Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

martes, 13 de agosto de 2013

Mareos y mareas

   










         Mareos y mareas. ¿Cómo pensar cuando se está apagando todo? Siempre buscando el efecto, siempre buscando lo nuevo. Conseguir las palabras en medio de la intermitencia de los sentidos es como robar una inspiración que ni siquiera se creía verdad. Este será otro de esos escritos míos que publico pero que no anuncio. ¿Por qué habría de jactarme de algo que no habla de nada? Solamente divago sin forma alguna. Otro barquito perdido. No puedo ver nada. Me siento mal, me encuentro a punto de explotar. Mi cabecita se mueve para un lado y para otro y no estoy borracho. En el aire se siente la presión de una atmósfera traidora y olvidadiza. Luces molestas. ¿Podría narrar un poco en lugar de solo enumerar elementos dispersos? Quizás me alcance la vida para decir que puedo hacer un montón de pequeños milagros artísticos pero eso sería una vanidad sin razón de ser porque no soy Dios. Lo único que intento realizar es un deslizamiento en el tiempo que me traiga alguna satisfacción luego de tantas noches frías y tantos dolores solitarios nunca comprendidos. Poco a poco mi cuello se va escapando de mí en pos de alguna maceta donde plantar mi cabeza y yo me pregunto una vez más si mi cuellito es el tallo de una flor que jamás he podido deshojar. ¡Me robé la luna pero como no hubo nadie que me la compre la tuve que devolver a su lugar original! Mentira, en realidad le alquilé "la gorda" a un marciano puto que tenía ganas de quedársela mirando como un pelotudo. Bueno, tampoco era puto el verdecito sino que tenía una noviecita. Me hice un montón de platita con esta movida aunque es la moneda de otro planeta y ahora me la tengo que meter toda en el bolsillo pero no lo voy a hacer. Simplemente voy a encontrar a algún fanático de los extraterrestres que me crea y le voy a meter el perro pues necesito efectivo para comprar pan.

       Miro con lo poco que me queda y casi caigo rendido. Es necesario que sea malo para que sea bueno. Debo ir decayendo paulatinamente hasta perder la mente e irme del texto como si fuera raptado de manera imperceptible. Tal vez el delirio mío es evidente pero yo quiero mentirme una vez más y salir a la pista a bailar aunque me hayan cortado las piernas. Son pócimas invisibles robadas a los muertos las que me dan la locura que me escribe. Nada. No hace falta aclarar que todo es mentido, todo es ficcional. Es solo que la gente se confunde y no entiende la diferencia entre un experimento y un intento de suicidio. Yo no fui el que dije ser recién. Me limito a describir algunas vivencias que me caminan por la piel como si ellas fueran hormigas y como si mi blanca epidermis fuera miel. Nada que ver para un ciego pero mucho para tocar en el fondo del corazón. Todos tenemos un teatro adentro donde se representan nuestras fantasías más deseadas y postergadas. Yo quiero con el alma robar un kilo de vacío y dos kilos de asado para comer con un amigo pero me frena el miedo a la policía. ¿Es deshonesto tomar un poco de alimento para seguir viviendo? ¿No me estaría robando o asesinando a mí mismo si me dejase morir con la escusa de cumplir un falso mandato moral? So pena de cárcel y palazos mantienen a la población muerta a causa de la inanición. A eso le llaman inflación cuan si todas las cosas pudieran cambiar por el mero hecho de mudar de nombre. El Nominalismo es una ingenuidad pero en una tierra de ignorantes cualquier sofisma es regla de guardar. ¿Me estoy excediendo?

        ¿Me animaré a teclear hasta quedar exhausto? ¿Mi bocha romperá el teclado en un cabezazo descendiente? ¿O seguiré haciendo preguntas tontas como esta solamente para mantenerme en guardia ante el avance del cansancio? Me cuesta distinguir la diferencia entre el sueño y la ebriedad. Esto que intento sirve para comprobar mis límites. Puede ser que el no sentirme en mí mismo me haga incursionar en expresiones que no me son propias. Todo vale para girar un poco y darse el aire suficiente para ir hacia el porvenir. ¿De qué me valdrían las formas perfectas y excelsas si no tuvieran la gota de banalidad necesaria que tiene toda experiencia auténticamente humana? Bueno es ser humano cuando los más se animalizan en noches perrunas mentadas por el localismo malentendido. Para que diga algo a veces es obligación que no diga nada. ¿Por qué todo tiene que tener una causa final? La hornalla de mi subjetivismo vano no ha de cerrarse en este momento. En instantes nada más me iré a volar a otros cielos pero antes aclaro a los tontos que no hablo de matarme ni nada raro. Estas oraciones extrañas son como palabras resaltadas en un texto que debe leerse con atención. Yo jamás concluiría mi existencia porque es un regalo de Dios. A lo sumo vería con agrado perecer por causa de mis ideales pues sabría que mi sangre lavaría la conciencia de muchos. ¡Me sorprende que me acuerde del Señor en un momento en el cual no puedo mover más que los dedos para estampar estas simplezas tan relajadas. ¿Es realmente imprescindible la afectación que caracteriza a los burgueses? ¡No! De mujercitas ponerse a llorar con tal de hacerse ver ante la multitud. Las malas hierbas no hacen buenas hojas. Ya que estoy hago un comentario más: no me digan vendehumo si ustedes saben que no vendo nada y yo sé que ustedes fuman de la mala (bueno, todas son malas porque los deja más tarados de lo que ya son).

              No sé cuando alargarme o quedarme en el lugar justo. No traje la tijera. En medio de tantas perezas imaginarias quería decir algo que de verdad me sale del corazón: a veces creo que yendo todo derecho por un lado voy a llegar a ese punto tan anhelado. Quizás a la vuelta del mundo estoy yo en el mismo lugar esperándome. Hay una copia de mí mismo que me aguarda en este sitio donde estoy ahora. Ir al yo. Suena como algo muy peculiar pero tengo que aclarar que me está pasando algo. Y es que no me siento bien y no puedo decir por qué. Son esos tiempitos de la mente que te asaltan en medio de la noche para hacerte pensar. ¿Sabrán que me pasa? Yo a veces quisiera saber quién está más allá de la pantalla ¿No podría ocurrir que yo me escape de tu monitor y charle un rato con vos? ¿Y quién dijo que vos sos? ¿Y si hay más vos? ¿O no hay nadie? No, eso sí que no. Siempre hay alguien. Yo soy el loco que hizo esta cama y sé cuántos están pero no quiénes. Tampoco sería lindo si lo supiera. Bah, es algo que escapa de una respuesta única y rápida. Es cierto que la incertidumbre me hace vibrar en frases enigmáticas pero tal vez sería una caricia para mi alma saber qué tipo de seres me acompañan en esta infusión virtual. No entiendo bien. Espero una señal y no me llega nunca. Me siento solo y acompañado en el mismo instante. ¿Ahora queda claro porque esta ligereza de canción no será anunciada en ningún sitio? Está porque está y sé que hay individuos e "individuas" que se dedican a buscar. ¿Me encontraron? Yo estoy perdido pero cualquiera puede hallarme. El problema es que me siento descubierto por la atenta mirada de algunos ángeles pero yo no puedo ver las alitas de los que me levantan en el aire. ¿Por qué hablo en plural y en singular sin distinciones claras? Me parece que detrás de vos estás vos pero en tu mejor versión. Y hay muchos unos dentro de uno como para apelar a una sola persona. Los mareos y mareas me descompusieron definitivamente. Me voy antes de morir pues no quiero dejar una pieza sin acabar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario