Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

lunes, 13 de junio de 2016

Alessandra Schiavo






  Rubia hermosa de mi alma: vos me bloqueaste sin motivo pero hoy quiero darte algo que justifique hasta la pena de muerte para mi persona. Resulta que el otro día estaba mirando pornografía y una  italiana me hizo acordar a vos. Fue hermoso masturbarse con la imagen de tu clon en un maratón anal. Alessandra Schiavo se te parece mucho. Por lo menos cuando era joven. Ahora creo que te debe llevar como veinte años. Confieso que soy amante del género "vintage". Las chicas de antes me parecían más naturales, con pelitos, kilitos de más y jugo ahí abajo. Se me hace que ahora es todo demasiado artificial: las mujeres parecen de plástico. La mayoría de las vaginas son iguales. Son, casi todas, muy flacas y encima se ponen globos aerostáticos que mucho no ayudan. No son mi tipo. Las prefiero más amateur. El porno californiano no va conmigo sino el europeo, especialmente italiano, francés y alemán.  

 Me pregunto si habrá crítica cinematográfica de género porno. Seguro que la hay porque existen premios. ¿Pero hay alguna objetividad para abordar este material artístico? ¿Qué es lo que hace que una película sea buena o no? ¿Los críticos pueden contener la erección? Me gustaría ver algún vídeo sin excitarme, atender solamente a cuestiones estéticas o argumentales, estudiar la iluminación, los planos, los diálogos, las posiciones, la lencería, los juegos, las miradas, el color de las paredes, los gestos de los personajes. Parece un ejercicio interesante. Para escribir esta entrada del blog, busqué imágenes y no me sentí tentado de masturbarme. Raro. Pasó así porque me puse el objetivo de mostrarte  una chica que se te parece, que me hace acordar a vos gratamente. Hay fotografías mejores para demostrar el parecido pero en esas, justo en esas, aparece con armas en la mano o en la boca, muy chocante sería compartir algo así. No es mi estilo. Son picante pero no pornógrafo. Soy lo que soy y nada más, un joven en soledad.

  ¿Qué te parece esto que te digo de que vi una igualita a vos en una película porno? Muy fuerte, ¿no? Encima, italiana. Y vos sos, de alguna manera, una tana nacida en la Argentina, igual que el Papa y que muchos otros (en mi caso, tengo demasiada mezcla para ser de un pueblo solo, así que soy argentino y ya, aunque me reconozca hijo de Europa). Seguramente tendrás en tu árbol algún colgado de otros lares pero te hago muy meridional, no solamente por el nombre sino por cierta manera de hablar, de reír. Ahora que lo recuerdo, una vez vi que tenías una banderita de Italia en... Bueno, no digo más porque ya sería demasiado. Algún lector detectivesco podría sacar conclusiones peligrosas. Sos una incógnita. Mejor así. No voy a decir nunca quién sos. A menos que llegue el día en que yo sea un tipo reconocido y diga "esa serie de textos de mi juventud que hablaban sobre una chica que me bloqueó en WhatsApp nacieron de un intento frustrado de amistad con..." Y bueno, ahí te vas a querés matar. Mala eres. 

 Vuelvo al tema del porno, que creo no haberlo tocado nunca de manera directa y distendida. Pese a lo placentero que es ver un vídeo y descargarse, intuyo que este género tan estimulante es casi como una droga, es algo adictivo, que te quita tiempo y libertad. Yo soy un "eyaculador precoz" en ese sentido: miro cinco minutos y largo porque me vida es muy valiosa como para dedicarle a una computadora el mismo tiempo que a una persona. Sí tardo mucho en seleccionar que voy a mirar. Me interesan varias categorías: amateur, milf, mature, french, german, italian, vintage, anal, homenade, pregnant, deepthroat, cuckold. No digo que soy un especialista pero me gusta el tema. En lo personal, no soy seguidor de estrellas sino que prefiero la gente normal. Son pocas las chicas consagradas a las que sigo. Ahora se me ocurren cuatro nombres nada más: Tracey Adams, Shanna McCullough, Tracey Lords y Erika Bella.

 "Masturbando mi mente con lo inmoral/ quitándome el tiempo a pensar/ en expulsar de mi mente/ su sembrado mal." Así dice la canción de V8, que también ha sido interpretada por Hermética. Siempre creí que la pornografía es veneno moral y mental que ponen en internet para que la gente no lea ni piense en hacer cosas productivas con su vida. Es cierto que uno puede masturbarse una vez, descargar y seguir estudiando. Pero a veces no es lo mismo. Quedás cansado o algo embobado. La masturbación es un pecado contra el prójimo porque esa energía que uno gasta en sí mismo no se la da a otro en forma de trabajo, transmisión de conocimiento o alguna función social. Si es verdad que la catarsis láctea sirve para evitar la violencia acumulada en la sangre y en la carne. Mirar un vídeo y desquitarse es como fumar marihuana. Conservar el semen mucho tiempo en los testículos es como tomar cocaína: estás duro y con una tendencia a ser agresivo. No consumo drogas y las rechazo de raíz. Pero las he consumido y sé de lo que se trata. Por eso suelo ser muy severo con el uso de estas sustancias, lo mismo que con el alcohol y el tabaco, éste último mi principal enemigo, nunca me gustó.

  En cuanto al tema de la moral judeo-cristiana, lo católico que hay en mí, y sí, obvio que desde ese plano esta movida no está bien. Pero tampoco está bien de parte de Dios, por lo menos así lo veo yo, sepa Él perdonarme, que yo esté solo, que no tenga una compañera que me ayude a encauzar mis pasiones en el amor. Un sacerdote me dijo una vez que no espere hasta el casamiento pero que tampoco ande por ahí "picoteando". Me recomendó tener una pareja estable. Un cura relativista, de mente abierta, un tipo moderno, bien conciliar, nacional y popular, casi tercermundista. Desde ya, no voy a hacerme el Lutero ni a escribir mi Evangelio o mi Catecismo. Soy respetuoso de la Santa Madre Iglesia Católica. Pero entiendo que el Señor me castiga severamente al exponerme a tentaciones que ni la oración ayuda a disipar en mi mente. El Padre podría enviarme una novia que me haga feliz. Es preferible el mal menor, aunque Santo Tomás diga lo contrario. Ya te digo: es un mal necesario el porno lo mismo que la prostitución y el opio. Si el mundo estuviera librado a las fuerzas libidinales de todos los solos y solas e insatisfechos en general, sin el filtro anestésico de los vicios, la televisión y la internet, posiblemente se extinguiría la humanidad. Es tanta la energía que hay en el ser humano que puedo decir, sin miedo a errar, que en los genitales de toda la población mundial se concentra un poder mayor al de los arsenales atómicos de todas las naciones juntas. 

  Prefiero masturbarme y no joder a nadie. Porque si me quedo con toda la leche guardada, soy capaz de transformarme en un bárbaro. La masturbación es un reaseguro de la civilización contra el peligro de la barbarie innata del hombre, el cual nace con una tendencia natural al pecado, concupiscencia. Es cierto que a veces esa energía libidinal almacenada puede redundar en mayores rendimientos académicos y deportivos pero puede salir el tiro por la culata. Uno puede volverse agresivo, ya lo he dicho. Creo, en definitiva, que hay que buscar un equilibrio.

  Lo ideal sería que cada cual tuviera una pareja estable. Pero el problema es que hay siete hombres por cada mujer y no al revés. Por lo pronto, seguiré masturbándome con la ayuda de la pornografía. Recuerdo haberlo hecho el día de mi cumpleaños, justo antes de entregar una monografía. No daba más de los nervios. Me hice una paja y me calmé. Ahí no sentí cansancio sino un estado de profunda relajación. Fue increíble. También suelo acogotar la gallina si tengo que dar un final en la facultad, cosa de ir más tranquilo. 

  Bueno, ahora, luego de estas reflexiones, luego de haberle dado al prójimo un poco de pensamiento y morbo, me voy a masturbar antes de dormir. Voy a mirar algún vídeo de la hermosa italiana Alessandra Schiavo y me voy a acordar de vos. Espero que vos sientas algo por mí esta noche, cuando algún extranjero feo te toque y necesites sentir el abrazo de tu patria. Yo voy a estar siempre a tu lado. Podés cerrar los ojos y acabar pensando en Alan, bello joven argentino. Yo me toco muchas veces pensando en vos y es hermoso. 

  Ah, me acordé de algo. Estuve pensando en estas últimas horas que posiblemente me hayas bloqueado porque tuviste miedo de acostarte conmigo: me ves como un tigre que puede devorarte en una noche de pasión. Tal vez sea eso. Tenía pensado tratarte con cariño pero está bien. Algún día nos volveremos a ver...   

No hay comentarios:

Publicar un comentario