Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

martes, 2 de junio de 2015

La mujer que salvó al mundo





 Me morí de vuelta hace un mes pero no lamento. No me arrepiento de nada. Dios quiso que todos mis caminos me condujeran a Roma. Llegué al punto de partida de mis sentimientos más nobles. Estoy más vivo que nunca. Es cierto que permanentemente tengo miedo aunque el Señor me lleve de la mano a la victoria, la victoria sobre las circunstancias y el suicidio. No cargo una vida fácil, claro que no. Pero tengo lo que más quiero en mi corazón, tengo fe. Me siento bien. Pese a mi espíritu mundano y mi obsesión con el sexo, la belleza, las letras y la fuerza, sé muy bien que soy católico y que de arriba me mira la Virgen. También sé que me aguarda la paz de la mano de alguien muy especial, alguien que por designio divino me brinda su amistad invaluable, razón suficiente para que siga fuerte a pesar de todo. 

    
  Agradezco de todo corazón a Dios y a la vida porque me dio la oportunidad de conocerte. Fue un milagro que hayas aparecido en mi novela. Dicen que el fin del mundo es la muerte. Si cada uno es un mundo, y vos sos la persona más importante del mío, puedo deducir que sos la mujer más linda del mundo, la mujer que salvó al mundo...

4 comentarios:

  1. Sub tuum praesidium
    confugimus,
    Sancta Dei Genitrix.
    Nostras deprecationes ne despicias
    in necessitatibus nostris,
    sed a periculis cunctis
    libera nos semper,
    Virgo gloriosa et benedicta.



    Bajo tu amparo nos acogemos,
    santa Madre de Dios;
    no deseches las súplicas
    que te dirigimos en nuestras necesidades,
    antes bien, líbranos de todo peligro,
    ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir esta oración.

      Eliminar
  2. Amigo, te escribo para no sentirme tan solo en este país de femi-putas burguesas y machitos castrados. Sé que vos tenés, en este caso, una línea de pensamiento parecida a la mía: que la violencia de género es un invento porque la violencia es una sola y no sabe de sexos. La marcha de ayer (3 de junio) evidentemente fue una señal apocalíptica y toda la cobertura mediática satanizando a los varones y tratando de romper el sano vínculo hombre-mujer me revolvió el estómago. Y me acordé de vos y de todo lo que escribís por acá, de cómo alzás tu vos para denunciar a esos diablos que se están apoderando de nuestras mujeres y quieren convertirlas en nuestros peores enemigos. Quería dejárte saber que por lo menos ya somos dos en esta lucha. ¡A no bajar la guardia y a no dejarse cortar los huevos! Saludos y espero que tengas ganas de escribir algún artículo sobre la famosa marcha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. ¿Cómo te va? Muchas gracias por tus palabras. De más está decir mi posición al respecto: la marcha esa fue una farsa en favor del aborto y del matriarcado. Nos quieren destruir como país. No quieren familias, noviazgos, matrimonios, embarazos, nacimientos ni religión. Son la antipatria. A esta altura del partido, entre mis ocupaciones personales y el rechazo que me genera la gentuza izquierdista, dudo que me haga de un tiempo para este fenómeno de las feminazis. Ellas se van a morir en el olvido de las masas. El feminismo es una moda estúpida. La violencia es social, no tiene "género". Yo condeno la violencia en general. Ese es el problema. Violencia es que haya gente que no tenga empleo, casa ni comida. Por eso no marcha nadie. Bueno, querido amigo, te mando un gran abrazo y te aliento a que sigas con la moral en alto. Alan.

      Eliminar