Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

domingo, 18 de enero de 2015

Día de entrenamiento



   Hoy salí a correr poco después del mediodía, cuando se desató una lluvia infernal sobre Buenos Aires. Más que chacal, chacalazo. Son esas pruebas de carácter que hacen que me dé cuenta de que soy todo un hombre. Fue un maldito día de entrenamiento; una jornada muy dura con suelo embarrado, charcos gigantescos, vientos torrenciales y caminos imposibles. Las zapatillas me quedaron a la miseria. Volví a casa con las piernas pulverizadas: es complicado levantar los pies del agua. Sentía cómo los músculos se me iban consumiendo a cada paso. Los automovilistas me miraban impresionados. Instante tras instante me esforzaba más y más por superarme a mí mismo. Unos pocos morochones bravos que justo andaban por la calle me contemplaban con admiración. Hay que tener agallas para atravesar semejantes aguaceros en Villa Lugano. Acá no es que llueve y es romántico como en los barrios burgueses: acá vuela todo al carajo, las ráfagas te tiran a la mierda y hasta los pardos más bravos huyen despavoridos...

   ¡Qué importante darse cuenta de que uno es todo un hombre, una fiera, un chacalazo, un asesino serial, un loco, un terrorista, un suicida, un criminal, un bombero desesperado, una bestia, un antisocial, un enfermo, un bombardero, un indio malo, un rebelde, un subversivo, un delincuente, un extranjero,un amante de la libertad, un guerrero y todo eso que escandaliza a los malditos burgueses adictos a la televisión! Amén de las expresiones provocativas, siento que soy un indigente de la existencia y del amor y que por eso apago mi furia persiguiendo a los fantasmas que intentan vanamente asesinarme. Hay momentos en los cuales la conciencia es ajena a mí, y siento la mente en blanco, los ojos perdidos y la sangre fuera del cuerpo. Ahí es cuando me vuelvo más liviano y me torno capaz de alcanzar lo imposible como un pájaro de la velocidad que se aleja de la tierra en pos de remontar los cielos más altos y perfectos...


   Yo entreno duro todos los días porque sé que esos patrulleros vendrán por mí en la noche muerta de Buenos Aires. Ya los oigo con sus sirenas de perdición, ya los veo con sus disparos de maldición. Me buscarán machos fatales dispuestos a liquidarme para regocijar a las putas de sus hembras. Las hijas de Salome pedirán por mi cabeza a esos brutos sin piedad ni letras. Los hijos de la tierra estarán dispuestos a masacrar mi cuerpo con tal de copular con esas arpías que querrán presenciar mi ejecución. Sepan esos bastardos que los espero acá en el Sur de la Ciudad. Sepan también que yo no estoy encerrado con ellos en este mundo sino que son ellos los que están encerrados conmigo. ¡Voy a matarlos a todos si es que se atreven a atacarme! Don't tread on me! ¡Salud y anarquía para todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario