Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

martes, 8 de julio de 2014

Nuevos pensamientos











         «Vas a reventar, gentil soldado... Vas a reventar... Es la guerra... Cada cual con su vida... Con su papel... Con su muerte... Parece que compartimos tu angustia...Pero no se comparte la muerte de nadie... Todo debe ser, para las almas y los cuerpos sanos, motivo de distracción  y  nada más y nada menos y nosotras somos chicas fuertes, hermosas, consideradas, sanas y bien educadas...Para nosotras todo se vuelve, por automatismo biológico, espectáculo gozoso, ¡y se convierte en alegría! ¡Así lo exige nuestra salud! Y las feas licencias del pesar nos resultan imposibles... Necesitamos excitantes, sólo excitantes... Pronto quedaréis olvidados, soldaditos... Sed buenos y morid rápido... Y que acabe la guerra y podamos casarnos con uno de vuestros amables oficiales... ¡Sobre todo uno moreno!... ¡Viva la patria de la que siempre habla papá!...¡Qué bueno debe de ser el amor, cuando vuelve de la guerra!... ¡Nuestro marido será condecorado! Será distinguido. Podrás sacar brillo a sus bonitas botas en el hermoso día de nuestra boda, si aún existes soldadito. ¿No te alegrarás entonces de nuestra felicidad, soldadito?...»
      (Louis-Ferdinand Céline)

         Últimamente he tenido pensamientos tendientes a la libertad y el bienestar del hombre. Quiero una sociedad donde todos sean libres e iguales de verdad, no es el sentido masónico del término. Porque a las palabras se las lleva el viento: en todos lados los negros, los indios, los enfermos, los viejos y los pobres la pasan mal. Mejor dicho, no tendría que haber personas pobres, menesterosas ni indigentes. Pero las decadentes democracias occidentales, las repúblicas presididas por la usura, hablan de "afroamericanos" para no decir "negros" y ahí continúan los hombres oscuros limpiando los pisos de los ricos. ¿Eso es justo? Les doy un ejemplo a los que conocen la Ciudad de Buenos Aires. ¿Notaron que la mayoría de los empleados de limpieza son de tez trigueña? ¿Y notaron que se trata de tapar su presencia lo más que se pueda? Y bueno, no es ningún descubrimiento que en la Argentina, país sudamericano con gran ascendencia india, en las oficinas y recepciones de las grandes y medianas empresas suelen proliferar las cabezas rubias y los ojos claros. Parece que es excluyente ser blanco para ocupar ciertos puestos. Patético. Bueno, estas clases de hipocresías son las que pretendo desnudar en este texto que, aunque desordenado y carente de criterios científicos, es una manifestación del sentir de un contemporáneo opuesto a su realidad y a su entorno.


         La idea principal que tengo por estos días es la siguiente: la sociedad se salva por el individuo, no el individuo por la sociedad. ¿A qué viene esto? Bueno, resulta que hace unos meses se dieron casos de linchamientos en la Argentina. Creo que fue noticia mundial. En este año 2014. Fue terrible. Muchas bestias decían que es mejor sacrificar a uno y no que mueran varios a raíz del delito y la inseguridad. Gran error según mi modo de ver. Vuelvo a decirlo aunque suene reiterativo: "la sociedad se salva por el individuo, no el individuo por la sociedad". Por eso estoy con Su Santidad Francisco cuando dice que al chico que mataron a golpes en Rosario se lo debió haber cuidado para que no termine así, abatido por la chusma luego de robar. Muy triste. ¿Qué hacemos nosotros como sociedad con los niños, adolescentes y jóvenes? ¿Hay pleno empleo, trabajo para todos? ¿Hay buena educación? ¿Y cómo está la familia? ¿Existe o dejó de existir hace mucho? Vivimos en un país divorciado del amor y la verdad. Así nos va. Sin Dios ni moral. Librados a nuestros propios instintos. ¿Y qué pasa con la sociedad que mata al individuo so pretexto de que lo hace para salvarse a sí misma? Pasa que esa sociedad no se salva sino que se condena como hipócrita, farisea, mentirosa, violenta, sanguinaria, sádica, bruta, pagana, irracional, salvaje y repugnante. Porque ya dijo Cristo que solo aquel que esté libre de pecados puede tirar la primera piedra. Pero acá todos apedrean sin cesar: desde el niño pequeño hasta las cuarentonas que se excitan sexualmente con la sangre del jovencito inmolado en el altar de la sociedad de consumo. A estas muertes, a estas mil y un millón de muertes, digo, a estas bestialidades me rebelo hoy y siempre. De ahora en adelante consagro mi existencia en pos de un pensamiento libertario y emancipador de verdad, no simples declaraciones del Estado, que no tiene rostro ni nombre.

        Ya lo dejé entrever en varios escritos que redacté en los últimos meses: las mujeres se deleitan con el abatimiento del hombre. No me quepa la menor duda de ello. Ellas gozan con los que la tienen. Y disfrutan la muerte del pobre porque el solo hecho de verlo les hace sentir culpa de su espantosa inmoralidad y su materialismo satánico. A veces parece que el desocupado no tiene sentimientos ni necesidad de amor. Y sí, la sociedad excluye. No hay nada que sea "para todos" excepto la cárcel y los palazos de la policía. Y nada, las enfermeras te tocan los testículos una vez que estás muerto y comparan el tamaño de tu pene con el de otros reclusos fallecidos. Necrofilia al por mayor. Esa es la Argentina de hoy y contra esas clases de humillaciones estoy dispuesto a dar la vida. La mujer es como una alcancía y la vagina sería la ranura de la misma pues por ahí le entra la plata.

       Son cosas de la vida. Y como dije antes, no pretendo en este texto tratar un tema en particular sino ir paseando en los pensamientos que he tenido durante los últimos días. Uno de ellos versa acerca de las relaciones entre el varón y el sexo opuesto. Creo que el hombre es doblemente sometido por esta sociedad matriarcal: primero la madre y luego la esposa. Hay que emanciparse. O la soltería o el sacerdocio. Después de todo, los curas son unos vivos bárbaros porque con su elección evitaron las suegras, a Andrés, los embarazos no deseados, los cambios de humor y los pedos, gritos, celos y recriminaciones de la otra persona. Esto es algo que quería decir. Yo estoy con esto del individuo. Sinceramente, no estoy en condiciones de hablar de este concepto desde su origen. Es mucha mi ignorancia. Pero sé que todos estamos solos en definitiva. Por eso nos morimos y vamos solitos camino a San Pedro, el portero celestial que, obviamente, pertenece al SUTERH (Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal). Digo, el ser humano no responde a una masa amorfa que sería la humanidad. Somos únicos. Esto lo digo más allá de los chinos y los sistemas colectivistas en los cuales uno es solo un número. Hay un algo en cada cual que debe ser libre y emanciparse de ciertas instituciones nefastas. Por caso, la Policía. Le debo un escrito a esa sociedad nefasta de represores al servicio del Capital, los bancos y la usura global. Pero puedo decir que las mujeres policías se masturban en la morgue al ver a los tipos que bajaron. Ellas, las médicas y las enfermeras entran en esa categoría brutal de los "sádicos sublimados", es decir, los carniceros al servicio del Estado. Lo mismo con las chicas soldados. Como esas gringas que en Irak, Guantánamo y en cualquier parte del mundo le tocan las partes intimas a los presos, todos ellos supuestos terroristas. Y bueno, por extensión debo referirme a las señoritas israelíes que hacen la conscripción allá en la tierra en la cual nació Dios. Es mentira eso de que pertenecer al sexo femenino confiere algún tipo de bondad biológica, algo inmanente. Por el contrario, la platea femenina disfruta como dos tipos se arrancan los sesos en una pelea de boxeo. Ellas quieren sangre. Y aquel que sea capaz de quitarle más carne, lágrimas y líquido vital al otro, digo, a aquel le beberán el semen hasta que acabe con todas sus angustias.

        
    ¿Y qué es la belleza en la mujer? La confirmación del valor propio en el macho alfa: "Yo valgo porque salgo con la más sensual y bonita del baile". ¿Y el dinero en el hombre, que tanto busca el sexo opuesto? "Yo soy la más linda del barrio porque salgo con un tipo de plata". Y ahí se construyen relaciones mentirosas e hipócritas de la cual nacen hijos bobos criados por niñeras extranjeras y mal remuneradas por sus patrones racistas y estúpidos. Niños que se pasan la vida frente a los videojuegos y esposas insatisfechas e infieles con maridos cornudos e impotentes que abusan de las drogas, el cigarrillo y el alcohol. Es la sociedad patética. de hoy. Es lo que hay. ¿Y la gente pobre? Los feos con las feas se llenan de hijos, viven del Estado y anhelan los rostros y los cuerpos de las otras clases sociales, las que están bien alimentadas y entrenadas en clubes cuya cuota equivale a medio sueldo de un obrero. De ahí la eterna insatisfacción de los de abajo...

       Voy a problematizar un poco: uno dice mucho sobre la individualidad y la emancipación del hombre pero al mismo tiempo necesita de la mujer para levantar su autoestima y sentirse ratificado como varón. La necia vanidad del cazador. Y donde hay una necesidad, existe un derecho. Al menos eso dicen. Se complica todo en este punto. Pero me la voy a jugar y voy a hablar en primera persona pese a que me voy a quemar para toda la vida: no creo en el amor, en la familia y en las mujeres. No puedo creer en la hipocresía. Porque si yo hubiera tenido una posición económica un poco mejor, un trabajo estable y una casa en un barrio de clase media de Buenos Aires, de seguro no me habrían faltado las chicas. Pero como soy desocupado, pobre y todo lo demás, estoy privado de todo amor, de todo sentimiento empático por parte de otra persona. No hay nada para mí. Solo mirar cómo los otros son felices. Y no es que estoy siempre en esta actitud mitad nazi mitad anarquista. No. Muchas veces soy simpático, comunicativo y atento y me toman de boludo: me mienten, me usan y me traicionan. Yo elegí encerrarme en esto para no sufrir más. Hago todo lo que puedo. Incluso me humillo en esta dura confesión que casi con seguridad me valdrá la burla de muchos. Es lo que hay. O puedo decir que no hay. Pero hoy no puedo más. Hay que entender que la vida es una mentira: no te quieren por lo que sos sino por lo que tenés...

11 comentarios:

  1. Si querés embroncarte un poco con una exponente de manual de la mentalidad feminazi (feminista radical-misándrica-odia hombres), visitá el canal de esta "artista" española:

    http://www.youtube.com/watch?v=BSh3FDuLOyg&list=UUiFjH7MUH6ILDDrGFt1WtjA&index=28

    Los hombres de España están al horno, con la proliferación del sexismo matriarcal, avalado por las leyes, que eliminan incluso la presunción de inocencia masculina, y entienden que basta la sola denuncia de una fémina (aunque sea falsa), para meter a un hombre tras las rejas, por plazo de días, meses o incluso años (porque los hombres somos malos por naturaleza, claro)...

    Por eso, hay que poner en un cuadro de honor al Juez de Sevilla Francisco Serrano, que se atrevió a denunciar el sexismo de las feministas radicales, que se ha convertido paulatinamente en una dictadura, y lo destituyeron por ello de su cargo de juez, acusándolo de prevaricación -como pretexto- por alterar el régimen de visitas de un niño que voluntariamente quería estar con su padre los días de la precesión de semana santa en Sevilla, aunque el régimen de visita establecía que le tocaba estar con su madre esos días...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la info. Saludos a todos los varones españoles.

      Eliminar
  2. Hola! ¿Cómo estás? Leí tu nota y con mucho esfuerzo he intentado contribuir a ella con un digno comentario.
    No se me ocurre nada interesante, ¡al lado de esta nota todo queda chico! Por eso, desde mi sencillez, paso simplemente a decirte que

    SOS UN FACHO, MISÓGINO, Y DEFENSOR DE TODO TIPO DE VIOLENCIA EXISTENTE EN ESTE MUNDO.
    Me tranquiliza saber que este mundo te va a hacer pagar, una a una, todas las miserias que desparramás hacia el prójimo: vos no tolerás la diferencia, no tolerás el pensamiento distinto al tuyo. Estás super acomplejado, querés asegurarte a vos mismo de que sos un "digno varón patriarcal" porque claramente tenés una crisis de identidad que te desborda por todos lados. Lamentablemente no te hacés cargo de tu intolerancia y te metés con gente que sale a defender sus derechos sin molestarte a vos ni a nadie. Dejá ser libres a los demás y ocupate de tu cabecita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy fascista, ¿y qué? ¿Qué problema hay? En este mundo se puede ser negro, judío, comunista y gay pero no facho. Es injusto. Yo solo quiero ser un facho, facho man. "I want to be a facho man". Ja, ja, ja. Es el orgullo legitimo de ser varón, criollo y argentino hasta la muerte...

      Y yo no soy contra mi prójimo: yo hago una gran obra de caridad a través de mi página porque digo las verdades que el sistema masónico y burgués pretende ocultar. En ningún lado se dicen lo que se dice acá. Porque en este lugar está la posta que no te canta nadie, ni los gays de Klarín ni los marakas del Gobierno. Porque son todos ladris, borrachos, ateos, locos y asesinos.

      Por otro lado, no decís nada respecto de la nota en sí. Pura cháchara progresista. El mismo casete que ustedes usan en todas las ocasiones cada vez que ven a alguien que piensa distinto...

      Eliminar
    2. Ya lo dejé entrever en varios escritos que redacté en los últimos meses: las mujeres se deleitan con el abatimiento del hombre. No me quepa la menor duda de ello. Ellas gozan con los que la tienen. Y disfrutan la muerte del pobre porque el solo hecho de verlo les hace sentir culpa de su espantosa inmoralidad y su materialismo satánico.

      Sos un misógino flaco. Generalizás a la mujer con una categoría casi romana del antes de Cristo.
      Puedo asegurar que tu problema es que no te gustan las mujeres, para nada, y arremetés con toda la violencia posible hacia ellas. Después te las das de "salva humanos" y es todo lo contrario, es pura violencia lo tuyo.
      La verdad, me das mucha pena. Siento que estás muy solo, que te regocijás en tu intolerancia, que odiás desde que te levantás hasta que te acostás.
      Un día te vas a dar cuenta de que no estás cantando la posta de nada y de que fuiste un triste gil que quiso tirar tierra a sus propios miedos: la mujer, el homosexual, el "otro".
      Suerte en tu largo camino hacia la emancipación de los modelos católicos castigadores del placer y la tolerancia.

      Eliminar
    3. ¿"Castigadores del placer y la tolerancia"? Castigadores del placer son los grupos feministas: ahora uno no puede ver un culito en paz que ya te dicen "violador" y hablan de "acoso callejero"...

      Eliminar
  3. Lamentablemente, están todas cortadas con la misma tijera, estas pseudo-femisitas. Enseguida se inclinan a motejar a quien se oponga a sus dogmas de "misógino", "facho", "violento", etc, etc, creyendo que el hecho de adjetivar apelando a lugares comunes las dispensa de explicar razones con un poco más de esfuerzo del músculo intelectual...
    No dudo de su buena fe, pues de seguro está plenamente convencida de lo que cree; pero el hecho es que una ideología sectaria, sexista, promotora de la segregación sexual, del separatismo (en casos extremos, del feminismo lésbico), de la promiscuidad como fin en sí mismo, anti familia, pro aborto, como es el feminismo de la segunda y tercera ola, es tan totalitaria en sus dogmas y prácticas como lo el fascismo o cualquier -ismo, en última instancia... y tan mendaz que se ampara en los subsidios fastuosos de las organizaciones gubernamentales para generar una industria y alimentar la maquinaria penal con temas como el de la violencia de género, falsificando estadísticas y datos de la realidad, incluso...
    Yo coincido, en gran medida, con el artículo, y no soy en absoluto misógino, pues no me paro en el "género" para emitir un juicio de valor acerca de la persona, ni siquiera como algo accesorio o secundario...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer y comentar. Inobjetable lo suyo. Un abrazo grande.

      Eliminar
  4. Yo estuve en Neuquén hace unos años en una guerra contra las lacras feministas. Ellas tenían sus armas; el insulto, las escupidas y los golpes, nosotros teníamos una muy distinta; la oración. Este año volvemos a vernos las caras en Salta, el problema es que yo no tengo la seguridad de poder volver a aguantarme como aquella vez. Cualquier cosa una molotov al medio de la masa diabólica y se acabó el problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dan ganas de cagar a palos a esa lacra. Pero no podemos hacer nada que nos perjudique. No podemos ir presos. Así que hay que ser astutos: filmarlas, ridiculizarlas. En síntesis, hay que humillarlas con inteligencia. Hacer que pasen el ridículo delante de todo el país. Ni la misma izquierda las quiere a esas. Son ultras. Son locas. Hay que ganarles con inteligencia. Respecto a la lucha en el terreno, me parece conveniente echarles agua, gases lacrimógenos, gas pimienta y cualquier elemento permitido. Saludos.

      Eliminar
  5. BLOG AMIGO

    http://quienle.wordpress.com

    y mas facho

    ResponderEliminar