un contexto cultural que genera falsas expectativas: series, películas, novelas, obras de teatro; clases de educación sexual, pornografía, libros, revistas y otros medios. Un mensaje que dice algo así como que la soledad no existe más que como patología de unos pocos. Se crea un clima de ser y pertenecer que alienta la mentira: "Yo me acosté con ella y también con la amiga". No aclaró el hablante que ese éxito copulatorio se dio solamente en sus fantasías de cuarto húmedo...

  No creo que sincerar las relaciones humanas vaya a acabar con ciertos sufrimientos existenciales de muchos. Pero ayudará a descomprimir el sentido de esta época. El mundo está colmado de hijos no deseados, divorcios, matrimonios infelices, noviazgos por interés, hombrecitos vulgares, féminas brutas, viejas degeneradas, viejos borrachos y jóvenes incultos. Como constructo cultural, la revalorización de la soledad podría significar algo interesante. Aunque se corre el riesgo de confundir pobreza con austeridad o hambre con dieta. Simplemente abogo por un cambio en las relaciones humanas.

  A todo esto, ¿dónde me encuentro? Camino solo. Me gustaría conocer gente, pero no se me da. Lo sufro. Lo siento. Aunque ver mundos ajenos sin poses me hizo dar cuenta de que mucho de lo que brilla es oro que se le robó a los indios: ficciones bancadas por tesoros mal habidos y decoradas por modelitos bañadas por toda la mala leche del universo...

Ocasión de llamarles


 
 

La guerra contra la cotidianeidad, pero librada en ella. Digo, la contrarrevolución se hace en el seno de la revolución misma. Desde siempre y para siempre. Creer o no creer. A ver: sostengo la voluntad de ser saboteador en el día a día. Pecados veniales contra la moral santa del aburrimiento y la rutina. No hace falta cruzar el mundo para fabricarse ciertas libertades. Por ejemplo, volver a casa por un camino distinto de vez en cuando. O decir esa palabra rara que tu boca busca eyacular. Sí: meter el bocadillo lleno de leche y olvidarse de las caras de escándalo de los que te oyen. Caminar con actitud desafiante y observar con desprecio a los burgueses, que votan verdugos, como Macri, para que vos, trabajador peronista, te mueras de hambre. Pinchar los globos de los ricos y masturbarse pensando en sus esposas...

Algo más serio



  ¿Para qué la seriedad si el mundo se te va a reír igual? Me muevo como un bufón porque no quiero exponer mis sentimientos al trauma de la burla. Si se van a mofar de mí, que sea por payaso y no por poeta...

Macri nunca más

martes, 13 de agosto de 2019

Fin de ciclo



  No suelo hablar de política de manera directa, pero la aplastante victoria del Frente de Todos me obliga a la excepción. Digo, me gusta la literatura del yo, el fragmento, la brevedad, el tormento, el sexo y la soledad; evito convertir mi obra en un panfleto sin más. Aunque, vuelvo a reiterar, los sucesos electorales me quitaron de mi paja mental. Bien, vamos por lo primero: festejo este resultado. Lo más importante para la Argentina es expulsar a Macri para siempre. A Macri y a su séquito de delincuentes, como María Eugenia Viral y Marcos Peña. Desde ya, no creo que los Fernández tengan todas las soluciones a nuestros problemas económicos y sociales, no obstante, las expectativas se renovarán a lo largo y ancho de la Patria. Habrá momentos muy duros, una verdadera pesada herencia, mas todo tenderá a un equilibrio general en poco tiempo relativamente hablando (imagino dos años de zozobra).

  Si al mentiroso de Mauricio se lo sostuvo a sabiendas de lo que era, ¿cuánto más capital político tendrá Alberto? El apoyo popular, la banca de la calle, estará, sin lugar a dudas. Seguramente costará arrancar el motor de la economía, pero cierta mística nestorista marcará el camino venidero. Muy importante: a Fernández  le conviene más ser como Néstor que como Cristina. Queda claro. 

  En síntesis, me alegra la derrota del idiota y apoyo al flamante triunfador a pesar de mis reservas. No es momento de críticas severas. No adhiero al aborto, al feminazismo y a la ideología de género, pero esas lacras no son vicio exclusivo de la oposición sino que marcan de punta a punta a todo el arco político. Obvio que no compro todo el paquete ideológico del Frente de Todos. Sin embargo, la prioridad pasa por echar al burro aunque tengamos que bancar el regreso de la yegua...


viernes, 9 de agosto de 2019

El Thor del Conurbano



  Me estigmatizan por periférico. No ocupo la centralidad alfa de los machitos que tanto buscan. Mi estrella se apaga sola en un suburbio oscuro. Hay que pasar el invierno. Me hago la paja y sobrevivo a la soledad lo mejor que puedo. La fantasía es una forma de olvido. Me entrego a la droga de la autoestimulación y me distraigo de tanto rechazo, de tanta indiferencia. Le doy a este juego virtual de hacerme la película y elegir una bella amante que me desee. 

  Nadie habla de los solitarios, los verdaderos condenados de la tierra. Nadie nos mira. El mundo nos olvida. Muertos que vivimos para jalarnos el gatillo una y otra vez. El suicidio y la droga sobrevuelan nuestra práctica ascética. Sin salir del cuarto, hemos amado a las mujeres más bellas del mundo en las ciudades más caras de Europa. Llevamos en la cabeza un simulador de sexo que cargamos con imágenes y anhelos. 

  Los últimos serán los primeros... 

Testimonio de millones



  ¿Cuántos, cuántos habrá como uno? Muchos que esperan un beso y una foto en el mar. Borrachos de soledad, hartos ya de tanto desesperar. Contemplan sin más cómo la vida se les va sin amor disfrutar. Para ellos, para mí, el silencio y la tempestad...

Vedas



  Golpe, golpe, gran golpe. El mundo físico de dolor y eyaculación. Dolor y ardor. Largos discursos para lograr la brevedad eterna del orgasmo. La seducción, el ropaje para el instinto animal. ¿Para qué se habrá creado la cultura? 

miércoles, 7 de agosto de 2019

Dios no tiene concha



  El indulto o el insulto. O las dos cosas a la vez. Olas de valentía corren por tus venas. El hombre de verdad cree en ser un hombre. El lenguaje engaña. Una pindonga parada prueba que el Cuchuflito está excitado. No hay "construcción cultural" que justifique el intento del camello por pasar a través del ojo de una aguja. Retos virales de ricos; chicas que viven en Instagram y que matan en el cara a cara. Las populares parecen no agotarse...

Reclamo zarpado



  Plasmar con fuerza el desvarío y todas las gamas de desatinos que un loquillo tiene para ofrecer. El pene que eyacula funciona como un volcán de semen y no de lava. Las placas tectónicas de los testículos se mueven siempre. Suben mares calientes. Las vaginas padecen y gozan la vocación suicida...

Entramados novísimos




  Las ideas verdes incoloras duermen furiosamente. Las mentes-vaginas de las que han salido no dieron para más. Tarde ya para reclamar el valor de las entradas. Se vio lo que se vio. Mejores días llegarán...

martes, 6 de agosto de 2019

Título de otra muerte



  Sentado en posición fetal, todo el mundo en el cráneo. Uno. La psicóloga escucha, pero no entiende. No da respuestas. Ciertas expresiones dejan entrever asombro de su parte. No sabe qué decir, ¡tantos años de estudio para un silencio de radio! Hablar rápido, bien rápido, e ir de aquí para allá. La persona que no perdona, la persona bajo la lluvia sin paraguas, con el pecho duro contra el cielo y las balas. Luego, el dibujito de la casa: vive un muchacho de treinta que se llama Alan. Aunque no se note, la morada del mejor yo cuenta con claraboyas por todos lados: muchas entradas de luz solar. Piso alfombrado. Sótano. Amplia biblioteca. Pileta. Quincho. Garage. Altillo. El hacinamiento de Lugano 1 y 2, verdadera patología mental, queda afuera por un rato. La sesión funciona como un cheque en blanco. Un barrio residencial de Buenos Aires. Gente linda. No se escucha cumbia villera de fondo. Tampoco reguetón, trap y otras porquerías semejantes. Soñar un poco. Una palabra tras otra.

  "La procesión va por dentro". Hombre joven, sano, fuerte, apuesto. Pero toda esa hermosura deviene brava soledad al carecer de soporte monetario. Un pobre del suburbio, un hijito del sol, un heredero de la nada. ¿Qué importa ese Adonis sin obra social cuando hay millones que sufren más, que sufren de verdad? Mutilados e iletrados que piden pan por las calles de las ciudades. ¿De qué quejarse entonces? Consuelo de tontos el dolor ajeno. Los extremos garantizan el conformismo de los del medio. Así se pasa la historia pequeña, la micro, la de todos y la de todos los días. Tal vez el cielo contenga una biblioteca con las biografías de los que pisaron este hermoso planeta. En la eternidad, leer las vidas de los santos desconocidos y de los pecadores sin nombre...

  Mirar a la licenciada. Podría haber sido una noviecita o una amiga con derechos, pero no: ella escucha y juzga con mil caras. Pese a su desconcierto, se nota cierta ternura. ¡Qué bonita! ¡Una Milipili! Blanquita, bien europea; una porteñita hecha y derecha. Profesional, igual que uno, que recibe la debida felicitación por ser otro charlatán de lo humano. Cierta complicidad flota en el aire. La derivación evita males mayores. Todo pasa. El tiempo ordena. Dios dispuso un juego de avances y retrocesos con algo de azar y cierta pericia de parte de los que tiran los dados (los especuladores del pulso y el lanzamiento perfecto). 

  I'm so happy... 

lunes, 5 de agosto de 2019

Puesto en garcha




  La bola de insultos rodará hacia mí, pero no me aplastará...

  Una tarde de sol y de eso. Una tarde de sol y la camino de punta a punta. Derramo pensamientos por todos lados. Eyaculaciones, palabras y tiros. La imaginación de un enfermito y la mirada atónita y atómica de una doctorcita más blanca que su delantal.

  Millones que serán millones. Gente que nunca veré, pero que me mirará andar de más. Flores papeleras que no respiraré, sangre que no he de beber. Miedos, mundos.

  Esquivo la marca escueta del sentido, igual que vos. Te perdés de las categorías estrechas porque los ángeles no tienen sexo, nación, ni edad. Los dibujan rubios, pero ni siquiera poseen rasgos humanos. Energía pura.

  Dejo mi cuadrito acá.

  

  

Bibliotecaria hot de Instagram



Una Milipili de Insta me bautizó como "el Thor del Conurbano". Subió en una historia un collage con varias fotos mías y mandó esa leyenda. Se enojó porque le comenté una imagen en la que aparecía semidesnuda con una biblioteca detrás. "¿Qué tienen que ver los libros con andar en paños menores?" Como flamante Licenciado en Letras, siento profundo rechazo por las "bibliotecarias hot": no leyeron una novela en sus PUTAS vidas, pero buscan legitimar su actividad con tan valiosos objetos de estudio (venden sus "packs" a pajertos desesperados). Misma indignación me genera la profanación de brillantes citas, que se ven degradadas al nivel de culos marrones entangados en las redes sociales. No me molestan los cuerpos exhibidos sino la pretensión erudita de estas burras que buscan dinero y prestigio social. Si te la querés dar de docta, andá a la universidad y estudiá hasta el colapso, como lo hacen muchas amigas. No me vengan a chapear de muy muy las doctoradas en billeteras de Tinchos. Anyway, no me importa nada, vieja. Estoy reloco. El Thor del Conurbano no es sólo una cara bonita...