Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

miércoles, 10 de octubre de 2012

Guerra psicológica




De muchas y mil aguas
hacen espejos;
mujeres sin enaguas
y sus reflejos.


De aquí a mil leguas
y más de lejos;
cabalgan las yeguas
en mares añejos.


Imagen sin imagen
y poesía sin poesía
como gen sin origen.


Rinden pleitesía
a virgen no virgen
como su fantasía.

              Esta poesía irregularmente bella apareció escrita en la pared de un bar. Un hombre llamado Ángel la escribió a pedido del dueño. El arte del mural no es para cualquiera. Nuestras calles de principios de siglo XXI abundan en mamarrachos populistas elevados a la categoría de arte. La rebelión de las masas en la cultura. Ángel no veía con agrado los azotes de nuestro tiempo. Según él me dijo aquella vez, existe una estrella de seis puntas para simbolizar los males de nuestra época. El primer azote de nuestra Edad de Hierro es el capital financiero y las instituciones bancarias en general. El segundo mal son los Estados Unidos aliados con Inglaperra. La tercera plaga es la Masonería. La cuarta es el movimiento sionista internacional y las distintas manifestaciones de la judería alrededor del mundo. El quinto problema mundial es el Vaticano con todos los cardenales y papas masones allí instalados. La sexta punta de la estrellita maligna es el comunismo y sus muchos adeptos en todo el orbe. Según Ángel, estos males no tienen un orden de jerarquía preciso. Si hubiera que jerarquizar estos latigazos de Satán, deberíamos pensar en.

            No me anda la mano para escribir correctamente. El párrafo anterior va a quedar así. No puedo volver. El recuerdo de Ángel me obliga a proseguir fielmente con la narración de la historia. En vano es regresar cuando uno todavía sigue estando en el mismo lugar. ¿Se puede retornar cuando ni siquiera se partió? Tantas palabras guarda el corazón que inventó la razón para disfrazarse mejor. Cuando nada ni nadie nos calle podremos proclamar en las azoteas aquello que los conspiradores murmuraron en sus sucios sótanos llenos de ratas. ¿Por qué no se puede hablar de ciertas cosas? Lo políticamente correcto fue inventado por quienes detentan el poder para no ser acusados públicamente de sus muchas fechorías. Un ejemplo de esto es el feminismo homicida que nos gobierna hace años en la Argentina, Chile, Brasil y Alemania (las mujeres chillan y se victimizan para acceder al poder. Lo mismo hizo el negro de mierda de Obama y lo mismo hacen nuestros maricones e invertidos sexuales como Carmen Argibay, Oyarbide, Zaffaroni y otros zafarranchos). ¿Y Sergio Chorrender ?Ah, se escribe con la letra "K". Si fuera García de apellido sería mejor para recordarlo. ¿A qué edad habrá aprendido a escribir su nombre?
                                     
- Ángel ¿De qué habla tu poema?-
- Hay que pensar; pensá en lo mal que se vive. Pensá en el yugo que soporta la humanidad de hoy. Pensá en las mujeres que embelesan a los hombres para llevarlos al abismo que está más allá de sí mismos. El problema es que los hombres olvidan el peso de sus cadenas cada vez que escuchan el canto de las sirenas que están bailando por un dueño con plata. Sí, bailando por un dueño. Luego los hombres,idiotas e ilusos como la gran mayoría de los hombres,se dan cuenta de que perdieron su tiempo comprando pescado podrido. No existen las sirenas.-
- ¿Son demonios?-
- Endemoniadas pero por la la fuerza de la seducción de Luzbel que es la luz más bella del universo. Luzbel es luz bella pero Dios es más bello todavía. El inconveniente es que la ignorancia oscurece las conciencias de todas las personas. Por eso dijo Cristo "la verdad os hará libres". El verdadero holocausto fue el que padeció Nuestro Señor en la cruz hace dos mil años. Fue un verdadero sacrificio y un verdadero martirio en pos de una causa eterna como es la redención del hombre. Los sufrimientos de los hombres forman parte de una terrible y sangrienta historia de matanzas y venganzas.-
- ¿Usted está negando la historia del siglo pasado?-
- No niego ni afirmo. Solo confirmo que el siglo XX fue muy difícil pero para casi todos los pueblos de la tierra. El sufrimiento es patrimonio de la humannidad a pesar de que no lo haya declado la O.N.U. Los israelitas no son los dueños del dolor: Son quienes sacaron mejor provecho de él. Pero nosotros no somos antisemitas. De más está decir que Dios se hizo hombre en el vientre de una judía llamada María. Nosotros somos los verdaderos judíos porque creemos en Dios con el corazón y lo escuchamos con el alma.
- Yo pienso igual que usted. Somos, desde la teología, la perfección del judaísmo. En todo caso los judíos que reniegan de Dios y de la Biblia no son judíos sino impostores que trafican influencias amparados en nombres bíblicos.-
- Ya sé que te gusta la belleza de esas Jessicas y Rebecas que caminan muy alegremente por las calles de las grandes ciudades de Occidente y sé también que te sentís un conquistador alejandrino cada vez que tu mirada cristiana conquista el favor de una de esas doncellas que recuerdan a los ángeles caídos pero ese no es el tema por el cual te cité a este bar del centro de Buenos Aires.-
- ¿Qué pasó?-
- Pasa. ¿Qué pasa? Pasa que hay una guerra psicológica en contra de todos los mortales. Los libros acumulan polvo mientras los ciudadanos aburguesados meten sus cabezas en los relojes de arena. Nadie lee, nadie estudia. Todos buscan a las diosas, reinas y princesas del desierto que van vagando por la mente de todos los vagos. No existen estas quimeras de mujeres sin la existencia de los hombres que a su vez no existen sin la existencia de Dios.-
- Si Dios no existe yo tampoco existo pero como Dios existe yo existo para testimoniar su existencia. Creo que Descartes quedó descartado. El primero pienso, luego existo, no tiene razón de ser ya que no todos piensan. ¿No existen los que no piensan?-
- Es más profundo todavía pero quisiera mostrártelo sin que te asustes. Lo primero que tenés que saber es que mientras la sociedad está extraviada en trabajos mediocres y perdida en el sexo y la inmundicia de las drogas y la televisión, hay una casta de señores poderosos que se rien de todos vosotros. Así como hay un bankero Heller, también hay un Sofovich que entretiene a la chusma cortando manzanas y polleras de señoritas tontas. Así como hay un Strauss Kahn, socialista y exbanquero del F.M.I., así también hay un viejo Hugh Hefner que disfraza a las universitarias huecas como conejitas de chocolate. Este viejo Satanás extravió el sentido de las Pascuas cristianas.
- Es todo un tema.-
- Para que no caigas.-

           Ángel demostró ser un ángel de verdad ya que desplegó sus alas dispuesto a volver al cielo de donde vino. Pagó la cerveza y la pizza que nos comimos y se elevó hasta llegar bien arriba. Nobleza obliga: Se golpeó la espalda contra el techo y se hizo mierda los huesos pero pudo seguir su viaje hasta la morada eterna...

No hay comentarios:

Publicar un comentario