Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Geometría


          


   Un grupo de gordas feas y de flacas mal alimentadas comenzó a desfilar frente a mí. Tienen la puta costumbre de mostrarle las tetas a los curas y a todo el pueblo católico, al cual denominan peyorativamente como "chupacirios". Me llama poderosamente la atención que siempre embistan contra el Catolicismo. Vaya uno a saber el origen de esas especies. Lo que sabía en ese momento es que a mí no me iban a mostrar sus sucios pechos. No iban a arriesgarse con un jovencito de veintitrés como yo. Me hubiera gustado darle a esa gentuza un tratamiento infalible contra la histeria femenina pero luego me acordé de que aman mostrarse como víctimas de acoso. Me guardé mi virilidad en el bolsillo y contemplé el paso de la agrupaciones Las Trolas y Las tortas. No sé por qué pedían aborto para todos y todas si ellas son lesbianas. No tiene sentido ir a un laboratorio, tener un hijo artificialmente y luego tirarlo al tacho. Ellas seguían pasando y cantaban "Iglesia, basura, vos sos la Dictadura" y "aborto legal en el hospital o le quemamos la Catedral". Hablaban de un "Encuentro Nacional de Mujeres" pero yo no veía féminas mas solo observaba la marcha de unos machos cabríos con rastas y nucas rapadas. Veía a seres de aspecto varonil lucir tatuajes por doquier y mutilaciones en todo el cuerpo. Sus pieles parecían de metal debido al exceso de aros.

    Una activista yankee dijo lo siguiente: "El feminismo es la teoría, el lesbianismo es la práctica" (Ti-Grace Atkinson). La verdad que tenía mucha razón al decir eso. Tan consternado estaba yo al ver la marcha de ese ejército de deformes que olvidé el lugar en el cual estaba parado. Ya era nada más que un mero punto de la existencia. No sentía miedo al ver a esas trolas encapuchadas cuan si fueran militares palestinos. Tampoco me daban miedo sus palos y su actitud piqueteril. Lo único que me generaba angustia era el futuro incierto de los niños por nacer. Ellas escribían en una pared: "Revolución en las calles, en las plazas y en la cama". No sé de qué revolución hablaban. También escribían en el mismo muro: "Ni Dios, ni amo, ni partido ni marido". Obviamente que marido no iban a tener esas pobres miserables porque eran más feas que pisar mierda descalzo. La columna de calaveras vivientes era dirigida por una vieja resentida llamada Esther Bergman. Era una reclutadora de jovencitas fieras y fracasadas. Es cierto que había algunas chicas lindas pero eran locas, borrachas, drogadas, promiscuas, degeneradas e inestables desde el punto de vista emocional. Algunas de ellas, adictas al sexo y otras, actrices porno. Un combo explosivo de ancianas envidiosas, adolescentes pervertidas y divorciadas solitarias. Parece como si Altamira hubiera prendido la licuadora con ganas de tomarse un jugo muy amargo y alucinógeno. Yo las miraba extrañado y ellas me insultaban.

   Ni dejándome el pelo largo y la barba puedo obviar mi condición de católico. Por más que mi blog se llame Surfer Punk ´s, no dejo de ser un joven conservador de lo que ellas llamarían "rancia aristocracia católica". Me parece que les afrenta que mi apellido sea español. Me ven como un criollo pelotudo. No me importa. En ese instante de suprema incertidumbre, tampoco me importó mirar a esas viejas trolas a los ojos. Tampoco le esquivé la mirada a las jovencitas que se dejaban pervertir por las ancianas bolcheviques. Esas viejitas harapientas parecían recién bajadas del barco. Me pareció sentir un acento extraño en su habla. Todos somos argentinos pero algunos somos más argentinos que otros. No todos son hijos de esta tierra y de la Hispanidad. Se sabe que los italianos tienen un origen similar a los españoles. Por eso se adaptaron tan bien a nuestra patria. Ahora  ¿todos los que vinieron se argentinizaron de corazón? Muchos hay que trajeron ideologías foráneas que nada tienen que ver con nuestra estirpe ibérica. 

  Dejando de lado estas consideraciones, el acoso de las muchedumbres lésbicas seguía en marcha sin importar la presencia policial. Se sabe que esas mujeres virilizadas pueden pegar y hasta matar sin sufrir sanciones por parte del Estado. Yo era consciente de que si caía en provocaciones y devolvía los insultos, no me iban a faltar las denuncias por "violencia de género". Me pareció mejor llamarme a silencio y seguir mirando el avance de las hordas compuestas por marimachos. Ellas decían tener "derecho a decidir sobre su propio cuerpo" sin pensar en la vida del bebé por venir. ¿Ese no tiene "derechos humanos"? Aborto es homicidio agravado por el vínculo.

   Una vieja de ojos azules y piel nívea me gritó: "La única iglesia que ilumina es la que arde". Estaban enardecidas esas minas. Parecía que nadie las podía parar. De hecho, la Fuerza Pública podría haberlas parado pero la policía de Macri está integrada por lesbianas, gays y otras hierbas que pretenden legalizar si es que ya no lo hicieron. Una cosa de locos. ¿Quién iba a defenderme? Con una Justicia manejada por dueños de prostíbulos y sodomitas, no podía esperar ninguna garantía. Las garantías solamente son para los ladrones. Una que me mandaba y a la cárcel derecho viejo y a cantarle a Gardel el Marche preso. Aquaman tampoco podía venir a rescatarme porque lo echaron de Prefectura por Facho y lo metieron en un calabozo sin fondo. ¿El Chapulín Colorado? Un mexicano moribundo no me podría haber ayudado nunca. Tenía que resistir. No sé por qué pero en ese momento me imaginaba mártir. Estaba dispuesto a morir con tal de redimir a esa chusma. Es verdad que soy muy jocoso y que algunos me hacen fama de juerguista pero son pecados de juventud. En el fondo, mi alma tiene inclinación por las cosas buenas. Por eso yo no estaba junto a ese vulgo que me abucheaba. Bien podría haberme hecho el burgués puto y feminista amigo de las mujeres con el fin de cepillármelas pero yo nunca fui así. Hay más verdad en una paja en soledad que en una orgía de hipócritas y adulones. El mal menor es mal también...

    Las borrachas y drogadas cantaban ahora: "Saquen sus rosarios de nuestros ovarios". Yo tenía mi rosario en la mano y rezaba en silencio. Mis cuentas no ataban las trompas de esos elefantes estériles. No sé cuál era su intención al cantar esa burda mentira bufarrona. También había escrito en la remera de una ramera: "Sin clientes no hay prostitución". Creo que los hombres, al no hallar buenas esposas por causa de la sociedad de consumo, el materialismo y el feminismo, se volcaron masivamente en los últimos tiempos a los burdeles. La prostitución es la profesión más antigua del mundo pero hoy en día es algo masivo. De todas maneras, hay jueces que regentean lupanares y estas flojas no dicen nada. Yo pienso que un mamarracho femenino se convierte en una roja porque no tiene quién se la coja. Una mujer normal hace su vida, tiene su novio, su marido, sus hijos; tiene un trabajo, un estudio, sus creencias: su vida. La vida vuelve a la vida. No se entiende el porqué de tanto odio. Con tantos matrimonios que desean adoptar, no hay razones para abortar. Ellas, las femitrolas, justifican el infanticidio arguyendo que los hijos generan pobreza. Deberían reclamarle al Estado que se haga cargo de sus chiquitos. Una crianza en una institución castrense le daría a la Patria los guerreros que ella necesita. ¿Qué yo me quejo de las ayudas sociales? No. Me quejo del clientelismo político pero no del fomento de la natalidad. En un contexto de familia cristiana, lo ideal es tener entre tres y cuatro hijos. El problema es que la sociedad capitalista que financia a estas bolchevitas no permite que las familias salgan adelante. Antes, con el sueldo del hombre vivía toda la familia. Ahora trabaja hasta el gato y no morfa ninguno.

   En medio de la marcha que atravesaba toda la ciudad de punta a punta y de puta a puta, apareció una gordita fiestera que me conocía de no sé dónde. Yo nunca festejé nada con ella ya que es lesbiana pero a veces ella quería festejar conmigo y yo me hacía el tonto. Tendría que haber cumplido con el deber patriótico de darle un poco de mi alma y un trozo de mi carne para hacerla volver en sí pero no me consideraba capaz de semejante misión. Más fácil me sería echar a Cristina Kirchner del Gobierno que comerme esa tortilla de cebolla. Me da cargo de conciencia no haberlo hecho por el bien de la Nación pero mis amigos me consolaron diciéndome que no podría haber logrado nada. Tal vez sea cierto. Yo no puedo todo. Quizás sabía en ese entonces que iba a tener una novia muy pero muy hermosa. Dicen que cuando hay hambre, no hay pan duro, pero si uno come por necesidad algo que le cae mal, va a terminar vomitando. Y en el vómito se van las pocas energías que te quedan. No probé bocado...

- Hola Alan ¿estás defendiendo la Iglesia?-

- Sí.-
- ¡Qué fascista que sos!-
- Soy fascista ¿y qué?-
- Sos muy cerrado.-
- Bien cerrado.-
- Sos un cuadrado.-
- Soy cuadrado.-
- Sí, sos cuadrado.-
- Y vos sos una esfera.-                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario